suscríbete al boletín diario

Crónica

¿Cómo operan los seguros en caso de un desastre natural?

Luego de la catástrofe que afectó a la comuna de Los Ángeles, donde un tornado destruyó inmuebles públicos y privados, surge una duda por parte de los propietarios: ¿Qué pasos seguir para cobrar el seguro tras los daños?


 Por La Tribuna

Condominio Santa Ana

Un seguro de hogar consiste en un contrato mediante el cual una compañía aseguradora se compromete a cubrir los daños que puedan ser causados en un inmueble y los bienes en su interior.

Ociel Rubilar Vallejos, abogado residente del Condominio Santa Ana, el cual está ubicado aproximadamente a cuatro cuadras de la denominada Zona Cero, vio afectado gravemente su hogar y el de sus vecinos. Respecto a los pasos a seguir al momento de cobrar el respectivo seguro, señaló que es clave revisar la póliza del seguro contratado.

Ociel Rubilar Vallejos, abogado residente del Condominio Santa Ana.

“El procedimiento para activar el seguro comienza con la denuncia del siniestro ante la institución bancaria que otorgó el crédito hipotecario, el corredor de seguros o la compañía aseguradora, en la forma y plazos que indique la respectiva póliza”, comentó.

También recalcó que si el propietario no dispone de ella, puede solicitar una copia al banco o directamente a la compañía aseguradora. La denuncia se puede efectuar a través de la página web del banco, compañía de seguros o línea telefónica.

Recomendaciones

Francisco Aros, gerente comercial de la Inmobiliaria Aitué, se refirió a las acciones que deben seguir los propietarios para corroborar el siniestro: “Es recomendable que los clientes hagan un catastro mediante fotografías en detalle para adjuntarlas junto con la denuncia que se efectúe en el seguro”.

Francisco Aros, gerente comercial de la Inmobiliaria Aitué.

La compañía de seguros, por su parte, debe enviar un liquidador, quien evaluará el tipo de daño haciendo una tasación de la pérdida.

El plazo para la inspección del inmueble siniestrado no podrá ser inferior a cinco días hábiles ni superior a 10 días hábiles, contados desde la recepción del denuncio en la compañía aseguradora.

La fecha para el pago de la indemnización no podrá ser inferior a tres días hábiles ni superior a seis días hábiles, contados desde la notificación de la aceptación de la compañía en cuanto a la procedencia del pago correspondiente a la indemnización.

También es importante recalcar que la compañía deberá explicitar cómo operará la cobertura y el pago de la indemnización en caso de que exista más de un asegurado obligado al pago de la deuda.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
AituépólizaSanta Anaseguros

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes