martes 20 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Hasta 50 millones de pesos tendrán que pagar empresas que no retiren los cables en desuso

El proyecto que modifica la Ley General de Telecomunicaciones quedó listo para convertirse en ley y obliga a retirar el material que no usa, con fiscalización y multas si no se hace.


 Por Sebastián Carrizo

19.1

Sebastián Carrizo

[email protected]

No hay que caminar muy lejos en Los Ángeles para encontrarse con una gran cantidad de cables colgando de los postes del tendido eléctrico. El centro de la ciudad, de hecho, es donde se congrega la mayor parte del material y donde la contaminación visual que genera se ve de manera más patente.

Ese panorama comenzará a mejorar cuando entre en vigor el proyecto que aprobó la Cámara de Diputados para regular el tendido y calificar de desecho lo que no está siendo utilizado, dando plazo a las empresas dueñas del material para retirarlo.

El proyecto que modifica la Ley General de Telecomunicaciones quedó en condiciones de convertirse en ley tras el trámite en el Parlamento.

Con ello, se fijarán obligaciones para las empresas que cuenten con líneas aéreas o subterráneas de servicios de telecomunicaciones, obligándolas a retirar la cantidad de cables que hoy están en desuso y haciendo exigible la fiscalización por parte del Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, así como el establecimiento de multas en caso de incumplimiento.

El senador Felipe Harboe fue uno de los impulsó el proyecto y se mostró conforme por el estado en el que se encuentra.

“Se trata de una ley que mejorará la calidad de vida de nuestras comunas, sin costo para los municipios”, comentó.  

Así, el documento legal señala que las empresas serán las responsables de la adecuada “instalación, identificación, modificación, mantención, ordenación, traslado y retiro“, planes de gestión que deberán dictarse en un plazo máximo de 90 días desde la publicación de la ley en el Diario Oficial.

Pasado este periodo, el cableado que se encuentre en desuso será calificado como “desecho”, estableciéndose un plazo de cinco meses para que las empresas lo retiren. En caso de incumplir, las multas fluctuarán entre 100 a las 1.000 UTM, los cuales serán destinados a la municipalidad respectiva.

LA REGIÓN “ADELGAZÓ” 29 TONELADAS

El Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones inició un trabajo con municipios y empresas del rubro para que liberaran, de manera voluntaria, sus escombros aéreos, lo que se traduce en 29.544 kilos de cables retirado en la Región.

“Por eso valoramos aún más que se haya aprobado esta ley, denominada ‘Chao Cables’, porque aquellas empresas que no se han sumado al trabajo voluntario tendrán que cumplir la Ley e iniciar el retiro y ordenamiento de cables”, indicó el seremi Jaime Aravena Selman.

Dentro del trabajo realizado por Subtel Biobío destaca el retiro de desechos aéreos que se ha logrado en comunas como Concepción, Penco y Chiguayante, entre otras. “Actualmente tenemos mesas de trabajo operativas en Cañete, Laja, Lebu y Lota. Con Talcahuano, estamos haciendo un trabajo especial a causa de la emergencia que los afectó con el paso de la tromba, por lo que una vez finalizado eso, comenzaremos una mesa programada con sectores determinados” aseguró la autoridad de Transportes en la Región.

De los cerca de 30 mil kilos de cable retirados hasta hoy en la Región, Laja es la comuna con mayor retiro superando los 15 mil kilos, 3 mil pertenecen a Concepción, 1.100 a Cañete, 1.070 a Lebu, 940 en Lota, 5.336 en Penco y Chiguayante con 2.258.

DESTACADO

COMUNAS DE LA REGIÓN CON MÁS BASURA AÉREA

Laja – 15 mil kilos

Penco – 5.336

Concepción – 3 mil kilos

Chiguayante – 2.258 kilos

Cañete – 1.100 kilos

Lebu – 1.070 kilos

Lota – 940 kilos


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes