sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Aumentaron al doble las fiscalizaciones ambientales durante este invierno

Fueron cerca de 20.000 viviendas patrulladas, 1.300 fiscalizaciones y un total de 127 sumarios sanitarios, 121 a casas particulares y 6 a empresas.


 Por Sebastián Díaz

01-10-2018_19-18-171__14.1

Este 30 de septiembre concluyó el periodo de Alertas Sanitarias Ambientales para la ciudad de Los Ángeles, las cuales están determinadas por el Decreto N° 59 del Minsal y la Resolución N° 2610 de la Seremi de Salud del Biobío, vigente desde el 10 de mayo del presente año, con la finalidad de establecer medidas debido a alto consumo de leña y otros dendroenergéticos sólidos utilizados en condiciones y equipos no apropiados que generan grandes emisiones de contaminantes, principalmente material particulado fino, que tiene el potencial de generar graves daños a la salud.

El secretario regional ministerial de Salud de la Región del Bío Bío, Erick Jiménez Garay, indicó que “hubo un incremento de un 100 por ciento en la cantidad de episodios críticos de calidad del aire pronosticados, de 22 el 2017 a 44 el 2018, atribuido principalmente a factores meteorológicos adversos, bajas temperaturas, mala ventilación y pocas precipitaciones, aunque si hubo un comportamiento por parte de la comunidad un poco mejor, con una disminución de aproximadamente un 25% en la cantidad de sumarios, pese a que hubo más fiscalización.”

La Autoridad Sanitaria detalló que “este año gran parte de los episodios críticos fueron premergencias, un 75% de los casos, mientras que las emergencias ambientales estuvieron dentro de la incidencia de años anteriores. Además, el seremi agregó que “durante el año 2018, en 6 oportunidades  los periodos de preemergencia no derivaron en una emergencia ambiental, que es el episodio que más nos preocupa, porque en esa oportunidad la concentración de material particulado fino 2,5, es mayor a 170 microgramos por metro cúbico, situación muy riesgosa para el sistema respiratorio a mediano y largo plazo.”

Durante el 2018, los meses más complejos fueron julio y agosto, con 15 y 11 episodios críticos respectivamente, siendo los peores meses en cantidad de episodios registrados, desde que se implementó el sistema de alertas sanitarias ambientales en Los Ángeles, el año 2014.

En las fiscalizaciones participaron un total de 80 funcionarios de la Delegación Provincial de la Seremi de Salud Bío Bío, quienes operaron con 3 equipos de fiscalizadores durante las preemergencias y 4 equipos de fiscalizadores durante las emergencias ambientales. Los fiscalizadores de la autoridad sanitaria no sólo midieron el nivel de humedad de la leña, sino que entregaron material informativo y efectuaron educación respecto a uso de leña y de tiraje del calefactor con dendroenergético. 

Este año se patrullaron 20.000 viviendas, se efectuaron 1.341 fiscalizaciones, de ellas 400 fueron a empresas y el resto a casas particulares. La fiscalización significa el ingreso a la vivienda por parte de los funcionarios de la autoridad sanitaria, quienes en preemergencia hacen medición a la humedad de la leña, la cual debe ser inferior al 25%, se entrega material informativo y se efectúa educación respecto el uso correcto del sistema de calefacción por dendroenergético. 

En el caso de las emergencias, si se ve humo visible los fiscalizadores proceden a solicitar ingreso a la vivienda, y si se confirma uso de leña en periodo de prohibición entre las 18:00 y las 00:00 horas, se procede a levantar un acta y se inicia sumario sanitario por incumplimiento a las medidas de restricción. Todo este procedimiento puede tardar entre 10 a 20 minutos.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
cronicafiscalizacionesLa Tribuna

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes