suscríbete al boletín diario

Crónica

Enfermedades respiratorias: La responsabilidad y el autocuidado son relevantes a la hora de prevenir

El médico Jury Hernández, broncopulmonar infantil, dio a conocer una serie de factores que se deben saber e identificar con respecto a este diagnóstico.


 Por La Tribuna

24-03-2019_22-05-301__9.1.jpeg

Si bien las enfermedades respiratorias están presentes durante todo el año, es en la época invernal en la que se potencian, por lo que se considera relevante el saber identificarlas, y cómo prevenirlas.

Es por lo anterior que el médico Jury Hernández, broncopulmonar infantil del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” de Los Ángeles, da a conocer una serie de factores que se deben saber e identificar con respecto a estas enfermedades respiratorias.

“Hay que entender que la enfermedad respiratoria es prevalente durante todo el año; en realidad a nosotros como especialistas nos toca ver, obviamente, desde enero hasta diciembre, a niños con enfermedades respiratorias; la diferencia está en que en Pediatría existen claras estacionalidades de enfermedades respiratorias, y eso va asociado a las claramente epidemiológicas infecciones respiratorias virales”.

Manifestó que esto es una constante que lleva muchos años. “Sabemos que la enfermedad y el peak de enfermedades lo va a gatillar cómo empieza a aparecer el virus respiratorio sincicial en nuestra población, pero en general hay otros virus hoy en día que sabemos que están teniendo bastante importancia, y que hace muchos años no se les daba, pero ahora, desde el momento en que podemos empezar a estudiar más específicamente los virus, nos damos cuenta de que también tienen cierto grado de ponderación e importancia en las enfermedades respiratorias”.

En este sentido, el profesional enfatizó que hoy en día se tiene la capacidad de poder hacer estudios rápidos de virus, pero con cierto grado de sensibilidad especificada para ciertos grupos de virus, y ahí  está el sincicial, influenza, parainfluenza, adenovirus y otros que se hacen por una determinación rápida, “y eso claramente aumenta mucho la sensibilidad por determinar estos virus cuando empieza a aumentar su circulación en poblaciones de riesgo o en personas que ya están teniendo la enfermedad. Y eso lo empezamos a detectar fundamentalmente desde mayo, con un peak que yo diría que es casi todos los años, julio y agosto, y eso lo da fundamentalmente la circulación de virus sincicial, que es el que más puede afectar a todos los niños por igual”.

Agregó que el sincicial es importante porque, además, afecta y puede afectar a grupos de riesgo muy altos, con morbilidad y mortalidad, muchas veces que no es despreciable. “Gracias a Dios hoy en día todas las políticas que tenemos han ido, justamente, a tratar de prevenir que esos grupos de riesgo no se afecten tanto como son la población de niños prematuros, por ejemplo”, dijo.

TASA DE MORTALIDAD Y CAMPAÑAS DE VACUNACIÓN

Consultado sobre la tasa de mortalidad de estas enfermedades respiratorias, Hernández explicó que es muy baja porque además se tienen cuidados intensivos y la red funciona bastante bien, y se le puede dar el manejo que necesita. “Hay una red preparada. Y eso es porque, obviamente, hay toda una política de abarcar a los grupos de riesgo, y a los niños principalmente, que están muy vulnerables, principalmente grupos de lactantes y todas las políticas que hoy tenemos”.

En tanto, en relación con la vacunas, manifestó que las campañas de vacunación contra la influenza son una constante que viene hace muchos años como parte de la campaña de invierno y, por lo tanto, eso determina que la cobertura hoy en día para influenza también es importante.

“Tenemos que entender que este virus, tanto la cepa H3N2 y H1N1, hoy va dependiendo del invierno que va cambiando; el año pasado tuvimos mayor circulación de H3N2, que es el virus de influenza tradicional, pero con el uso importante de antivirales, estos virus se van haciendo resistentes, y por lo tanto, nuestra herramienta más efectiva que tenemos es la vacunación, y es por eso que uno invita siempre a las poblaciones; para nosotros es obligatorio, ya estamos todos vacunados contra influenza en nuestro servicio, y es importante que eso también se replique”, sostuvo el profesional de la salud.

Agregó que “en realidad esa campaña, creo que somos uno de los países en que esto de no vacunarse son pocas personas; sabemos que hay una seguridad en las vacunas que usamos en Chile hoy en día y hay todo un cambio en este sentido de poder usar un esquema lo mejor posible; los esquemas en población los últimos años han cambiado, y por lo tanto cada vez se ha ido dando más cobertura a gérmenes que antes no teníamos”.

“Hoy es bien importante, por ejemplo, las vacunas para las embarazadas también contra influenza y coqueluche, y eso siempre hay que recordarlo; la tos convulsiva es un germen que puede ser muy malo en los niños que nos son vacunados en los primeros dos meses de vida, y la adquisición de esa bacteria puede ser mortal; es por eso que también las medidas de prevención que hoy en día involucran vacunación a las embarazadas desde el segundo trimestre en adelante, y para coqueluche en el último trimestre, son muy importantes”, puntualizó el broncopulmonar.

PREVENCIÓN EN LOS MÁS PEQUEÑOS

La labor de los padres para reconocer y prevenir las enfermedades respiratorias en los niños es muy importante. “Una vez que los virus comienzan a circular sabemos que empiezan rápidamente a contagiar a un niño, obviamente se comienzan a reconocer los síntomas desde la congestión nasal, tos, fiebre, y consultar cuando uno vea signos de gravedad en los niños. Las medidas de prevención todos las sabemos, siempre lo mejor es el lavado de manos, eso es fundamental, así como también aseo nasal, uso de toallas desechables y consultar cuando veas síntomas que te digan que este niño está con dificultad respiratoria”, enfatizó el profesional.

Del mismo modo, subrayó que “las medidas de prevención no se deben relajar; reconocer a grupos de alto riesgo desde la atención primaria, en términos de esto, ver qué pasó con este niño que no vino a control, seguirlo, y es, por lo tanto, una voz de alerta, pero en general los equipos de salud de hoy en día nuestros, y la experiencia que tenemos, que siempre están muy atentos a todas las medidas o pacientes de riesgo para poder reconocerlos. La gente en general consulta, la gran mayoría a tiempo, y obviamente nosotros poder determinar a esos niños en riesgo, y tener el cuidado y las hospitalizaciones cuando se es necesario”.

Asimismo, Hernández indicó que es importante que el grupo familiar se vacune, sin importar si están o no en el grupo de riesgo. “Mientras más población se vacune es mejor; obviamente las políticas de salud van enfocados a los grupos de mayor riesgo, y ese es el objetivo obviamente, tratar de defender a sus niños, pero si uno personalmente quiere vacunarse, tengo la convicción de que eso me va ayudar, háganlo, no hay ningún problema, a lo más va a doler el pinchazo; todos sabemos que la seguridad de estas vacunas hoy en día obviamente hay algunas reacciones adversas que están descritas y que son muy bajas, pero eso no significa que no se vayan a vacunar, siendo una herramienta eficaz en términos de prevención de enfermedades respiratorias”.

RECOMENDACIONES PARA TODO EL NÚCLEO FAMILIAR

Consultado sobre las medidas de prevención para el público en general, el médico detalló que las medidas son las mismas; es transversal para todo grupo de gente.  “Obviamente uno tiene que saber y reconocer a grupos de riesgo, y eso es importante; ahora, si tengo un abuelito, una persona postrada en mi familia, yo creo que es importante que ese paciente y el grupo familiar se vacune, por ejemplo, contra la influenza; cuando hay pacientes de riesgo, si yo me puedo vacunar, y tengo la posibilidad, háganlo, no le tengan miedo, es una manera de prevención”.

De la misma forma, destacó que “es importante también reconocer los síntomas; si empiezas con fiebre, decaimiento, y tienes que tomar los días de reposo para evitar, porque si yo sigo enfermo y voy, voy a contagiar a más personas, por lo tanto, si lo siento, consultar en forma precoz. Hay mucha automedicación, muchas veces, de esto, y eso significa que obviamente tú vas siendo un propagador del virus en la medida en que entras en contacto con más personas, y por lo tanto reconocer, y si yo tengo que faltar porque estoy con una enfermedad respiratoria, tengo que hacerlo; la idea es estar completamente recuperado, pero reconocer y saber; los adultos principalmente somos bastante porfiados, nos quedamos y seguimos, uno tiene que cuidarse también, y en ese sentido es importante”.

Finalmente, Jury Hernández subrayó que “los adultos deben tomar cierto grado de responsabilidad, el autocuidado que es fundamental en este tipo de cosas. De repente nos olvidamos de eso; detrás de nosotros hay una familia, niños, hay otros, y uno también tiene que cuidarse en ese sentido”, concluyó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes