miércoles 26 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Terminó comodato entre radioaficionados y la Municipalidad de Los Ángeles

Este fin de semana finalizó todo y los responsables de administrar el inmueble facilitado por el Municipio entregaron las dependencias, luego de que fuera requerido por la administración angelina. Para terminar con el convenio de forma unilateral, el alcalde, Esteban Krause vio el informe de la Dirección de Desarrollo Comunitario, que informó estado de abandono e insalubridad en el inmueble.


 Por Benjamín Ahumada

31-03-2019_22-21-051__10.1.jpeg

El martes 19 de marzo, la ordenanza municipal número 184 decidió acabar de manera unilateral con el contrato de comodato de un inmueble ubicado en la intersección de las calles 21 de Mayo con Colo Colo en Los Ángeles, el cual estaba entregado a los Radioaficionados del Club Santa María de Los Ángeles.

El documento, ingresado vía correo certificado, explicaba a los usuarios que en diferentes inspecciones municipales se había constatado el mal cuidado y se había determinado como un lugar insalubre.

Además del espacio físico, desde la Municipalidad se informó sobre denuncias de los vecinos, quienes temían pasar por el lugar porque en las afueras del recinto había consumo de alcohol.

En este sentido, el alcalde Esteban Krause dijo que su “responsabilidad como alcalde, y también la Municipalidad en general, es cuidar los recursos y resguardar que se haga buen uso de los bienes municipales”, cuestión que no habría ocurrido según los documentos que recibió de los inspectores.

Así, la Dirección de Desarrollo Comunitario, en su informe ORD Nº 2932, alude a “insalubridad y desuso del inmueble”.

La afirmación del documento fue negada por el presidente de Radio Club Santa María de Los Ángeles, Juan Heredia, quien indicó a Diario La Tribuna que “el documento viene sellado y firmado por el alcalde y por Jorge Mellao, argumentando que la sede estaba en desuso e insalubre, cosa que está fuera de lugar y es información falsa. La sede siempre estuvo en uso, ya sea con nuestros muebles, nuestros equipos y las reuniones que hicimos periódicamente, por lo que es imposible que haya estado insalubre, dado que se mantiene permanentemente limpia. Además, dos veces al año se pinta por dentro y por fuera, y se mantienen los techos”.

Más allá de las inspecciones y de la defensa de los radioaficionados, lo cierto es que todo se cumplió bajo norma y hoy el edificio está de regreso en las manos municipales, a la espera de ser reasignado.

Tristes, pero asumiendo que el edificio no es de ellos, Heredia relató el momento de la entrega del edificio: “estamos sacando todo, desalojando, porque el miércoles de la semana pasada nos llegó una carta certificada en la que nos dieron 15 días para sacar nuestras cosas o íbamos a ser desalojados por la Municipalidad”.

Fuentes de nuestro diario indican que podría ser entregado a la Fundación Red de Inmigrantes de Los Ángeles.

COMODATOS

Es obligación de la Municipalidad revisar, periódicamente, todos los edificios que son entregados en comodato a las distintas organizaciones civiles que puedan acceder a ellos, por lo mismo, el alcalde Esteban Krause resaltó que hicieron uso de su derecho unilateral para solicitar el edificio.

En concreto, todo contrato de comodato lleva en sus artículos el cuidado y la mantención del espacio; si eso no ocurre, es obligación del municipio pedirlo, restaurarlo y entregarlo a otra organización, o bien usarlo como parte de sus dependencias consistoriales.

Por eso, el líder comunal de Los Ángeles explicó que “estamos revisando los comodatos que tenemos desde hace algún tiempo, y aquí, en particular, teníamos varias denuncias de vecinos de que el lugar estaba abandonado, sin uso, sin mantención y que se juntaba gente en las afueras del lugar a realizar acciones que no eran propias de un lugar municipal”.

Esteban Krause dijo que se hizo y se seguirán haciendo inspecciones para que las propiedades municipales sean bien usadas, y por cierto, bien cuidadas.

“Hicimos inspección y efectivamente no estaba bien mantenido y no había un constante uso del lugar. Un comodato implica que se debe usar y hacer la mantención del lugar, si eso no ocurre, la Municipalidad (lo dice el contrato), tiene todo el derecho de exigir el inmueble”, indicó la autoridad.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes