lee nuestro papel digital

Crónica

¿Máquinas de azar o de destreza?: El debate al que se enfrentan los municipios

Alcaldes locales coincidieron en que existe ambigüedad en la ley que regula el funcionamiento de las denominadas máquinas “populares”. Sin embargo, desde el Gran Casino de Los Ángeles aclararon de que la Contraloría y la Superintendencia que controla esta materia ya hubo un pronunciamiento claro al respecto.


 Por La Tribuna

05-09-2018_19-34-381__5.1

El debate en torno a si se debiesen prohibir o legalizar las máquinas populares de azar vuelve a resurgir en la región, luego que el senador por Biobío Costa, Alejandro Navarro, solicitara al Ministerio Público investigar la posible comisión de delitos sobre estos negocios.

En la provincia de Biobío, el igual que en el resto del país, existe poca claridad respecto al real alcance que tiene la ley que regula la existencia de estos “entretenimientos”.

Consultados varios alcaldes de la zona, hubo coincidencia en varios de ellos de que la normativa en la materia es bastante ambigua, debido a que muchos de los locales dedicados a este negocio, logran obtener permisos de los municipios para funcionar, utilizando un subterfugio legal, el cual consiste en declarar que se tratan de juegos de destreza y no de azar.

FALTA DE FISCALIZACIÓN

En este sentido, el alcalde de Tucapel, Jaime Veloso, consideró que ante esta disyuntiva debería pronunciarse la Superintendencia de Casinos, impulsando una mayor fiscalización sobre los denominados “casinos populares”.  

“Lo que pasa es que aquí todos se han quedado conforme con el argumento de que la Superintendencia de Casinos no tiene personal. Yo creo que ha sido un tema nacional y el Ejecutivo y el Legislativo debieran ponerse las pilas, para aumentar la dotación de personal, para que pudieran hacer esta labor en cada una de las comunas o provincias de Chile. Si no, definitivamente, estos juegos que son de azar y no de destreza van a terminar siendo los futuros lavaderos de dinero de gente que, lógicamente, actúa en la ilegalidad y que transforma estos recursos en base a estas patentes que son fácilmente accesibles”, opinó.

El alcalde de Nacimiento, Hugo Inostroza, frente a este tema contó que no tiene el detalle del número de locales que pueden estar funcionando bajo esta modalidad, argumentando que “no existe en la ley claridad sobre la calificación de las máquinas, si son de azar o son de destreza”.

“Lo que dicen los que se instalan es que son de destreza, desde el punto de vista personal, creo que son de azar, por lo tanto, hay una ambigüedad desde la Superintendencia de Casino a nivel país y no se ha sido claro”, sostuvo.

“Estamos los alcaldes enfrentados a figuras que no son reales, de una patente de un tipo, cuando lo que hacen en definitiva son máquinas. En lo personal, yo he escuchado algunos proyectos de ley que están levantando algunos parlamentarios y me parece muy bien, y yo me voy a sumar, creo que estas máquinas son de azar, provocan mucho daño a la comunidad, más aún si se instalan cerca de las escuelas y no hay como prohibir, porque la ley en ese sentido es poco clara”, agregó la máxima autoridad nacimentana.

En la misma línea se manifestó el alcalde de Santa Bárbara, Daniel Salamanca, quien contó que como municipio, a través de los Consejos de Seguridad Pública, han abordado este problema con Carabineros y comerciantes, “para poder hacer una fiscalización de estas máquinas”.

“De hecho se ha reducido la cantidad, por una cuestión de competencia más que nada. Hay un control permanente, sobretodo, que no trabajen más allá de las horas que corresponden. Muchas veces estas máquinas tienen horario, pero después cierran las puertas y siguen trabajando como si nada. Por lo tanto, hemos tenido especial precaución, porque es sabido y también he tenido antecedentes de personas que, como por ejemplo dueñas de casa, que se han ido metiendo en este tema de las máquinas, perdiendo inclusive la compra diaria del pan, quedándose después hasta más tarde, llegando a afectar el funcionamiento normal de la familia en el hogar”, contó el jefe comunal.

“Mi opinión es que hay que diferenciar respecto de estas máquinas, hasta qué punto ya no son, prácticamente, una especia de casino (…) La experiencia que hemos tenido con este tipo de locales no ha sido de las mejores (…) Nosotros no estamos en condiciones de seguir extendiendo más patentes de esta naturaleza”, destacó Salamanca.

PRONUNCIAMIENTO CONTRALORÍA Y SUPERINTENDENCIA

En relación a lo planteado por los alcaldes frente a este tema, el subgerente general del Gran Casino Los Ángeles, Ricardo Pascual, explicó que como industria mantienen una postura respecto a la ley que regula esta materia.

“Hay ciertas directrices que son bastante claras como es el comunicado que emitió la Contraloría a las municipalidades de Chile. A su vez, dicho comunicado fue validado y enviado, posteriormente, por la Superintendencia de Casinos respecto a que todas las máquinas que se encuentran funcionando en estos negocios o en la mayoría de ellos, o por lo menos están en el levantamiento que la Superintendencia de Casino realizó hace algún tiempo, son, a juicio de la Superintendencia, de azar”, afirmó el ejecutivo.

Por ende, aclaró Pascual, de acuerdo a ley los juegos de azar solamente pueden ser explotados dentro de casinos de juego y algunos otros que tiene, particularmente, una autorización bajo la normativa como, por ejemplo, Lotería de Concepción.

Consultado acerca de porqué de igual forma siguen funcionando este tipo de locales con máquinas consideradas de destreza, pero que no lo son, el subgerente general del Gran Casino de Los Ángeles indicó que esto se debe a que “antes de estas emisiones de la Contraloría o de la Superintendencia, el marco regulatorio le indicaba a la Superintendencia que sólo se puede pronunciar, para eso fue creado el organismo, respecto de las situaciones de los casinos de juegos”.

“Por lo tanto, todo lo que estuviera ajenos a los casinos de juegos estaba fuera de sus competencias. Pero no había salido ningún dictamen aclaratorio o instructivo de Contraloría tal cual como fue el que emanaron, diciendo que, efectivamente, a las municipalidades debían solicitar a la Superintendencia de Casinos de Juegos el pronunciamiento respecto de si estas máquinas eran de azar o no. Hasta antes de eso la verdad es que podríamos hablar de ambigüedades o vacíos legales, desde donde podían tomarse las municipalidades y verificar que una máquina era de azar o no; eso dependía de instancias que a lo mejor no estaban protocolizadas o no estaban instruidas directamente de la Contraloría o de otro organismo, de cómo hacerlo. Eso quedaba favor o en propia potestad de la municipalidad, para que alguien dijera si esa máquina era de azar o no. En ese ámbito muchos optaron, o porque les mostraron algún certificado de laboratorio, llegaron diciendo que no era de azar y, por ende, podían funcionar. Pero ya la Contraloría fue clara hace algún tiempo y dijo que, para nuevas patentes, efectivamente, para autorizar nuevos funcionamientos de máquinas tienen que remitirse a la Superintendencia y solicitar si es que es de azar o no”, concluyó.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes