jueves 23 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

La reingeniería del colegio San Jorge de Laja

Han pasado cuatro años desde que se anunció su cierre definitivo, y hoy tiene otra historia, con matrículas abiertas, su traspaso a la Fundación Juan XXIII, con gratuidad, sin selección e inclusivo.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

05-03-2019_23-45-221__14.1.jpg

El colegio San Jorge de Laja es uno de los tres establecimientos educacionales de la provincia que no han iniciado su año escolar 2019, la razón: mejoras en su infraestructura, considerando la continuidad del recinto, el que en al año 2014 informaba sobre su cierre definitivo, y hoy tiene otra historia.

Recordemos que fue el 30 de octubre del 2018, que se dio a conocer a la comunidad la continuidad del establecimiento educacional lajino, con lo que, además se reanudaron sus matrículas para este año, y la formalización del traspaso desde la Corporación Educacional San Jorge hacia la Fundación Juan XXIII, la cual se concretará este 2020, sólo que todavía se va a mantener como un colegio pagado y desde el próximo año empezaría con el régimen de gratuidad.

Para conocer en qué está el proceso de “readecuación” del emblemático y destacado colegio San Jorge, el gerente de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de CMPC Celulosa, Augusto Robert, detalló que luego de reabrirse las matriculas para este 2019, la cantidad de alumnos nuevos que comenzarán su año escolar en el establecimiento educacional es del orden de entre 58 y 60 alumnos.

Asimismo, explicó que “CMPC a través de la Corporación Educacional Colegio San Jorge, es hoy por hoy el sostenedor del colegio San Jorge, y tiene un convenio con la Fundación Juan XXIII perteneciente al Obispado de Los Ángeles, quienes serán, a partir del año 2020, los continuadores, en su calidad de sostenedor del colegio”.

Recalcando que “esto implica que hoy es un colegio particular pagado pasa a ser parte de la gratuidad y administrado en su condición de sostenedor por la Fundación Juan XXIII, ese es el convenio y compromiso que hemos suscrito junto con los apoderados, el municipio de Laja, y –obviamente- junto a la Fundación”.

 

EL COMPROMISO DE CMPC

Durante este proceso de cambio, CMPC asumió el compromiso de apoyar y realizar una serie de mejoras en el establecimiento. “Tenemos que preparar la infraestructura del colegio para afrontar los desafíos propios del próximo año, es entonces lo que hemos iniciado a partir de diciembre del 2018 hasta ahora”, enfatizó Robert.

A lo que añadió que “esperamos terminar dentro de marzo, la infraestructura de mejoras y mejoramiento de techumbre, ampliar las salas, prepararlas para poder recibir una mayor cantidad de alumnos en su sala, los baños, cumplir con la normativa de espacios metros cuadrados por alumno, así como también por temas de género, discapacidad, que son las últimas regulaciones que se han incorporado a los temas de infraestructura de los establecimientos educacionales”, puntualizó el gerente de Asuntos Públicos y Sostenibilidad de CMPC Celulosa.

DESDE LA FUNDACIÓN

En tanto, desde la Fundación Juan XXIII, su director ejecutivo, Raúl Galdámez, explicó que en estricto rigor, es la fundación la que trabaja en este momento en todo el proceso de remodelación del colegio, además de conseguir todas las documentaciones para pasar a gratuidad, para que el año 2020 se pueda cambiar y pase a hacerse cargo la Fundación.

“Allí hay dos instancias, uno que tiene que ver con la parte legal, es decir, quién pasa a ser el sostenedor, y otro que es el dueño del colegio, entonces en eso hay un aspecto legal que lo está definiendo el estudio jurídico de CMPC, pero mientras tanto, este año el colegio es particular y está manejado por la Corporación San Jorge”, sostuvo Galdámez.

Con respecto a la demora del inicio escolar 2019, manifestó que lo que pasó con el colegio, es que como no estaba listo la habilitación del espacio físico, porque CMPC lo está  remodelando completo, para que el colegio tenga 45 alumnos por sala, que sea desde prebásica hasta cuarto medio, entonces, cuando vieron que podían hacer el proyecto, empezaron a remodelar y se dieron cuenta que había muchas cosas que había que hacer, por lo tanto, se atrasaron en el ingreso de este año, y van a partir tres o cuatro semanas más tarde”.

Cabe recordar que el anunció el cierre del colegio San Jorge de Laja, fue noticia a nivel nacional, un establecimiento con los niveles de excelencia que tenía, con los mejores resultados a nivel regional tanto en PSU como Simce, y era noticia, con todo sentido y con toda justicia.  Y eso fue lo que impulsó a que se trabajara en doblarle la mano al cierre de este emblemático colegio en la provincia de Biobío.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes