viernes 22 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Crisis social por alza de pasaje en el metro continúa con desmanes y protestas en todo Chile

El estallido social que comenzó por la variación del precio en el transporte público ha desembocado en una crisis social comparable con las revueltas de principios del siglo XX en Valparaíso y Santiago.


 Por Benjamín Ahumada

4.3

El estallido social que comenzó por la variación del precio en el transporte público ha desembocado en una crisis social comparable con las revueltas de principios del siglo XX en Valparaíso y Santiago.

Entre 1888 y 1905 se vivieron parte de las expresiones de descontento social más importantes que registra la historia de Chile. La primera fecha es vista como el origen de las manifestaciones que se extenderían, incluso, hasta la tristemente célebre Matanza de Santa María.

El 29 de abril de 1888, un grupo de obreros, artesanos, anarquistas, radicales y jóvenes intelectuales convocan a la llamada Huelga de los Tranvías. Se trató de una manifestación pacífica que terminó en sangre, debido al descontento social.

En 1905, la llamada Semana Roja de la Carne terminó con las calles de Santiago manchadas de sangre; esa vez los chilenos protestaron por un impuesto que encarecía la carne importada desde Argentina.

Sobre descontentos sociales, revueltas y manifestaciones violentas se ha construido una parte poco difundida por los grandes canales históricos de nuestra nación, pero que ha existido, por lo que llegan a este artículo como recuerdo de las manifestaciones sociales provocadas por distintos gobiernos y que han afectado a la nación en general.

LA CRISIS SOCIAL DE 2019

Durante los últimos años, sin importar el gobierno ni los colores políticos, los chilenos han repletado las calles, sobre todo en temas relacionados con las AFPs, la salud, la educación y los salarios.

Van años que estos ingredientes se cuecen a fuego lento en una olla a presión que no soportó, pues el último ingrediente generó una vez más la salida a las calles de los estudiantes. El alza del pasaje del transporte público en la región Metropolitana (6 de octubre) fue el detonante.

Pero esta vez se sumó algo que no se esperaba: comentarios de la cúpula gobernante que, a los ojos de la sociedad, parecieron burlas dirigidas al pueblo.

Levántese más temprano, haga vida social en las colas de los consultorios y bajó el precio de las flores, fueron otros de los ingredientes no considerados.

El 11 de octubre, los alumnos del Instituto Nacional comenzaron con las avalanchas para evadir el pago del pasaje en el metro; la protesta fue seguida por alumnos de otros establecimientos, luego por los universitarios y, más tarde, por los pasajeros habituales, pero todo se detuvo tras amenazas de acciones legales y proyectos de ley (impulsados desde RN) para sancionar a los evasores.

La fuerte presencia de carabineros del GOPE en las estaciones del metro solo acrecentó el descontento, y las amenazas de los militares a la calle convirtiéronse en realidad.

El estallido social en Chile comenzó el viernes en la tarde y hasta hoy continúa.

EL GOBIERNO

Desde siempre, el gobierno del Presidente Sebastián Piñera se mantuvo alerta a las protestas de los santiaguinos, pero no fue hasta el incendio en Enel y las destrucciones al metro que no se determinó el estado de emergencia.

Cuando eso ocurrió, en la región Metropolitana los delincuentes ya habían comenzado con los saqueos y el tema se le había escapado de las manos a La Moneda.

BALANCE

Al cierre de esta edición, las autoridades daban cuenta de siete personas muertas en incendios provocados en medio de los disturbios. Dos murieron al interior de un supermercado Líder, en Puente Alto, y otras cinco en la fábrica de ropa interior Keyser, en Renca.

Además, 80 estaciones del metro registraban problemas y el estado de emergencia se extendía, además de la región Metropolitana, la provincia de Valparaíso y Concepción, a Antofagasta, Coquimbo y La Serena.

LA SITUACIÓN EN LA PROVINCIA DE BIOBÍO

Por ahora, los biobienses están tranquilos y, más allá de las marchas espontáneas realizadas el sábado y el domingo, todo sigue como siempre.

La provincia de Biobío está sin toque de queda, por lo que las clases para la enseñanza prebásica, básica y media se mantienen con normalidad.

OTRA VEZ REGIONES QUEDA FUERA

El proyecto de ley que se votó de manera extraordinaria para suspender el alza en el pasaje del metro generó de inmediato polémica.

La presentación del Ejecutivo solicita de inmediato 3 mil millones de pesos para paliar el déficit que quedará por dar pie atrás, sin embargo, no hay fondos para el resto del país, pues es sabido que cada vez que se inyectan fondos al Transantiago, por efecto de la llamada Ley Espejo se debe enviar a las regiones la misma cantidad de dinero.

Por lo mismo, una vez más, lo que parecía ser una votación simple (más allá de la discusión que se diera en el Congreso) se desarrolló con serios incidentes entre los congresistas.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Crisis SocialEstado de EmergebnciaçEstallidoPIÑERA

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes