martes 15 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Corte Suprema ordena a hospital angelino financiar tratamiento para que lactante pueda salvar su vida

A la pequeña le quedan tan solo cinco meses para lograr mantenerse con vida.


 Por Alejandra Sánchez

02-04-2019_23-42-121__6.1.jpeg

Solo un mes de vida tenía la pequeña Nelly Muñoz Rojas cuando le diagnosticaron atrofia muscular espinal tipo 1, con una expectativa de vida de tan solo dos años. Hoy ya está por cumplir un año siete meses, y con una oportunidad para alargar su expectativa de vida: un medicamento llamado Spinraza, cuyo tratamiento anual tiene un costo de $500 millones de pesos, por lo que se solicitó apoyo para que su hija lo reciba.

Su madre, Hilda Rojas, se acercó a Diario La Tribuna para dar a conocer su historia, que hoy la tiene preocupada y en contra del tiempo.

El año pasado se presentó un recurso de protección en contra del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” para solicitar que el centro hospitalario garantice el tratamiento a la pequeña Nelly.

El fallo de la Corte Suprema fue tajante: el hospital de Los Ángeles debía hacerse cargo y aplicar el tratamiento a la pequeña, y con fecha 26 de marzo fueron notificados.

Dado lo anterior, pasaron unos días e Hilda fue al hospital a preguntar qué pasaba con el tratamiento. “Pedí hablar con el director, pero me atendió un abogado del hospital que ni siquiera supe el nombre, le pregunte por el caso de mi hija; al principio fue amable y me dijo que entendía y comprendía mi situación, pero de un momento a otro me dijo: ‘sabe, mamita, yo que usted espero sentadita’. Como una que está peleando día a día por la vida de su hija, cómo me voy a sentar a esperar que el tiempo corra, tengo que consultar y tratar de que se haga lo antes posible”.

Y esta semana le volvió a llegar una notificación en la que se reitera el fallo de la Corte Suprema, sumándose al servicio de Salud y Fonasa.

Pese a que Hilda ve en esta resolución la única esperanza para que su hija pueda seguir viviendo y mejore de alguna forma su calidad de vida, con la respuesta anterior en el hospital, tiene miedo de que no hagan nada o que se demoren en gestionar el medicamento, considerando que a Nelly le quedan tan solo cinco meses para poder seguir viviendo.

Del mismo modo, Ignacio Sapiain, abogado que representa a Hilda, detalló que “en julio 2018 se comenzaron a hacer las presentaciones y los recursos de protección contra los resistidos hospitales, el servicio de Salud de Los Ángeles, y se interponen recursos en contra del hospital, salud y Fonasa”.

Agregó que “en ningún recurso nos dieron orden de no innovar. Se le requirió a la entidad de salud y al hospital que le entreguen el tratamiento a la niña, ellos responden y dicen que no pueden entregar el tratamiento, y contra esa resolución se deduce recurso de protección, estimando que la negativa es arbitraria, que no se puede supeditar al aspecto económico por sobre la vida, sobre todo si la vida es de un niño, además de que vulnera la Convención de Derechos del Niño ratificada por Chile, que nos obliga a entregar la salud con los mejores estándares a ellos”.

Del mismo modo, el profesional explicó que el hospital acogió la orden de integrar el tratamiento; la Corte dio la instrucción de que debían hacer las gestiones para entregar el tratamiento, porque es un pronóstico grave, pero en el contendido señalaba que no era su obligación si la orden no venía del hospital.

La preocupación acá es que no cumplan; los recursos demoran seis meses y a Nelly le quedan solo cinco para salvarse.

“En otros casos de sentencia, el servicio de salud ha estado retrasando los cumplimientos, y por lo mismo yo creo que en dos semanas más iríamos a la comisión de Salud de la Cámara de Diputados para que sea emplazado el ministro de Salud y se comprometa a un protocolo de cumplimiento de esta sentencia”, puntualizó.

 

EL ÚLTIMO ESCRITO

Conocido el caso de Nelly y el fallo de la Corte Suprema, Diario La Tribuna intentó contactarse en reiteradas ocasiones con el Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” para tener versión del hospital angelino, pero pese a los intentos, hasta el cierre de la edición no obtuvimos respuesta alguna, pero sí tuvimos acceso al último escrito presentado por el complejo, donde señalan que “en atención de la orden de no innovar decretada en autos, el Complejo Asistencial ‘Dr. Víctor Ríos Ruiz’ de Los Ángeles solo se ha limitado a emitir informes en los cuales se señala el modo de aplicación, distribución y efectividad del medicamento; en este sentido, el último documento acompañado por el recurrente en escrito de fecha 25 de marzo de 2019 es un informe médico para solicitud de auxilios extraordinarios, la cual va dirigida directamente al Servicio de Salud Biobío, como trámite administrativo, mas no constituye receta médica, por ende no es una orden explícita para suministrar el medicamento”.

Escrito que culmina con la frase “nuestro deber se extiende a proporcionar los medicamentos que son prescritos dentro de las atenciones prestadas en el mismo complejo y no a medicamentos prescritos en atenciones particulares, y tal como consta en este caso, el medicamento ha sido prescrito por un médico particular, fuera de nuestro complejo, por lo tanto, no estamos obligados al suministro de este”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes