suscríbete al boletín diario

Crónica

Temporada de riego en Biobío: advierten duro escenario de estrechez hídrica

En el caso de los regantes de Laja, se cuenta con una reserva de agua desde el lago del mismo nombre, lo que les permitiría enfrentar los meses venideros y, a su vez, reduciría el impacto en los rendimientos de cultivos como maíz, remolacha y empastadas.


 Por La Tribuna

41, lago Laja

Hasta el 20 de noviembre pasado, el río Laja tenía un importante caudal que se reflejaba en las populares cascadas de los Saltos del Laja, que mostraban un generoso volumen de agua muy propio de la mejor temporada de lluvias. De hecho, varias fotos y videos se subieron a las redes sociales para dar cuenta de ese hermoso espectáculo de la naturaleza.

Sin embargo, ahora el panorama ahora es diametralmente opuesto. El recurso hídrico ha mermado de manera significativa en ese curso fluvial y, en consecuencia, las cascadas han vuelto a presentar lo que viene siendo su habitual aspecto en la temporada de verano: apenas un par de hilos de agua que con desgano bajan por la pared de granito.

Llevado a la actividad agrícola, el escenario también se visualiza como muy complejo para los regantes debido a que los meses venideros son, precisamente, los de mayor demanda de agua. De hecho, Héctor Sanhueza, gerente técnico de la Asociación de Canalistas del Laja, advirtió que la condición de riesgo se observa como de “mucha estrechez”.

Es que, hasta septiembre del año pasado, el panorama era bastante halagüeño. “El 2019 tuvo en su momento características de un año normal. Hasta septiembre teníamos más nieve acumulada y un déficit de lluvias poco significativo”, comentó el representante de la mayor organización de regantes de la provincia de Biobío.

De hecho, en esos meses los agricultores de la zona tomaron decisiones de siembra a partir de la certeza de que tendrían el agua suficiente para los distintos cultivos, especialmente los de mayor demanda hídrica, como el maíz, remolacha y empastadas, que suman miles de hectáreas en la zona.

Sin embargo, todo cambió desde octubre en adelante. ¿Qué sucedió? El mismo Sanhueza lo explicó: “La primavera fue muy seca, lo que apuró los deshielos. En ese momento, los ríos se vieron abundantes en octubre y hasta mediados de noviembre, pero en esa fecha ya no quedaba nieve acumulada”. Debido a lo anterior, concluyó que ahora “nos encontramos en una situación de mucha estrechez”.

RESERVA SALVADORA

Pese a tal escenario, el representante de la Asociación de Canalistas del Laja destacó que ahora cuentan con una reserva de agua en el lago Laja, cuya existencia fue consecuencia del convenio suscrito en 2017 que, en los casos de sequía más grave (como ahora), le permite contar con un colchón de 770 millones de metros cúbicos hasta el 30 de abril, en que culmina la temporada de riego.

“Tenemos la ventaja, como provincia de Biobío que sacamos agua del río, de que tenemos un embalse, que es el lago Laja, en que convenimos un uso que hoy día nos está salvando la temporada de riego. Si no, estaríamos casi al nivel de lo que sucede en las cuencas más al norte”, comentó.

En ese marco, destacó el rol de la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) que, por consenso de los usuarios en el acuerdo de 2017, tiene a su cargo la administración de las aguas disponibles, a la espera de que se constituya la Junta de Vigilancia.

Sin embargo, esta favorable condición tiene un “pero” a consecuencia del aceleramiento de los deshielos. Es que el uso de ese colchón de agua se iniciaba habitualmente a mediados de diciembre o, incluso, en los primeros días de enero. No obstante, esta temporada “lo empezamos a usar el 22 de noviembre”.

¿Cuál es el problema? Que el agua disponible para riego (los 770 millones de metros cúbicos) se deberá usar por 120 días y no 90 días, como era lo habitual. Ello los obliga a hacer un uso mucho más racional del recurso, de tal forma de llegar con llegar con el agua hasta fines de abril para así “tratar de que el daño a los cultivos sea el menor posible”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes