sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Enfermedades respiratorias: alerta por aumento de la circulación viral en Biobío

Desde la Seremi de Salud llaman a la población a adoptar las medidas de prevención, mientras que el Servicio de Salud Biobío entregó importantes recomendaciones.


 Por Alejandra Sánchez

12.1

Alejandra Sánchez O.

[email protected]

Comenzó el invierno y con ello el aumento de la circulación viral, con la que aparecen una serie de enfermedades respiratorias, donde la más temida es la causada por el virus sincicial, que ya presenta un significativo aumento.

Según las últimas cifras, en la semana 23, correspondiente al 8 de junio, en Biobío se consideró un significativo aumento en el virus respiratorio sincicial, pasando de 42 a 80 virus en ese periodo.

Con respecto a la circulación viral, el Seremi de Salud del Biobío, Héctor Muñoz, detalló que pasó de 495 a 690 virus detectados la última semana, “siendo superior en un 41,7% respecto a lo observado a igual fecha del año pasado”.

En cuanto a las consultas de urgencia por enfermedades respiratorias, al 8 de junio se contabilizan 249 mil 285 consultas, que representan un 19.3% menos que las del año pasado a igual fecha, y un total de cuatro mil 502 hospitalizaciones por las mismas razones, que significan un 21.9% menos que el año anterior a igual fecha. 

Por ello, desde la Seremi se volvió a realizar un llamado a la población a adoptar medidas de prevención en el marco de la campaña de invierno.

“En virtud del alza de circulación viral, insistimos en la necesidad de adoptar medidas de prevención, como mantener superficies limpias y desinfectadas, ventilar la casa diariamente, no fumar, lavado regular de manos, estornudar o toser en el antebrazo, prender y apagar la estufa fuera del hogar, y usar pañuelos desechables sin reutilizarlos”.

RECONOCIMIENTO DE SÍNTOMAS

Respecto al reconocimiento de síntomas, en menores de un año corresponden a dificultad para respirar, hundimiento del pecho entre las costillas, labios morados, irritabilidad y falta de apetito. 

En embarazadas, dicen relación con dificultad respiratoria, respiración rápida o ruidosa, tos o escalofríos, decaimiento, sueño y falta de apetito, mientras que en personas mayores corresponden a falta de apetito, malestar, decaimiento, tono de piel o boca azulada, dificultad respiratoria, puntadas en las costillas y tos con sangre.

RECOMENDACIONES Y MEDIDAS PREVENTIVAS

En tanto, desde el Servicio de Salud Biobío, a través de la pediatra broncopulmonar Pamela Navarrete, dieron a conocer medidas preventivas que las personas deben tomar este invierno para protegerse y hacer lo propio con quienes los rodean.  

Cabe enfatizar que las bajas temperaturas conllevan una alta probabilidad de contraer enfermedades que afectan las vías respiratorias y provocan desde molestias en la garganta hasta enfermedades pulmonares graves.

En este sentido, la jefa del servicio ambulatorio pediátrico del Complejo Asistencial de Los Ángeles sostuvo que “las personas deben considerar que los niños pequeños son una población de riesgo, como los prematuros y los menores de tres meses”.

Agregó que “debemos preocuparnos de tenerlos en casa, evitar que personas resfriadas los visiten y no sacarlos a lugares aglomerados, como los centros comerciales”.

Es importante tomar medidas para no contagiarse, por lo que la prevención es un aspecto clave a la hora de hacer frente a este invierno y proteger a los más pequeños.

Es por esto que la profesional sostuvo que la medida de protección más importante de los niños es la vacunación, por eso es que deben tener su calendario de vacunación al día.

Señaló que “solo en el caso de tener fiebre no se pueden vacunar, pero si están solamente resfriados, sí lo pueden hacer”.

Del mismo modo, recalcó que se pueden incorporar en la rutina diaria de cada persona otras medidas de prevención. “Cuando las personas lleguen a la casa, deben lavarse las manos constantemente, sobre todo al tomar a un niño, así como ventilar la casa cinco minutos por la mañana y cinco minutos por la tarde para que la humedad salga”, agregó la pediatra.

ESTADO DE GRAVEDAD

En tanto, la doctora Navarrete declaró que es importante distinguir cuándo una patología en un niño es grave y amerita acudir a las urgencias.

“Es importante señalar que consultamos a la urgencia cuando un niño tiene fiebre alta o una fiebre no tan alta, pero persistente de más de tres días, que el niño esté irritable, que no se calme con nada, que no tome leche, que tenga dificultad respiratoria o que se canse al respirar, que hunda las costillas y que tenga su boca o dedos azules; en estos casos debieran consultar en una urgencia”, señaló.

La pediatra broncopulmonar sostuvo finalmente que en los niños menores de tres meses, hay que tener una mayor preocupación: “los síntomas más comunes en estos menores son apnea, un poco de tos, un poco de mucosidad y tener fiebre. Entonces, con estos síntomas, en estos menores se debe consultar”. 

FRASE DESTACADA

“Las personas deben considerar que los niños pequeños son una población de riesgo, como los prematuros y los menores de tres meses”.

Dra. Pamela Navarrete

Jefa del servicio ambulatorio pediátrico del Complejo Asistencial de Los Ángeles.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes