suscríbete al boletín diario

Crónica

Plan de suministro alternativo de agua en caso de catástrofe entra en su recta final

En el marco de este trabajo liderado por la Gobernación y la Superintendencia de Servicios Sanitarios, el municipio angelino comprometió poner a disposición un camión aljibe y una fuente de agua potable.


 Por La Tribuna

12-07-2018_17-58-041__5.1

Con un camión aljibe y una fuente de agua comprometida por la Municipalidad de Los Ángeles contará el plan de suministro alternativo de agua potable en el cual viene trabajando el Comité de Protección Civil, instancia de la cual participan la Gobernación de Biobío y la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS), entre otras entidades locales.

El aporte comprometido por el municipio angelino fue confirmado por el jefe de la oficina regional de la SISS, Rodrigo Riquelme, quien además dijo que Bomberos “está poniendo a disposición sus camiones aljibes, por lo tanto, la buena noticia es que esa brecha que hemos ido determinando se ha ido acortando”.

La brecha a la que alude el funcionario dice relación con los elementos disponibles y los que se necesitan para poder reaccionar a un corte generalizado del recurso, derivado de una situación de emergencia asociada a una catástrofe natural.

“La reunión pasada se determinó la cantidad de litros por habitantes/día, es un acuerdo que tomó la mesa y con ese dato se pudo determinar cuántos recursos, básicamente, estanques y camiones aljibes se requieren para abastecer la parte urbana con esa cantidad de agua”, explicó el jefe regional del SISS.

“Ahí surge esta brecha entre lo que hay disponible y lo que ha ofrecido la empresa sanitaria Essbio, lo que ha comprometido Bomberos, la municipalidad, con lo que realmente requiere el plan. Esa brecha se ha ido achicando”, agregó.

Cabe recordar que la instancia busca crear un plan que permita proveer de agua a los habitantes del sector urbano de las comunas de Los Ángeles y Mulchén, en caso de registrarse alguna emergencia.

Para avanzar en la materia, una nueva reunión se realizó en la Gobernación de Biobío, a la cual asistieron representantes de las distintas entidades convocadas a participar de este trabajo.

En total el plan determinó que son 125 estanques los que se necesitan para garantizar el suministro de agua a la población en Los Ángeles y Mulchén en caso de catástrofe, de los cuales 80 estarían asegurados, según corroboró el jefe de la oficina regional Biobío de la Superintendencia de Servicios Sanitarios.

Por su parte, la gobernadora provincial, María Teresa Browne, confirmó que el trabajo ya se encuentra en su etapa final.

“El municipio de Los Ángeles está aportando con un camión aljibe y con una fuente de agua que hay que corroborar en este minuto que esté funcionando y que sea agua potable, Bomberos también está colaborando con sus carros, así que ya estamos como en la recta final de poder firmar este protocolo con Essbio y la Gobernación para estar preparado en caso de una emergencia”, declaró.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes