viernes 15 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Proyecto permitirá habilitar Red de Medición de calidad de Aire en Los Ángeles

La iniciativa desarrollada por Inacap con el apoyo de la Dirección de Medio Ambiente, Educación, Salud y Dideco de la Municipalidad de Los Ángeles, cuenta además, con el patrocinio del Consejo Urbano.


 Por Juan Villalobos

4.0 principal

Con el objetivo desarrollar una Red de Medición de Calidad de Aire, que permita facilitar la toma de decisiones por parte de las autoridades y además, sensibilizar a la comunidad en relación al tema de la contaminación ambiental es que se está desarrollando en nuestra ciudad el proyecto “Constructores del Nuevo Aire”, iniciativa liderada por Inacap con el apoyo de la Dirección de Medio Ambiente, Educación, Salud y Dideco de la Municipalidad de Los Ángeles.

El proyecto, hoy en fase de implementación, cuenta con el patrocinio del Consejo Urbano de Los Ángeles, instancia público-privada cuyo objetivo es aportar al desarrollo urbanístico de la comuna. “En esta iniciativa está involucrada la Municipalidad de Los Ángeles, quienes a través de su Dirección de Medio Ambiente, Educación, Salud y Dideco, nos permitieron sumarnos a su trabajo, aportando con nuestras iniciativas lideradas por las áreas de Informática y Telecomunicaciones; y Humanidades. Cuenta también con el patrocinio del Consejo Urbano, quienes colaborarán en la aplicación de una encuesta en la comunidad. Actualmente el proyecto está es etapa de instalación y operatividad y se espera que esté terminado al 30 de noviembre”, contextualizó Felipe Menanteau, director de Vinculación con el Medio de Inacap, quien además, es presidente del Consejo Urbano.

La encuesta mencionada se realizará a distintos grupos de la población para conocer cómo las personas conciben y utilizan la energía, en invierno. Esto permitirá complementarlo con el sistema de sensorización, y además hacer un nexo para facilitar la implementación del Plan De Descontaminación en Los Ángeles.

EL PROYECTO

Hoy en Los Ángeles existen sólo dos sensores que miden la calidad del aire. Con este proyecto se generará una Red de sensores –se suman cinco más- que permitan medir con mayor grado de cobertura, los índices de PM 2,5 que se concentran en los distintos barrios de Los Ángeles, publicando esta información en un sitio web desde donde se analizarán y entregarán a la comunidad. Así fue explicado Gregory Flores Astorga, académico del área Telecomunicaciones, Conectividad y Redes de Inacap Los Ángeles quien recalcó que este proyecto se realiza a nivel institucional en todo el país, pero significativamente relevante en nuestra ciudad, por sus índices de contaminación. Es un mecanismo que permitirá la entrega de datos precisos, y en distintos puntos de la ciudad. “Nosotros buscamos con este proyecto bajar datos precisos para lograr un método de concientización en la comunidad. La primera fase es la instalación de los equipos, luego viene una fase de involucrarse con la comunidad a través de charlas y encuestas, y luego trabajar en conjunto con la municipalidad para lograr concretar acciones que minimicen el impacto de la contaminación”.

El académico fue enfático en señalar que con estos datos no sólo se busca realizar estudios y entregar información para la toma de decisiones de las autoridades; sino también se busca sensibilizar a la población y lograr un cambio cultural frente a la contaminación atmosférica. “Con estos datos ya se puede hacer estudios, pero vamos a implementar una página distinta para entregar la información a la gente. La idea es mostrar los números y hacer que las personas entiendan como ellos afectan a estos números”, precisó.

Finalmente, detalló que los dispositivos instalados tienen tres sensores básicos: uno que mide el material particulado (PM 2.5, PM 10), otro que mide la cantidad de dióxido de carbono, oxígeno y otros gases nocivos, y finalmente un tercer sensor que mide la humedad y la temperatura del ambiente. “Estos tres sensores se mezclan y hacen una sumatoria de datos que van a una página, datos que son enviados a través de una red inalámbrica, wifi de cada colegio, en esta página se procesan y envían gráficos. De aquí se obtiene el material que luego será llevado a una segunda página, que está en proceso de desarrollo, pero será el que entregue la información final a la comunidad”.

La puesta en marcha del proyecto se está realizando con el apoyo de estudiantes de la misma institución de educación superior. Una de ellas es Oditza Gaete, estudiante de Ingeniería en Informática, y vecina de la comuna de Nacimiento. Trabaja junto a otro compañero, ella en la implementación de la página web y su compañero en la programación de los sensores. Sobre la experiencia dijo: “He aprendido mucho, si bien Inacap enseña muchas de las herramientas para hacer esto, con el proyecto hemos aprendido mucho más. Estoy desde que se solicitó hacerlo, yo me dedico hacer la página y otro compañero a programar los sensores”.

EL ROL EDUCACIONAL

Los sensores están instalados –pensando en abarcar un amplio radio urbano- en las escuelas Escuela Isla del Laja, Nieves Vásquez Palacios, Arturo Alesandri Palma, José de san Martín (en proceso) y Manuel Blanco Encalada.  

En este último, su director Eduardo Fernández valoró la iniciativa que permite –dijo- educar en este tema desde los primeros años. “Esto es algo muy bueno, nos va ayudar mucho como ciudad pero también como escuela, para trabajar a nivel curricular, en ciencias, matemáticas, tecnologías. Estamos agradecidos de ser considerados en este proyecto por nuestros vecinos, que son Inacap”.

El director señaló que la instalación del sensor ya ha causado curiosidad entre la comunidad educativa, pero esperan la fase de implementación para dar a conocer el trabajo a los apoderados. De todas formas, se mostró feliz por el interés de los niños y niñas del establecimiento, que hoy alberga a más de 540 estudiantes. “Muchos ya saben de lo que trata el proyecto y esto sin duda será un grano de arena para incentivar desde los más pequeños el cuidado del medioambiente”.

CHARLAS Y TALLERES

Sumado a la instalación de los cinco primeros sensores, se realiza en establecimientos educacionales una campaña que contempla charlas y talleres para educar a los niños, que son los principales agentes de cambio, respecto a esta amenaza.

Al respecto, Marcela Pérez, coordinadora del programa de Innovación Pedagógica y Educación para la Sustentabilidad de la Dirección de Educación Municipal valoró el trabajo que se está realizando, y señaló que es un proyecto que les entrega insumos en tres líneas de acción. “Son tres líneas de acción con las que trabajamos con este proyecto. El primero: a los docentes le entrega datos como insumo pedagógico; segundo, permite hacer gestión dentro de la comunidad educativa sensibilizando a los apoderados, docentes y estudiantes, y por último, va de la mano de cómo nos relacionamos con el entorno y como parte de la Red de comunidades escolares sustentables los datos nos permiten trabajar en acciones concretas. En definitiva, permite la vinculación entre la educación y la gestión ambiental en sí” valoró.

A nivel más particular, Pérez indicó que es proyecto de gran relevancia porque “es un insumo para generar conciencia porque a veces como seres humanos necesitamos el dato duro, a veces no es suficiente con lo que palpamos, olemos y sentimos, sino que también requerimos conocimientos e información más concreta, que permite darnos cuenta que necesitamos hacer cambios profundos como personas”, puntualizó.

En esta línea, es necesario destacar que el proyecto también tiene como objetivo la democratización de la información que entregue este sistema de monitoreo, lo que permitirá “que la ciudadanía se empodere y tome decisiones en beneficio de su salud”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes