viernes 20 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Alternativas de mitigación al cambio climático son analizadas en Biobío

Se realizaron actividades similares en Los Ángeles y en Santa Bárbara para evaluar el comportamiento y el efecto del cambio climático, bajo la perspectiva de actividades productivas, asociadas tanto a la apicultura y la producción maicera.


 Por Claudia Robles

SEMINARIO (2)

Variables meteorológicas extremas -como precipitaciones intensas en corto tiempo y escasez hídrica generalizada en el país, con sequías y cambios en el régimen de precipitaciones son algunos de los efectos que se presentan con mayor fuerza, producto, en gran medida, del cambio climático.

Se trata de un escenario que preocupa al sector productivo y que es motivo de análisis no sólo entre gremios, sino también en comunidades educativas, entre ellas, Santa Bárbara, donde la municipalidad organizó una charla sobre “cambio climático”, que congregó a estudiantes, apicultores, dirigentes, vecinos, directivos municipales y de establecimientos educacionales, que con gran interés se sumaron a la jornada que dictó el meteorólogo, Gianfranco Marcone, referida al cambio climatológico y su injerencia en el medio ambiente.

Marcone, llegó hasta la comuna de Santa Bárbara, accediendo a una invitación de la Municipalidad, a través de la Oficina de Medio Ambiente. Al respecto, el alcalde Daniel Salamanca destacó el aporte y el conocimiento compartido por el meteorólogo de Mega, Gianfranco Marcone, magíster en cambio climático de la Universidad Europea del Atlántico-España, “entregó varios consejos a los asistentes, especialmente a los niños respecto de cómo debemos proteger el planeta”.

El experto en meteorología, con posterioridad, se trasladó a Los Ángeles, donde junto al empresario tecnológico, Gabriel Gurovich, intervinieron en el seminario “Maíz, una ventana al futuro de la alimentación”, organizado por Copeval.

AMENAZAS MEDIOAMBIENTALES

En conversación con Diario La Tribuna, Gianfranco Marcone,

meteorólogo de Chileweather y de MEGA afirmó que se deben evaluar distintas variables de impacto directo en el medioambiente. “Básicamente estamos con un cambio climático generalizado de las condiciones meteorológicas de los distintos lugares del mundo, producto de los gases efecto invernadero. Es decir, el clima claramente está evolucionando de una manera más reactiva, más violenta producto de la cantidad de gases por efecto invernadero, que estamos emitiendo a la atmósfera porque contaminamos más, porque somos más, por una serie de factores”.

Agregó que el panorama actual provoca que las variables meteorológicas, se estén comportando de manera distinta, “de manera más violenta, con lluvias intensas de corta duración, fuertes vientos, sequía. Eso claramente, está afectando y amenazando de alguna manera a la humanidad”.

Planteó además que el clima en la región del Biobío, ya está cambiando, y que dicho comportamiento derivó en que un porcentaje importante de agricultores cambiara de rubro productivo dadas las perspectivas de desarrollo, “muchos cambiaron de la ganadería a la fruticultura. La fruticultura llegó para quedarse en esta zona del país, producto que claramente hoy día, están las condiciones meteorológicas más ideales para este tipo de actividad”.

Sobre los temas de mayor interés planteados por los productores mencionó la disponibilidad de agua, cómo viene el verano y los riesgos de incendios forestales, asociados a las diferentes actividades que se desarrollan en la zona.

En otro orden también destacó la realización en nuestro país, de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019, también conocida como COP25, evento que reunirá en diciembre de este año, a más de 25 mil personas, de 196 países, en torno al cambio climático y sus consecuencias. Los ojos del mundo estarán puestos en Santiago y en el rol que jugará Chile como el mediador de las negociaciones. “Invitar a toda la gente a que se interiorice de estos temas. Este año estamos en escenario de COP 25. Llega la Cumbre Mundial del cambio climático. Por lo tanto, es una muy buena instancia para obtener mayores conocimientos respecto de estos temas: medioambiente y cambio climático. Creo que entre más obtenemos conocimiento más posibilidades tenemos de hacer cosas para poder contrarrestar el problema”.

CAMBIOS INTERESANTES Y POTENTES

Gabriel Gurovich, ingeniero civil y emprendedor tecnológico,

dictó la charla “Alimentando el futuro”, abordando el tema de la digitalización y cómo la tecnología comienza a penetrar en la industria del agro. En ese contexto, orientó a los agricultores respecto de lo que ocurrirá en la industria, en los próximos 10 a 15 años, asociados a los avances tecnológicos exponenciales, desde las máquinas, automatización, el manejo genético de las especies y los adelantos que, de una u otra maneja, redibujan la tarea del agricultor.

“En los próximos años, la industria de los alimentos, y en particular el rubro agrícola, vivirá un cambio acelerado en la forma en que se manejen los procesos productivos. Ya no sólo la experiencia de un agricultor y de las personas que manejan el campo, sino que un montón de información y datos que son recogidos en tiempo real, con apoyo de la tecnología, sensores y sistemas, que van a ayudar a los agricultores a entender y manejar con más precisión y mejores resultados sus cultivos”.

Sobre el tema central de su intervención aseveró que “el futuro de la alimentación no está asegurado si no se ejecutan cambios interesantes y potentes en el mundo. Al 2030, el desafío significa alimentar a 3 billones de personas adicionales a las que somos hoy día. O sea, 3 mil millones de personas en el mundo entero, que van a demandar alimentos de calidad, bien producidos, con claridad respecto de su procedencia y cómo fueron manipulados. Poder lograr ese estándar requiere hoy día de mucha tecnología”.

En tal sentido planteó los desafíos que se deben asumir de aquí a cinco años, “aquellos desafíos que les va a tocar asumir a los agricultores de la región, y en general de nuestro país, integrar la tecnología en sus procesos… Esto, se vuelve algo necesario de conocer y de perderle un poco el susto, sino que más bien, abrazar esta oportunidad con entusiasmo con una mirada optimista de las oportunidades que se van a venir para todos”.

Gurovich aseveró que Biobío conforma una provincia agroalimentaria de elite, que cada vez está más conectada al mundo. “Quizá, hace 20 años, era impensado exportar fruta fresca a China porque simplemente no llegaba. La tecnología ha ido permitiendo acercar a la provincia de Biobío a los mercados como una potencia agroexportadora. Ahí, las oportunidades que se abren son realmente espectaculares. La buena noticia es que cada vez es más barato, más simple y accesible para el que quiera subirse a este tren del cambio tecnológico”. 

SALTAR AL CARRO DE LA TECNOLOGÍA

Del temor y la incredulidad, instó a generar cambios que permitan avanzar en el uso de las tecnologías, “acercar éstos temas, que podrían sonar un poco difíciles o lejanos, y demostrar que esto, es realmente una oportunidad. “Las tecnologías industriales, y sobre todo agroindustriales, están cada vez más a la mano y a disposición de quien las quiera”. 

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes