suscríbete al boletín diario

Crónica

?Mi hijo es un héroe, lo único que les pido a todos es una bonita despedida?

Paula Gutiérrez llegó desde Maule a buscar los restos de su hijo al Servicio Médico Legal de Los Ángeles. A su arribo, la fiscal militar Emma Maturana la recibió con un abrazo, dándole las condolencias del Ejército. En materia judicial, Maturana tiene 120 días para aclarar los hechos que provocaron el accidente donde falleció el soldado de tropa profesional Cristopher Morán.


 Por La Tribuna

07-03-2019_23-05-201__whatsappimage2019-03-07at8.39.41pm.jpeg

Las causas de accidente son materia de investigación. El miércoles, en el lugar del volcamiento, sólo un tripulante del vehículo siniestrado quedó para prestar declaraciones. Eso mientras uno de sus compañeros yacía muerto y otros ocho viajaban a centros asistenciales con distintos diagnósticos.

El soldado, tenía un dedo entablillado y le preguntaban constantemente por su dolor y por cierto, cómo estaba. Sólo pudo bajar cuando la fiscal militar de Angol, Emma Maturana lo autorizó. Antes ya había prestado declaraciones a la Sección de Investigaciones de Accidentes de Tránsito de Carabineros y la Brigada de Homicidios de la PDI, quienes trabajan con la magistrado en las investigaciones del caso.

Tras las primeras diligencias en la alta cordillera, Maturana pasó por la comisaría y el Cesfam de Alto Biobío, luego por Santa Bárbara hasta llegar al Hospital de Los Ángeles, donde estaban los ocho heridos.

EL TRABAJO DE LA FISCAL

Emma Maturana es fiscal militar de Angol con jurisdicción en Alto Biobío, por eso quedó como responsable de la investigación.

Antes de llegar a Chequenco, unos 30 kilómetros al oriente de Ralco, la jueza ya estaba al tanto de todo y confirmó que no filtraron datos a la prensa, menos con los errores sobre la cantidad de muertos.

Por lo mismo su incomodidad, pues al llegar al lugar del accidente, su primera orden fue alejar a la prensa. Tras periciar el sitio accedió a hablar con Radio San Cristóbal, La Tribuna y Canal 13, los únicos reporteros que llegaron a la cordillera, para relatar en directo lo que ocurría.

Durante la madrugada del jueves y la mañana del mismo día, el trabajo de la fiscal fue intenso, primero se reunió con los heridos: “Durante la noche me entrevisté con las personas, con los involucrados, luego fui al hospital de Los Ángeles y me entrevisté con cada una de las personas que estaban siendo asistidas, fue por eso para gestionar y para que se hicieran más rápido los trámites correspondientes”.

Tras conocer de la voz de los sobrevivientes los detalles del volcamiento del camión, Emma Maturana se retiró a descansar, para recomenzar en el mismo Complejo Asistencial Víctor Ríos Ruiz.

Tras ello, se trasladó hasta el Servicio Médico Legal para autorizar la autopsia a Cristopher Morán Gutiérrez y para esperar a su familia y entregar el cuerpo.

De los ocho heridos sólo permanecían internados al cierre de esta edición, pero era muy probable su alta médica.

Respecto a la investigación de 120 días apoyada por la S.I.A.T. Y por la BH, Maturana detalló: “El sumario se inició. Nosotros tenemos un proceso judicial que se tramita con un proceso inquisitivo y tenemos la primera etapa de investigación que ya comenzó con las primeras diligencias conforme a lo establecido en el Código de Justicia Militar. Nosotros tenemos un proceso distinto al que tiene la justicia ordinaria”.

Sobre el tipo de sumario, aclaró que se trata de un “Sumario Secreto” y pidió comprensión por la poca información que puede entregar a la comunidad: “Es largo este proceso, es un proceso investigativo donde hay que tomar declaraciones y hay que hacer todo lo que corresponde, Yo no le puedo decir todo, entiéndame que hay un sumario y es secreto”.

EL RETIRO DEL CUERPO

Cerca del mediodía, la fiscal Maturana había terminado su trabajo en el Servicio Médico Legal de Los Ángeles, sólo faltaba entregar el cuerpo del soldado a sus familiares.

La madre de Morán Gutiérrez, Paula Gutiérrez llegó cerca de las 12:00 y accedió de inmediato a hablar con los medios de comunicación, se veía tranquila, con la paz que le dio saber que su hijo amaba su profesión y que la muerte, era una alternativa dentro de ella.

A su ingreso al S.M.L. Paula Gutiérrez dijo estar: “tranquila, porque él murió haciendo lo que le gustaba. Él siempre quiso ser un soldado, ser un militar. Estoy tranquila con eso, lamentable que se fue, pero Dios sabe por qué hace las cosas”.

Sobre el recuerdo que pesará en su familia, amigos e institución, la madre del soldado muerto dijo: “Va a ser un mártir. Mi hijo para mí es un héroe, lo único que le pido a todos es que tenga una bonita despedida”.

A la institución castrense pidió apoyo, pues se avecinan tiempos dolorosos.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes