suscríbete al boletín diario

Crónica

“Madres que buscan a sus hijos”: una organización de Los Ángeles que busca los bebés que les fueron robados

Durante la dictadura hubo organizaciones criminales que robaron recién nacidos para venderlos ilegalmente a familias de Chile y del extranjero. Hoy sus madres sueñan con volver a verlos.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2019-12-11 at 19.55.57

Hablar de adopciones ilegales es abrir una puerta difícil de cerrar rápidamente. No sólo por el dolor que implica a quienes nunca han estado cerca de esa terrible experiencia, sino porque además refresca la memoria en el lugar más negro de todos quienes sí han vivido una experiencia tan traumática y rotunda.

Si bien cualquier lector pudiera pensar que este tipo de delitos corresponde a hechos aislados, hay que recordar que entre los años 70 y 80 fueron más de 500 los casos conocidos, y eso sin contar todos aquellos bebés que fueron falsamente declarados muertos, y que en realidad están en alguna parte con otra familia. En la provincia de Biobío, específicamente en la comuna de Los Ángeles, también hubo casos de adopciones ilegales en las que, por medio del engaño, y de organizaciones de personas que realizaban los delitos, fueron sustraídos tanto recién nacidos como niños pequeños.

MADRES QUE BUSCAN A SUS HIJOS

El día 18 de marzo del año 89, Jeannete Aguilera fue a tener al Hospital de Los Ángeles al que sería su primer hijo. Entró al recinto llevando consigo una maleta de ropa de guagua y el nombre Pablo Andrés porque sabía, sólo con su intuición de madre y sin ecografía de por medio, que el bebé sería hombre. Lamentablemente después del parto le dijeron muy escuetamente que su hijo había muerto, no pudo ver el cuerpo y sólo le informaron que había sido llevado a una fosa común.

Pasaron más de 25 años, cuando viendo un reportaje por televisión supo que en la octava región durante los años 80 y principios de los noventa hubo muchas adopciones ilegales.

Entonces pensó que podía ser una víctima y en el cementerio no sólo comprobó que nunca existió una fosa común, sino que además supo que su caso coincidía con las muchas causas de delitos de tráfico de infantes y desaparición de niños. Fue entonces cuando comenzó su lucha.

Por Facebook comenzó a preguntar si había más personas que tuvieran la duda, o la terrible certeza de estar viviendo lo mismo que ella. Y así fue que comenzó a reunir madres que habían sido engañadas de la misma manera y, con el paso de los días y casi sin darse cuenta, ya estaban organizadas en una lucha común: saber del paradero de sus hijos.

“Cómo empezamos, somos una organización tan pequeña, tan inexperta, no tenemos idea de cómo empezar, pero sí estamos con las ganas de luchar por nuestros hijos. Necesitamos ayuda en todos los aspectos.

Soy una persona común y corriente, una dueña de casa que nunca se imaginó estar en esto. Entonces, para mí es muy difícil cuando dicen ‘organización’”, dice Jeannete Aguilera.


JEANNETTE AGUILERA: “Yo espero que esto crezca y que más gente se sume y estoy segura de que la gente se va a sensibilizar”

Consultada por la agrupación de la que es vocera, Jeannete dice “para mí es muy grande esa palabra” porque aún este grupo de mamás no tiene nada formalizado excepto el trabajo que realizan para tratar de perfilar resultados. Sin embargo, al responder sobre la esperanza que tiene respecto de lo que puedan lograr a futuro dice: “Espero que esto crezca, espero que muchas mamás que estén con la duda se acerquen y pregunten porque van a tener respuesta, las madres que sí tienen la seguridad de que sus hijos fueron adoptados ilegalmente van a tener el apoyo, no sólo mío, sino que de todas las mamás porque somos las únicas que sentimos el dolor. Las únicas que nos entendemos somos las madres. No hay hijos, no hay esposo, no hay hermanos, nada. Las únicas que sabemos cómo es este dolor, somos nosotras las madres y lo sé porque hablo con ellas, prácticamente a diario”. 

MÁS GENTE SE SUMA

Gracias a las redes sociales se han sumado más personas para conocer esta agrupación, y no sólo hay gente que es víctima sino que de a poco la idea es que todos quienes puedan ayudar a formar y potenciar a este grupo de mamás puedan hacerlo. Jeannete dice: “Acá pueden ingresar todos, no sólo las madres sino que también son bienvenidos los hermanos y padres que quieren saber de sus hijos. Yo espero que esto crezca y que más gente se sume y estoy segura de que la gente se va a sensibilizar y se van a dar cuenta de las adopciones ilegales”.

Dentro de aquellas personas que se han involucrado con la campaña de las “Mamás que buscan a sus hijos” está Gabriel Melo, quien es psicólogo, y jefe del equipo Prais del Complejo Asistencial Dr. Víctor Ríos Ruiz. Él, junto con otros profesionales, presta ayuda a Jeannete para dar apoyo psicológico y social respecto de lo que significa llevar la carga tremenda de estar en una lucha invisible y en una búsqueda constante.

Al respecto Melo indica que “lo primero y más general es que nosotros apoyamos en tratamiento, atención médica y psicosocial a personas que fueron vulneradas en sus derechos humanos durante la dictadura. Ese es nuestro mandato”. Y agrega: “Entonces nosotros estamos muy pendientes de poder apoyar más allá de si son o no, formalmente, parte de nuestro público-usuario en Prais. Estamos al pendiente de atender a esas personas que hoy día incluso se están enterando que fueron vulneradas en sus derechos humanos y alguien tiene que responder frente a eso y ese “alguien” es el Estado.

Nosotros estamos asumiendo a priori que el Estado tiene algo que hacer y por lo tanto, si somos un equipo especializado que atiende estas necesidades, estamos obviamente disponibles y, sobre todo -y esto es muy particular a Los Ángeles- porque una de las personas que pertenece a este grupo está ayudando a otras personas en la búsqueda de sus hijos y además, ella está en el programa Prais, así que estamos en contacto más directo con esa organización”.

Es probable que muchas personas que lean este artículo sientan la necesidad de apoyar a las madres que buscan a sus hijos. Y pueden hacerlo precisamente contactándolas a través de Facebook, ya sea para prestar apoyo en temas legales, sociales, o simplemente aportando con una mano amiga. Y también hay que recordar que, si conoce o es víctima de algún caso como este, o si tiene la duda, puede llamar al +569 94013520.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Bebés adoptadosDesaparicionesDictaduraHospital de Los AngelesJeannete Aguilera

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes