sábado 20 de julio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Los conflictos tras el “Estado de Alerta” decretado por funcionarios de la salud

Desde la Fenats Histórica local manifestaron que de no darse solución a sus problemas no descartan movilizaciones.


 Por Alejandra Sánchez

9.1 FENATS

Durante la tarde de este lunes, mediante un comunicado de prensa difundido a través de latribuna.cl, la Asociación de Funcionarios Fenats Histórica de la red Servicio Salud Biobío, informó que se declaran en “Estado de Alerta”.

Según indican en el escrito, “el motivo de esto, lo atribuyen a las políticas ‘represivas y dictatoriales’ instruidas por el Gobierno en los temas que afectan directamente a la gestión y desarrollo de las personas, nos obligan a tomar fuerzas y difundir nuestra molestia ante la autoridad y nuestros usuarios y usuarias”.

Asimismo, enfatizan que “nuestra historia está marcada de constantes y largas jornadas de movilizaciones para obtener mejoras. Estos logros históricos, hoy la autoridad las desconoce y dicta resoluciones atentatorias que perjudican a trabajadores y trabajadoras”.

LOS PUNTOS DE CONFLICTO

En entrevista con radio San Cristóbal y diario La Tribuna, la presidenta nacional y coordinadora de Fenats Histórica, Ada Iraira; junto a la directora del gremio, Myriam Campos; detallaron los puntos de conflicto que hicieron decretarse en estado de alerta, y que hoy viven los funcionarios de la salud de la provincia de Biobío.

En primer lugar, Iraira explicó que el viernes tuvieron una reunión con todos los funcionarios de la provincia de Biobío pertenecientes a la federación, y acordaron enviar este instructivo o comunicado a raíz de algunos documentos emanados desde el ministerio de Salud y que dice relación con dos aspectos relevantes. “Nos redujeron el 70% del presupuesto anual y con términos de referencias que alejan del principio del programa de mejoramiento de entorno laboral –MEL- implementado en del año 1994, por lo que exigimos que se reintegren los fondos, ya que con este recorte los proyectos destinados a las mejoras de espacios comunes no se podrán ejecutar”.

A esto se suma un instructivo sobre gestión del ausentismo laboral, el cual consideran ‘demasiado autoritario’, “viene a ponernos en alerta, es por eso que nosotros hoy estamos en esta posición. Por ejemplo, en una de las partes se menciona los reemplazos por ausentismos, ya sea por licencias médicas  o por lo que sea no se van a reemplazar a menos que sean más de 30 días, entonces nosotros ahí estamos muy complicados”.

Si bien se reemplazará las áreas críticas como urgencias, UTI, UCI, entre otras, lo complicado para los funcionarios es de dónde se va a sacar a esas personas para reemplazar estas áreas, “¿quién va a absorber todo ese trabajo, se trasladará a los funcionarios que no son de área crítica y tendrán que hacer una doble función? Y esto creemos que no es viable bajo ningún sentido, porque tenemos muchos funcionarios que trabajan en atención al público, y no pueden dejar de atenderlos”, expresó Ada Iraira.

Aída Iraira

A ello añadió que “en esto, esperamos que nuestro Servicio de Salud haga las cosas bien y que el documento de alguna forma no se lleve a cabo tal como se dice, realmente sería un desastre, si ya tenemos gente que está colapsada, esto venga a empeorar las condiciones de los trabajadores de la salud a nivel central, eso no lo vamos a permitir por ningún punto de vista, por eso es que nosotros llamamos a todas nuestras bases, por lo menos acá en Biobío, dependiendo del resultado de la reunión que vamos a tener en el ministerio, este jueves, por estos temas, nosotros vamos a llamar a paro, si no se soluciona, porque es inviable poder acatar una orden de esta magnitud”.

ABUSO LABORAL

Un tercer punto se suma a estos conflictos, y es el que más tiene preocupados y angustiados a los trabajadores de la salud: el acoso y maltrato laboral al que han estado expuestos.

En este punto, para conocer más en detalle sobre este tipo de casos, La Tribuna intentó contactarse con personas afectadas, de quienes lamentablemente no se tuvo respuesta, pero sí fuentes cercanas aseguraron que eran varios los funcionarios que sufrían de acoso, panorama que –lamentablemente- se ve en todas las unidades en donde, muchas veces, el personal abusa de su autoritarismo o años de trabajo aplicando tratos abusivos con sus colegas.

Con relación a este punto, en el documento desde el gremio indican que “las malas prácticas laborales han llevado a muchos trabajadores a enfermar, jornadas prolongadas, repetición de turnos, sobrecarga laboral; impuestos por muchos supervisores o jefaturas. El no respetar las horas mínimas de descanso se atenta contra la integridad física, psíquica y familiar del funcionario”.

En tanto, al respecto, Myriam Campos, manifestó que “en este punto nosotros como complejo asistencial es donde estamos dando hace mucho tiempo con los directivos la voces de alerta, como representante de los trabajadores los escuchamos a diario llegan a nuestras oficinas a contarnos la realidad que están viviendo en sus puestos de trabajo”.

Agregando que esto -de repente- se entrecruza cuando se habla de ausentismo laboral, “hay mucho ausentismo laboral que se disfraza con una patología de enfermedad común, cuando en el fondo es una enfermedad laboral producto de estrés, sobrecarga laboral y el ambiente. Los funcionarios en sí asumen los trabajos en la forma que se les designa, se le imponen turnos, los que lamentablemente si no acata se sanciona”.

Del mismo modo, Campos dijo que “tenemos muchos funcionarios que han denunciado a la autoridad el acoso o maltrato, contamos con dos líneas de denuncia, la primera va vía directa, en donde el funcionario se explaya en un documento contando y relatando los hechos para ser investigados o sumariados de acuerdo a los antecedentes que el funcionario entregue. Quien instruye que se haga una investigación o sumario de acuerdo al maltrato denunciado es el director, él es quien toma conocimiento del hecho y dice se investiga o somete a sumario”.

Detallando que “nosotros tenemos sumarios del año pasado, investigaciones que están aún vigentes que llevamos en estos casi 9 meses, donde todavía no hay respuesta porque aún dicen que faltan indagatorias, y que se tuvo que prolongar el tiempo para poder sacar más información porque faltaba antecedentes”.

Además, enfatizó que estas denuncias son transversales, es decir no necesariamente se dan en contra de sus superiores.

Del mismo modo, la gremialista recalcó que “tienen miedo, porque ese es el común de escuchar a los trabajadores, el miedo a denunciar, porque saben, hasta el minuto, que todo queda en nada, porque obviamente no está el poder en ella de resolver estas situaciones que de repente son muy complicadas”.

A lo que añadió que “una socia llega a nuestra oficina llorando, porque así es el común de ver a los trabajadores, por toda la situación que están viviendo en sus ambientes laborales, esto, incluso después empieza a repercutir tanto en los equipos que empiezan a ser parte de esto los propios colegas, no hagas nada porque te va a pasar esto, te van a caducar contrato, te vas a echar a la jefa encima, entonces es una ola de temor que se siembra que finalmente cada vez tenemos gente más sometida y temerosa, que no es capaz de enfrentar a su supervisor o a los jefes e incluso a su propio equipo. Entonces esto es como una rueda que giramos y caemos siempre en el mismo lugar”.

Por otro lado, Campos sostuvo que también existen funcionarios que acuden a la Achs, asociación que regula la salud laboral, a pedir ayuda médica para que sean sometidos a estudios de puesto de trabajo para ver si la enfermedad que tienen es del tipo de enfermedad psicolaboral.

“En definitiva, cuando decimos a la autoridad que está pasando esto en tal unidad, de repente somos muy pocos escuchados, nosotros somos voces de alerta, vamos a la autoridad  a decirle pongan cuidado aquí hay jefaturas o liderazgos que no están muy alineados a los instructivos que están llegando, y es importante y necesario que traten de regular esto, pero en eso se nos está pasando y se nos pasa la vida, y ahí tenemos todos los días funcionarios más enfermos”, concluyó.

FRASE DESTACADA

“Llamamos a todas nuestras bases, por lo menos acá en Biobío, dependiendo del resultado de la reunión que vamos a tener en el ministerio, este jueves, por estos temas, nosotros vamos a llamar a paro, si no se soluciona”.

Ada Iraira, presidenta nacional  y coordinadora de Fenats Histórica.


  • Compartir:
etiquetas
Abuso LaboralFenatsSalud

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes