jueves 22 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

En Alto Biobío: Conadi entregó títulos de dominio a 36 familias

La actividad fue la primera del año realizada por Conadi, donde los postulantes recibieron la documentación que les permite comenzar la edificación de viviendas definitivas.


 Por Sebastián Carrizo

28-04-2019_22-44-211__5.1.jpeg

Marcela Vidal Rebolledo

 

[email protected]

 

Felices luego de años de espera declararon sentirse las 36 familias de Alto Biobío que recibieron por parte de la Corporación de Desarrollo Indígena (Conadi) los títulos de dominio de tierras que les permitirán iniciar nuevos proyectos de habitabilidad en la zona precordillerana.

 

La entrega de estos documentos fue realizada por primera vez en el año en una ceremonia oficial encabezada por la directora regional de este organismo, Ana Paola Ormazábal, quien comenzó sus gestiones hace un mes y declaró que esta es una gran iniciativa para las familias que resultaron beneficiadas.

 

Respecto de esta actividad, que convocó a autoridades y familias de la zona, Ormazábal explicó que “para nosotros es una alegría poder estar primera vez en el año entregando subsidios de tierra en Alto Biobío, como un gran aporte para la comuna y en especial para las 36 familias beneficias, quienes hoy comienzan una nueva vida gracias a esta importante inversión que tiene un monto que asciende casi a los mil 500 millones de pesos por parte de Conadi”.

 

En este acto oficial, los beneficiados recibieron dichos títulos que están distribuidos en diferentes zonas de la comuna de Alto Biobío donde, cabe recordar, existe una constate lucha de sus habitantes por mantener títulos de tierra y de carácter hídrico, que los mantienen en constante polémica con las autoridades locales para preservar el entorno que se ha mantenido en este lugar durante siglos.

 

“ESTOY FELIZ CON MI TERRENO PROPIO”

Lidia Purrane es una de las mujeres que postuló a este proyecto, y luego de años de espera formó parte de la nómina de beneficiadas. Dijo sentirse feliz por el título que hoy la hace dueña de un área en el sector de Pueblo Hundido, donde espera cumplir muchos sueños junto a su familia.

 

Con alegría explicó que ya comienza a pensar en ideas para adecuar este espacio de tierra productivo y con miras a un futuro mejor, así como lo hacen otras personas que se mantienen en espera de poseer un título que deje expreso y por escrito que su propiedad, desde ese día, no puede cuestionarla nadie.

 

“Me siento feliz, ya que por fin tengo mi terreno propio; puedo vivir tranquila y comenzar a edificar mi casa. Tenemos muchas tareas pendientes por el momento, pero con el tiempo vamos a lograr todos los objetivos que hemos estado esperando”, comentó esta joven mujer, que con título en mano celebra que una de las mejores garantías es que por el resto de su vida se va a quedar en este lugar, donde dice tenerlo todo.

 

“Tenemos que comenzar a limpiar para luego poder también criar animales; hacer una vida implica todo eso”, finaliza.

 

Cabe destacar que de la cantidad de familias beneficiadas en este proyecto recibieron tierras en las comunas de Alto Biobío, Antuco, Quilleco, Quilaco, Santa Bárbara, Mulchén y Los Ángeles.

 

OPINION DE LA COMUNIDAD EN ESTE ACTO

En medio de la ceremonia oficial, el peñi Agustín Correa, secretario de la comunidad de Cauñicu, realizó un llamado de atención a las autoridades respecto a la participación en estas actividades, puesto que para este acto estaba contemplada la asistencia del nuevo intendente, hecho que no se hizo efectivo. 

 

“Entendíamos que vendría el intendente y estuvo el subdirector de Conadi, y yo creo que esta es una instancia que permite decir las cosas, por ello manifestamos nuestras preocupaciones”, expresó.

 

Sobre ello, Correa manifestó que mantienen diversas preocupaciones, entre ellas algunas basadas en las compras de terrenos fuera del territorio, ya que perjudican a algunos peñis que quedan sin sus derechos, opinión a la que se sumó el alcalde Nivaldo Piñaleo, quien manifestó que “efectivamente estos subsidios a las familias de los nueve pueblos originarios les falta un acompañamiento, en donde hemos sido claros en que queremos que las compras sean en la zona, ya que no se consideran las dificultades de los peñi, que al salir de acá pierden la calidad de pehuenches”.

 

Entre otras inquietudes, el peñi Agustín Correa agregó que “nos preocupa además el tema del agua, porque nosotros como comunidad hemos presentado una demanda contra el Estado por los derechos de agua y lo damos a conocer para que ellos tengan conocimiento respecto a los derechos ancestrales. Por otro lado, me alarma la participación, ya que creo que dentro de los decretos no aparece nuestra participación, cuando llevamos años hablando del área de desarrollo indígena y vemos que la participación no ha sido buena, llegan nuevas autoridades y quedamos en lo mismo; además, sabemos de la modificación de la ley indígena, lo que es una preocupación que mantenemos latente; tememos que la empresa privada llegue a ocupar lo que es nuestro por muchos años”.

   

ALTO BIOBÍO: UNA TAREA PENDIENTE

Sobre esta iniciativa, el gobernador de la provincia de Biobío, Ignacio Fica, comentó que esta siempre ha sido una comuna donde han mantenido el foco sobre las necesidades que tienen sus habitantes, por ello es una de las tareas constantes para su periodo en ejercicio.

 

Al respecto, dijo que “entendemos las necesidades que hay no tan solo en la urbe de las más de 12 comunas, sino que también sabemos que hay comunidades que están en espera, por eso el año pasado comenzamos un programa de compra de tierras para las comunidades y familias, y hoy es uno de los resultados a todo ese trabajo que se ha venido efectuando, por eso quiero destacar esta inversión donde las familias valoraron y esperaron”.

 

Agregó que esta es una tarea que mantiene por solicitud del Presidente para dar soluciones concretas, que es lo que la gente espera este año. “Queremos hacer historia en Alto Biobío con respecto a la compra de tierras con enfoque de recursos hídricos, lo que también es una preocupación porque sabemos que no pueden esperar. Pero para eso hay que hacer un programa serio y concreto”, finalizó el gobernador.

 


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes