suscríbete al boletín diario

Crónica

Día Internacional de la Mujer: una historia que se escribió con la sangre de trabajadoras

El 8 de marzo ha evolucionado a tal punto que muchos y muchas lo celebran sin tener conciencia que ese día, en 1857, 120 mujeres perdieron la vida por exigir igualdad de salarios frente a los hombres. 118 años más tarde, la Organización de Naciones Unidas declaró 1975 como el ?Año internacional de la mujer?, para recordar a las ?Mártires de Chicago?.


 Por La Tribuna

07-03-2019_21-29-271__whatsappimage2019-03-07at8.19.49pm.jpeg

Hoy los avances en temas de equidad de género tal vez no son los esperados pero es un tema que se visualiza y se conversa, y eso es un avance. Es por esto que hoy La Tribuna, hace historia pero también releva el rol de las mujeres en distintas áreas de la vida, sobresalen; son muchas pero aquí algunas en representación de todas.

Si alguien quiere sentarse a discutir sobre las desigualdades que existen entre los hombres y las mujeres tendrá mucho sobre qué argumentar, pero si ese alguien es un hombre, lo primero que debería hacer es reconocer que en frente tiene a la fuente de la vida. La simple y básica razón del por qué las culturas ancestrales las tienen en lugares especiales, muy lejos de lo común.

Para ser claros, fue el devenir del occidentalismo el que quitó la importancia de la mujer, poniéndola como una herramienta al servicio de la producción y considerándola en menos, por no saber leer y por no tener derecho a voto.

La mujer, antes del 8 de marzo de 1857 tenía menos valor comercial que un niño, un inmigrante o un esclavo, pero seguían siendo las dueñas de casa, las madres y las esposas que solicitaba la sociedad capitalista.

La explotación y el abuso se hizo sentir de forma brutal en la industria textil y fue en Nueva York, donde la cosa comenzó a dar los primeros pasos de igualdad, a la que por cierto, 162 años más tarde aún no se consigue.

Tras la masacre de Nueva York, fueron asesinados el uno de mayo de 1886 los trabajadores en huelga que dieron vida a la celebración internacional del día del trabajo, lo que da cuenta de una explotación sin precedentes (en la época moderna) y a escala, tal como los modelos de producción industrial.

El 8 de marzo de 1908, 15 mil mujeres, también de Nueva York, coparon las calles de la “gran manzana” para exigir, derecho a voto, reducción de sus horarios laborales, el fin del trabajo infantil y mejores salarios.

Bajo el slogan “Pan y Rosas”, (pan como estabilidad y rosas como símbolo de una mejor calidad de vida), las valientes mujeres de Nueva York comenzaban a escribir con su sangre la conmemoración de su día.

Según se lee en los estudios de National Geographic “en 1910 en Copenhage, Dinamarca, se celebró una conferencia internacional entre organizaciones socialistas del mundo. La conferencia propuso la creación de un Día de la Mujer de carácter internacional. La idea inicial partió de Clara Zetkin, una socialista alemana, que planteó la creación de un Día Internacional para conmemorar la huelga de las “garment workers”, de Estados Unidos.

Hacia 1911, Nueva York vuelve a ser el escenario de la mayor masacre contra mujeres trabajadoras. La ciudad actuó como el escenario del peor ataque sufrido por mujeres obreras. En medio de diversas manifestaciones, el 25 de marzo de ese año, un incendio en la fábrica de camisas Triangle Shirtwaist dejó a 123 mujeres muertas y 23 hombres fallecidos, claro que estos últimos eran inmigrantes y niños. Todos explotados.

PRECEDENTES POLÍTICOS

Las ciudades de Nueva York y Chicago, escenario de las mayores masacres contra mujeres obreros, fueron las responsables de instaurar el 28 de febrero de 1909 como el primer Día de la Mujer, organizado por, las también socialistas, Corinne Brown y Gertudre Bresleau – Hunt.

En Europa en tanto, fue en Copenhague, Dinamarca, durante la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas de 1910 que se proclamó el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. A ese encuentro asistieron 100 mujeres de diferentes países del viejo continente.

Sin embargo y asumido por Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza, se celebra por primera vez de forma oficial, en esos países, el Día Internacional de la Mujeres. Era el 19 de marzo de 1911.

Con la Organización de Naciones Unidas como organismo multilateral no vinculante, en una sesión de 1972 se decide que el año 1975 será el “Año internacional de la mujer y la paz internacional”, para conmemorar las muertes de las trabajadoras textiles de Chicago y Nueva York.

Un poco más agresivos en sus políticas mundiales, la ONU recomendó a sus países miembros conmemorar la fecha cuando ellos lo estimaran conveniente y según sus costumbres y tradiciones. Era el año 1977.

Han pasado 42 años desde esa petición y para ser honestos el organismo multilateral sólo pudo crear en 2010 ONU Mujeres, que es la encargada de la igualdad de género y empoderamiento de la mujer que hoy lidera la ex Presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

En síntesis, pareciera que sólo se ha instalado el tema, pues las mujeres siguen viviendo los problemas de las obreras de Chicago y Nueva York. Bajos salarios, diferencias con los hombres y desigualdad en muchos temas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes