suscríbete al boletín diario

Crónica

Asociatividad y la salud de las personas: las buenas relaciones nos mantienen más felices y sanos

El jefe (s) atención primaria del Servicio de Salud Biobío, Felipe Silva, expuso sobre un estudio realizado por la universidad Harvard en el que se demostraba que la mejor manera de tener una buena salud es relacionarse con los demás.


 Por La Tribuna

20-03-2019_19-55-171__21.1.jpg

En el marco del primer conversatorio, organizado por la Casa de Integración Social, Rukalaf, del Servicio de Salud Biobío, el jefe (s) de atención primaria, Felipe Silva, inauguró la jornada y dio cuenta del estudio “Harvard 75 años”, el cual siguió en forma integral la salud de un grupo de personas, desde 1939 a 2014, y se concluyó que las buenas relaciones nos mantienen más felices.

En entrevista con La Tribuna, Silva explicó la relevancia que tiene la conclusión del estudio y de cómo el tomarlo en cuenta y aplicarlo viene a ser verdaderamente un aporte y apoyo para las personas.

En primer lugar, detalló que “en el conversatorio las personas iban a hablar de su vida, experiencias, y yo me recordé del estudio de Harvard que estudió durante 75 años a un grupo de personas, con el fin de poder tener cosas visibles y empíricas de cómo se iban desarrollando las personas en todos sus entornos, y analizar año a año a través de entrevistas, cómo iban sus vidas, pero después quisieron sumar antecedentes clínicos, entonces los escaneaban, tomaban algunos exámenes para ver cómo iban evolucionando durante toda su vida”.

Agregando que lo más interesante de eso, eran las conclusiones del estudio, “decían que buenas relaciones mantienen a las personas más sanas, y son más felices, que decía cómo las personas vivían mucho más tiempo y de manera más sana, por ejemplo, cuando se reunían en grupos sociales, conversaban, tenían actividades, podía comunicarse, esos grupos de personas vivían más y más sanamente, salvo aquellos que se aislaban en la soledad, por personalidad, gusto, entre otros factores. Y eso es muy interesante, porque a nosotros nos quiere demostrar también, cómo hacemos salud en todas las políticas y en todos lo que –efectivamente- tenemos que empezar a mirar la salud de las personas”.

Asimismo, especificó que encontró muy interesante el poder explicar y contar sobre este estudio a las participantes del conversatorio, considerando que se reunían en torno a contar sus historias y conversar de ellas, “yo quería darle valor a eso, y qué mejor que decirles que lo que estaban haciendo era salud, y que les iba a hacer bien, y que iban a tener, a lo mejor, positivos indicadores si lo continuaban haciendo, porque había un estudio que efectivamente, clínicamente se demostró que tenía mucho impacto en la vida para ser sano, saludables. Entonces, tengo esta historia que está fundamentada y yo creo que esto va a incentivar a que las personas puedan seguir conversando, seguir hablando, porque hay un fundamento”.

 

AGENTE COMUNITARIO Y EL ENTORNO

El rol que la personas puede llegar a tener con su entorno, y lo determinante que es para él, también es uno de los puntos que establece este estudio, así lo manifestó Silva.

“Ese estudio puede determinar que tú y yo somos agentes comunitarios de salud en nuestras casa u otro lugar. Si yo en mi casa, con mi mujer, mi marido, mis hijos mantengo una buena relación, entonces, yo estoy haciendo salud, y por el contrario, si yo no lo hago, estoy perjudicando en la salud de mis hijos, mis esposa, familia, entonces, es como todo lo que podamos hacer para contribuir a una vida sana, saludable y vivir más, prolongar nuestra vida sanamente, lo podamos también comprender con estos agentes comunitarios y con estos lugares”, sostuvo el profesional.

De esta misma forma, recalcó que “nos falta mucho comprender y entender que tener una buena relación con el entorno, con uno mismo, con la naturaleza, me hace más sano a mí y mucho más feliz”.

A lo que añadió que también es parte de la educación, formación, darle el valor en todo lugar, incluirlo en todas las políticas, “muchas veces somos formados en un colegio donde los valores se tocan pero no se trabajan, el optimismo no se trabaja como algo que importante, y así son muchas cosas”.

“Yo creo que esto lo que debe hacernos ver es que en todo lugar, momento, en toda la vida de un ser humano debiéramos –constantemente- estar focalizando y trabajando este tipo de herramienta para poder desarrollarnos, conocernos”, puntualizó Felipe Silva.

Finalmente, el jefe (s) de atención primaria del Servicio de Salud Biobío, enfatizó que “yo creo que estudios como estos debieran estar mucho más en nuestra vida diaria, también en nuestra forma de hacer las cosas y mirar la vida, porque nos va dando luces de en qué tenemos que focalizar. Todos buscamos ser felices en la vida, pero muchas veces nos faltan herramientas para poder lograrlo, estos estudios para mí debiera ser aquello que nos va dando la mirada y el camino a seguir”, concluyó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes