miércoles 11 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

SAG realiza charlas a apicultores de Biobío sobre enfermedad endémica

Encargado nacional apícola del Servicio Agrícola Ganadero ha dictado talleres en Santa Bárbara y Los Ángeles en lo que respecta a la Provincia.


 Por JUAN PABLO VERGARA

31-05-2018_18-11-301__14.1

Una serie de charlas informativas sobre la situación de Loque americana en nuestro país, se encuentra realizando el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) en la región del Biobío, las cuales han sido dictadas por el encargado nacional apícola, Mario Gallardo Peña, en Curanilahue, Santa Bárbara, Los Ángeles, Hualqui y Concepción.

 

“Loque americana es una enfermedad endémica en nuestro país, es decir, está presente y en los últimos meses hemos detectado focos en las regiones de O’Higgins y Maule, por lo que se han priorizado estas reuniones con el fin de dar a conocer la situación sanitaria, las características de la enfermedad y las medidas de bioseguridad que deben tomar los apicultores”, dijo el profesional del SAG.

 

Respecto a la situación sanitaria de Biobío, Gallardo indicó que esta enfermedad no está presente en la región, por lo que recalcó la importancia que los apicultores incorporen algunas técnicas de manejo para prevenir el ingreso de ésta y otras enfermedades, además de técnicas de control del apiario. De acuerdo a los registros del SAG, en la región del Biobío existen aproximadamente 2.400 apicultores, de los cuales alrededor de 1.000 están inscritos en el Registro de Apicultores y Declaración de Apiarios (FRADA).

 

Sobre las medidas de bioseguridad que el SAG sugiere en estas capacitaciones se encuentra el no alimentar con miel de otros apiarios a las colmenas, no intercambiar material ni herramientas entre colmenas y evitar la captura de enjambres, entre otras medidas.

 

Loque americana es una enfermedad producida por la bacteria Paenibacillus larvae larvae, que afecta a una o más colmenas en un apiario, provocando, en un principio, una menor producción de miel y finalmente la muerte de la colmena. Para controlarla se deben eliminar las colmenas infectadas. Por ello el profesional llamó a los apicultores que frente a la sospecha de loque americana, den aviso inmediato al SAG y no apliquen antibióticos, ya que, si bien atenúan los síntomas, no los eliminan, pudiendo además dejar residuos en la miel, los que al ser detectados en los mercados de exportación pudieran provocar el cierre de éstos.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes