lee nuestra edición impresa

Crónica

Sociólogo y aprobación de Operación retorno : “Nuestro país, funciona bajo la lógica competitiva”

En la provincia de Biobío también se vieron casos, los que han sido aplaudidos según la última encuesta Casen.


 Por La Tribuna

12-11-2018_18-26-561__6.1

Durante este día lunes, salió a la luz los resultados de la encuesta Cadem que descifraba que un 85% de los chilenos estaba a favor de la llamada “operación retorno”.

En Biobío hubo 16 solicitudes, de las cuales tres desistieron finalmente de volver a su país.

El fenómeno de la migración también llegó a la provincia de Biobío y por lo mismo La Tribuna conversó con un experto para saber cómo se explica el problema que tiene la sociedad con otras culturas.

Luis Silva, sociólogo y académico de Administración Pública de la Universidad San Sebastián, comentó que "no es fácil definir este 85% como una actitud a favor o en contra de la inmigración, yo creo que más bien en Chile se está dando una suerte paridad en términos porcentuales y uno se da cuenta de algunas tendencias. Hay un grupo que efectivamente está muy interesado en que los migrantes lleguen a Chile y hay otro que se resiste. Dentro de esta lógica, lo más llamativo es que ese 85% que apoya, hay una mitad que no quiere que existan migrantes en Chile y el otro 50% está de acuerdo en que existan condiciones de bienestar mínimo que aseguren que las personas que están migrando tengan una base y que sea fructífera a la hora de pensar un desarrollo social".

En cuanto a si es normal conductas de índole racistas en las sociedades, explicó que "en la medida que una sociedad se encuentra frente a un cambio, ese cambio es resistido habitualmente por las personas mayores y en este caso, si revisamos los datos de Cadem, el 50% de las personas mayores de 50 años ya estaban con una posición negativa respecto a la llegada de los inmigrantes".

En ese sentido, detalló que ello explica que quienes son más resistentes a los cambios con los más adultos y frente a eso dicha resistencia se puede plasmar en los grupos más jóvenes.

Asimismo, detalló que existe una segunda resistencia "esta tiene que ver con el desconocimiento que existe respecto de lo que es ser migrante y vivir en condiciones de inmigración y eso se da porque el migrante se ve como un sujeto que va a competir. La gente no conoce como funciona el sistema de migración, por lo que asume que el que llega viene a competir esto pasa porque estamos en un sistema competitivo, nuestro país, nuestra economía funcionan bajo esa lógica".

En ese sentido, aseguró que sería todo distinta si se funcionara bajo una lógica cooperativa, viendo al extranjero como una persona que aporta a la sociedad, más que como alguien que viene a complicar la vida.

A todo lo anterior, aseveró que según  Cadem el 52% de los grupos socieconómicos más bajos están en desacuerdo con la llegada de los inmigrantes, "frente a eso nos encontramos con un escenario que producto del desconocimiento, se asume que ellos vienen  a quitar o restar las pocas oportunidades que hay".

A su vez, explicó que "los inmigrantes desde que llegan a Chile empieza a tributar que el Estado tiene que garantizar un bienestar en salud, educación y en otros casos, por lo tanto ese inmigrante no es necesariamente alguien que viene a robar la oportundidad en salud, educación, pero muchas veces por desconocimientos se generan algunos efectos amarillentas respecto de estas instancias".

También aseveró que culpa de lo anterior también los tiene ciertos grupos. "Cuando empezamos a reproducir que en la sociedad no existen oportunidades o que son restringidas y que no nos preocupamos de los que están, sino de los que vienen llegando, es porque se reproduce un discurso del cual no nos podemos hacer cargo responsablemente".

Consultado acerca de si han habido evoluciones positivas en sociedades que han tenido este fenómeno, afirmó que un caso emblemático es el de Italia, donde hace algunos años iniciaron una campaña con relación a la importancia de los extranjeros. "En un spot ponían 'hoy no podrás tomar desayuno, porque el señor que fabrica tu pan es extranjero y tú no lo quieres tener acá' a lo que después agregaban casos de conductores, entre otras representaciones que terminaban diciendo que las sociedades que aceptan migrantes se enriquecen".

Por último, dijo que este tipo de fenómenos tiene que ver con la ´negritud", "Eso tiene que ver con que a los sujetos que son morenos les atribuyen ciertas características, todo dentro del prejuicio, pero más que un tema racista, tiene que ver con un tema idiomatico y sumado a los prejuicios genera esta suerte de degradé".

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
Bío-BíoLa TribunaMigraciónsociólogo

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes