suscríbete al boletín diario

Crónica

Michelle Piffaut Rivera: madre, esposa y exitosa empresaria de la moda

El amor por su carrera de diseñadora la llevó a comenzar un emprendimiento que a la fecha solo le ha traído éxito y el deseo de seguir aportando a la sociedad.


 Por La Tribuna

04-03-2019_21-56-301__whatsappimage2019-03-04at20.10.41.jpeg

María Paz Rivera Arévalo

[email protected]

 

Una historia de sacrificio y valentía ha querido destacar hoy Diario La Tribuna de cara a lo que será la conmemoración del Día Internacional de la Mujer. Se trata de la historia de Michelle Piffaut, angelina de 40 años, dueña de una atelier de moda en la comuna, quien ha compatibilizado su rol de esposa y madre con el de empresaria.

 

De profesión diseñadora, su emprendimiento precisamente tiene que ver con su pasión. Un atelier de moda, alta costura, que dispone de servicios variados, como por ejemplo, asesoría estética de uñas, cabello, maquillaje y vestuario, entre otros.

 

“Nosotros hacemos un cambio de imagen en las personas. Tú llegas y me dices, no sé, ‘se me casa mi hija en dos meses más’, y yo te diseño el vestido; nosotros te ponemos la tela, damos la asesoría en peinado, damos la asesoría en uñas, maquillajes, zapatos, todo lo que tenemos que llevar ese día”, dijo.

 

Actualmente cuenta con sede en Los Ángeles y otra en Santiago, con proyecciones a seguir creciendo como marca. Para esta mujer, su independencia económica es muy importante, por lo mismo insta a todos a cumplir sus sueños, ser independiente y trabajar duro en sus metas. “Los sueños son fáciles de lograr, es cosa de creerte el cuento”.

 

EQUILIBRIO

 

A pesar de que estamos en un ciclo feminista donde la mayor cantidad de mujeres se rebela contra el sistema, aún existen injusticias y dificultades. Los sentimientos o las críticas sociales muchas veces le juegan una mala pasada a miles de mujeres que sueñan con emprender un proyecto, pero que se ven retenidas.

 

Para esta diseñadora, la vida no ha sido color de rosa. Comentó que muchas veces su marido le reclama el hecho de que quizás hay periodos en que no tienen mucho tiempo para salir o hacer planes en familia, pero sí destaca la paciencia, dedicación y amor que él ha tenido todos estos años.

 

“Difícil, es súper difícil, siempre uno está con sentimientos encontrados de que no está lo suficiente en la casa ni en el trabajo. Me reclama bastante el marido que tengo poco tiempo para él. Pero igual es superpartner, me ayuda bastante en lo que es la tienda en las compras, en viajar al extranjero y buscar nuevos proveedores”.

 

Pero para Michelle todo es posible. El secreto está en que las mujeres sepan tener un equilibrio para coordinar sus tiempos de madre, esposa y trabajadora, además de siempre tener una mentalidad positiva y atreverse.

 

“Yo creo que es superimportante rescatar que uno es una persona. Una persona que tiene valores, sueños y que toda mujer puede desarrollar un potencial. Hay algunas mujeres muy artistas, otras que son buenas para las matemáticas, todas tienen cosas superrescatables y muchas se pierden en esta cosa de la crianza”, dijo.

 

DESAFÍOS FAMILIARES

 

Michelle estudió diseño en la Universidad Católica de Temuco. Al terminar sus estudios, comenzó a trabajar como jefa de taller en Casa García, lugar donde se desempeñó tres años. Con el paso del tiempo, y al nacer sus hijos, esta mujer se dio cuenta de que su amor maternal superaba los límites impuestos por el absorbente horario de su contrato.

 

Por ese motivo, tres años después tomó la decisión de comenzar su emprendimiento sola. “Bueno, después de que fui mamá me di cuenta de que no podía tener un trabajo esclavizado por horario, entonces dije ‘no, voy a tener que hacer algo sola para tener más tiempo para estar con mis hijos’. Empecé de a poquito con una maquinita, con dos, con tres, con cuatro y ahora tengo un equipo de nueve personas que trabajan conmigo”.

 

No cabe duda de que su profesión ayudó en su éxito, pero hay que destacar el amor y la valentía que tuvo esta diseñadora para renunciar a un trabajo estable por una aventura que no sabía en qué iba a terminar.

 

Hoy, cuando ya lleva más de 15 años trabajando en su proyecto, manifestó que lo más importante para una mujer en estas situaciones es tener un pensamiento positivo, ser valiente, pero por sobre todas las cosas, amar el trabajo que se realizará

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes