miércoles 17 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Se recupera estudiante que manejaba Uber “volador”

Actualmente se recupera tras sufrir lesiones y una fractura de clavícula, luego que el automóvil se viera envuelto en medio del huracán.


 Por Claudia Robles

PRINCIPAL ESTUDIANTE UBER

Claudia Robles Maragaño

[email protected]

En el Hospital de Los Ángeles fue intervenido quirúrgicamente

Marco Antonio Mora Conejeros, el estudiante de quinto año de la carrera de Ingeniería en Prevención de Riesgos de AIEP, que conducía un automóvil, que se vio envuelto en pleno tornado, la tarde del jueves 30 de mayo.

El estudiante, trabajaba con la aplicación Uber, y minutos antes de las 18:00 horas, se había trasladado en respuesta al llamado de pasajeros hasta avenida Sor Vicenta, justo en el acceso al condominio El Avellano, donde bastaron un par de minutos para que todo cambiara.

Marco Mora estaba al volante del Toyota New Yaris del año 2011, con el cinturón de seguridad accionado, cuando los minutos se volvieron interminables, luego que el vehículo saliera eyectado desde El Avellano hasta el acceso Amatista, atrás de Lipigas, quedando con pérdida total, tras literalmente aterrizar, a unos 50 metros de distancia.

El proceso de recuperación ha sido favorable, “el día lunes, me llamaron del hospital para realizarme la operación, a eso de las 5 de la tarde. Todo salió bien” relata con optimismo, mientras ahora enfrenta la fase de recuperación tras recibir el alta médica. “Me pusieron unas placas con tornillos y quedé con una cicatriz de unos 12 puntos que debo cuidar para evitar cualquier complicación” detalla, previo a la rehabilitación a la que será sometido con apoyo de kinesiólogos. “Ahora tengo que realizar ejercicios de brazo para recuperar la movilidad, debido a que eso, es lo complicado porque deben adecuarse los metales y regenerarse los ligamentos”.

SOLIDARIDAD Y PREOCUPACIÓN

Marco Antonio Mora destacó que dentro de todo el impacto que provocó el accidente, que alteró su vida cotidiana, también recibió muestras de afecto y solidaridad, por supuesto de su entorno más directo y familiares.  

“Mis compañeros de carrera están siempre muy preocupados, desde el mismo día del accidente. Han ido a mi casa, realizado colectas, siempre muy pendientes al igual que en AIEP” destacó, instituto donde no deberá seguir cancelando los aranceles, “eso fue un gran alivio. Muy agradecido”.

Una vez avance la recuperación, espera retomar el ramo pendiente de la carrera, “por precaución, esta semana, no podré asistir a clases, pero ya desde la próxima, me reincorporo. Por lo menos, tengo el brazo derecho bueno y puedo escribir”.

SIN DINERO

Mientras se prolonga el proceso de rehabilitación, el estudiante se ve imposibilitado de trabajar, tal como lo hacía hasta antes del tornado. Ahora depende de la solidaridad de sus más cercanos y de la realización de eventos.

“Desde la empresa Uber, se desligaron totalmente. Hubo cero apoyo. Abogados que me prestaron asesoría, se contactaron con ellos para ver la posibilidad de algún tipo de ayuda o seguro y la verdad es que fue nulo. Absolutamente nada aunque primero me habían dicho sí” aseguró.

Agregó que con apoyo de su familia y amigos, organizaron dos actividades. La primera, el sábado 29 de junio, con un bingo que se realizará en el sector Peñaflor, en el cruce La Mona, en un centro de eventos, a partir de las 16:00 horas. No sólo se podrá participar del bingo sino que también disfrutar de comida casera, en un evento que incluye música ranchera.

Un segundo evento solidario se planifica en La Casa de Todos, en fecha a confirmar, con apoyo de bandas y músicos locales.

“Si no trabajo, no tengo dinero, entonces dependo de esas actividades para cubrir mis gastos personales, porque no muy pronto, podré volver a manejar”.

LA RECUPERACIÓN

En los próximos días, iniciará la terapia de rehabilitación con kinesiólogos, mientras que emocionalmente comenta, se ha visto fortalecido por la preocupación demostrada no sólo por su entorno familiar. 

“En la municipalidad han estado pendientes de mi estado y de las actividades solidarias, organizadas por mis amigos y familiares, que han estado atentos y pendientes de mi estado anímico. En darme aliento cuando lo he necesitado”.

Marco Antonio Mora Conejeros comenta que ahora debe realizar ejercicios de brazo para recuperar la movilidad, “eso es lo complicado porque deben adecuarse los metales y regenerarse los ligamentos”.

Luego de elevarse por efecto del tornado, y salir expulsado por cerca de 50 metros, el vehículo terminó por caer en un terreno atrás de Lipigas, en el acceso al condominio Amatista.

Asegura que el cinturón de seguridad lo protegió, y evitó que saliera expulsado del automóvil, que quedó convertido en chatarra.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes