martes 12 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Histórico: Más de 10 mil angelinos marcharon por las calles de Los Ángeles

Otras comunas de la provincia también se plegaron a las manifestaciones a nivel país contra el costo de vida y otros problemas que aquejan a la población.


 Por Marisel Venegas

4.1 marchaa

La masiva congregación terminó de forma pacífica en la Plaza de Armas. Tras el final de la manifestación se registraron algunos desórdenes en el lugar.

Marisel Venegas Díaz

[email protected]

Hace algunos días que en la comuna de Los Ángeles, capital de la provincia de Biobío, así como también en otras comunas del territorio se sienten cacerolazos y bocinas. La comunidad ha salido a marchar por las calles acompañada de niños, adultos mayores y personas en situación de discapacidad. Pareciera que nadie quiere quedarse fuera de las reclamaciones sociales que si bien comenzaron en Santiago hoy son transversales en el territorio nacional.

Si bien la noche del domingo se produjeron disturbios que alteraron el orden público, las autoridades no han tenido la necesidad de decretar estado de emergencia en Biobío, como sí ocurrió con la provincia de Concepción. Por otra parte, las clases se mantienen normales para los estudiantes de educación básica y media, sólo las casas de estudios superiores con asiento en la capital provincial han tomado la medida de suspender por segunda jornada consecutiva sus actividades.

La cantidad de manifestantes que se congregaron por las principales calles y avenidas de la comuna superaron las expectativas, ya que fueron más de 10 mil personas las que caminaron con cacerola y sartén en mano y terminada la marcha se reunieron en la Plaza de Armas de Los Ángeles. Una congregación histórica en el último tiempo en la provincia. Karen Selaive fue una de las tantas jóvenes que asistió a este llamado a marchar y explicó que “estoy acá por todas las injusticias sociales que están ocurriendo en nuestro país, esto ya no se trata de ideologías de derecha o de izquierda, queremos que se entienda eso, no queremos divisiones sino soluciones a las diferentes demandas que tenemos como ciudadanos y como sociedad. Estamos cansados de que nos repriman, el Gobierno no nos ha dado ninguna solución, lo único que han atinado a hacer es sacar a los militares y a los carabineros a la calle para quitarnos la libertad legítima que tenemos de manifestarnos. Lo que necesitamos es que nos escuchen y nos den soluciones concretas, no queremos más abusos de ningún tipo”, enfatizó la joven.

Rosa Avello, profesora de Educación Básica, también llegó hasta la Plaza de Armas de Los Ángeles para unirse a esta manifestación social que se caracterizó por reunir a familias completas. “Yo estoy manifestándome en forma totalmente pacífica, porque creo que es la forma. El pueblo ha despertado, estamos cansados de los abusos a los que estamos expuestos en el día a día, son muchos años los que venimos resistiendo todo; ya basta de las malas pensiones, de los partidos políticos, de la crisis que vivimos en la salud, etcétera. Yo me siento engañada por el sistema, estafada y ya no deseo seguir aguantando toda esta situación. Yo siento que todo este estallido social pudo haberse evitado, pero no nos han querido escuchar y ahora estamos acá en la calle mostrando nuestro descontento que es transversal” indicó la mujer.

Paula Acuña fue otra de las mujeres que junto a su hijo se hizo parte de esta marcha. “Quiero un mejor futuro para mis hijos y para mis nietos, por eso estoy acá hoy, no quiero que ellos pasen por las mismas cosas que he pasado yo y mis antepasados”, agregó.

Quienes acudieron al llamado de esta multitudinaria marcha lo hicieron con pancartas alusivas al fin de las AFP, al cuidado del agua, del medio ambiente y, también, como una manera de mostrar su descontento ante la militarización de las demandas sociales por parte del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera.

Lienzos con frases como “No más montajes”, “No estamos en guerra” o “Queremos libertad de expresión” fueron miles los angelinos que circularon por las calles. Entre ellos, Patricia Jara, quien sostuvo que las motivaciones por las que se plegó a esta manifestación social fueron que “estoy aburrida de las injusticias sociales, no podemos seguir permitiendo que se burlen de nosotros, ayer nuestro Presidente dijo que estábamos en guerra y yo me pregunto en guerra con qué. Nosotros solamente estamos pidiendo lo justo, un pasaje digno, pensiones, más trabajo, viviendas, atenciones médicas de calidad, es un sinfín de cosas. No queremos más abusos y por eso hemos salido a las calles” explicó.

Cabe destacar que la marcha duró aproximadamente 2 horas, en las que la pasividad de la comunidad fue una de las características fundamentales y que caracterizaron la manifestación.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes