suscríbete al boletín diario

Crónica

Mesa de reinserción social presentó una fuerte estrategia de vinculación en días de pandemia

El trabajo de Gendarmería ha sido fundamental para que la Seremi de Justicia y Derechos Humanos logre establecer los trabajos conjuntos entre el mundo público y el privado, cuyo objetivo es lograr concretar los cambios de quienes fueron reclusos.


 Por Benjamín Ahumada

reinserción

En total son 235 cupos distribuidos en 15 cursos de formación en oficios que están contemplados para 2020, lo que triplica cobertura de 2019.

La necesidad y obligación del Estado de buscar apoyo y crear conocimientos para los reos que desean la reinsercial laboral y, en consecuencia la social, se ve reflejada en el trabajo de Gendarmería, que dependen del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

Así y con un amplio margen de participantes ligados al mundo público y privado, se desarrolló vía Zoom la 2da sesión anual de la Mesa +R, organizada por la Secretaría Regional de Justicia y Derechos Humanos, en conjunto con Gendarmería Biobío y el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence).

Los cerca de 30 intervinientes pudieron conocer los avances y cobertura del programa ministerial que, a pesar de la pandemia ha funcionado con la misma intensidad, incorporando a nuevos actores en tareas de colocación laboral.

El seremi de Justicia y DDHH, Sergio Vallejos, explicó que este es un proyecto relevante para la cartera y que, a pesar del contexto de crisis sanitaria, se mantiene el foco para darle continuidad. “Este es un proyecto muy ambicioso y pretende abarcar a todas las personas que están privadas de libertad y quieren reinsertarse. Partimos con 25 el primer semestre del 2019, subimos a 70 el segundo semestre de 2019 y para este año están preparados 235 cupos. Obviamente la pandemia nos impidió avanzar en la realización de estos cursos, sin embargo, hemos buscado la forma de seguir adelante con las capacitaciones y la colocación laboral”.

En tanto, el director regional de Gendarmería, coronel Diter Villarroel, acentuó que “el proyecto se ha instalado con fuerza en la región y ha consolidado el apoyo de un sector empresarial que tiene la llave para romper con el círculo de la delincuencia. Este año trae grandes sorpresas y se ha triplicado el número de cupos, distribuidos en siete rubros productivos que esperamos atiendan los requerimientos del mercado”, reforzó.

Destacan Socal Ldta., Valmar, Sigdo Kooper, Arauco, Mundo, fundación Somos Parte, CorpArauco, Cidere Biobío, Ayelén, Claro Vicuña, Alto del Valle Blanco, entre otros comprometidos con la reinserción. Asimismo, organismos de educación superior y formación técnica como la UCSC, US, Trainsmart, Corporación Cimientos de la CChC que participan activamente en la Mesa +R, y entidades públicas como Senda, Sernameg, Fosis, Sence y Gendarmería de Chile.

Prueba del interés por sumarse en la colocación laboral, es la empresa Eco-Chile, que impulsa un innovador modelo de economía circular (gestión sustentable de desechos), instalado en el barrio Boca Sur, de San Pedro de la Paz, bajo el nombre “La Casa de Diógenes”. Su gerente, Alejandro Trigo, mostró el impacto de un proyecto abocado al reciclaje de desechos que sirven como materia prima para fabricar partes y piezas de la construcción.

“Nuestra apuesta es por la inclusión laboral y en ese sentido hemos logrado un vínculo con Gendarmería. Las empresas deben creer y no tener miedo, porque las personas lo único que quieren es salir adelante, trabajar. Entre más reciclamos y entregamos esta nueva industria a la inclusión, generamos menos pobreza para entregarle oportunidades a quienes lo necesitan”, concluyó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
GendarmeríaReinserción LaboralReinserción Social

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes