martes 10 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Experto explicó cómo mediar con el bullying en la adolescencia

Para Aedo, este es un tipo de violencia comunitaria, como cualquier violencia intrafamiliar, la política o la religiosa que se logra mantener en el tiempo a través de los secretos.


 Por Sebastián Díaz

30-05-2018_20-18-201__9.1

Tras conocerse de un tema bastante puntual, donde una adolescente de 16 años, estudiante del colegio Nido de Águilas, que conmocionó al país al quitarse la vida dentro de un local comercial en Providencia, presuntamente por sufrir de bullying, el director de la carrera de sicología de la Universidad Santo Tomás, Jaime Aedo, conversó con radio San Cristóbal y explicó sobre el bullying y sus impactos.

 

¿Cuáles son las señales de que un hijo sufre de bullying?

-El fenómeno es complejo no es como para dar 4 o 5 tips de instrucciones, debemos entender que está enmarcado dentro de un fenómeno más complejo que es la violencia entre seres humanos.

 

La pregunta ideal sería, ¿qué paso con estos niños y niñas en entornos escolares y que desarrollan este tipo de evidencia?, para ello tenemos varios tipos de consideraciones, primero identificar que esto es transversal no es que ocurra en un sector más que en otro, no es solamente cosas de niños, también es de niñas aunque existen diferencias en la forma de ejecutase en las niños suelen ser más físico que en las niñas.

 

Las niñas suelen usar más la violencia psicológica. Pero el tema es que existen características que hacen proclive a un niño en convertirse en víctima como en agresor, yo creo que eso debemos tomarlo un poco en cuenta, tiene que ver generalmente con el entorno familiar donde la violencia está generalizada, y se formó como una manera válida de comunicar que estos niños que provienen de hogares donde la intimidación familiar es abierta, donde la resolución de conflicto es de diario vivir.

 

Por otra parte en niños y niñas víctimas los estudios indican que existen ciertas tendencias o dificultades para resolver conflictos de manera optativa, que tienen dificultades para buscar la mejor salida con problemas y que éstas no lo perjudiquen a largo plazo.

 

También se ha visto muy seguido como la actuación de los padres de los niños víctima a veces agravan los problemas, la sobre reacción probablemente termine afectando más al niño víctima que otra cosa.

 

¿Qué debemos hacer en este tipo de conflicto?

 

-Yo trabajé varios años como perito en delitos sexuales y era común escuchar a niñas o niños víctimas que decían dentro de las entrevistas policiales que decían que, yo no podía contar lo que me pasó o sino mi mamá, mi papá o la persona que lo estaba criando iba hacer algo grave, porque cuando salía en la televisión un caso como el que me estaba pasando a mí, mi abuelita o abuelito decía si le pasa esto a mi hijo yo me mato.

 

En el caso del bullying no es muy distinto, si un padre sobre reacciona lo que está haciendo es provocándole aún más ansiedad a ese niño y agravándole más el problema los adultos tienen como responsabilidad de crianza ser capaces de entregar un entorno seguro a los niños donde los conflictos se van a resolver con la mayor tranquilidad posible.

 

¿Cómo nosotros, siendo adultos, nos podemos controlar para ayudar a un niño que tiene un problema aun mayor?

-La verdad no existe ninguna receta, sin embargo para uno haber llegado adulto tuvimos que controlarnos muchas veces, y algún aprendizaje tuvo que tener. Ser adulto implica tener cierto desarrollo de habilidad psicológica en el autocontrol.

 

¿En el caso de un compañero de curso, qué puede hacer este niño para ayudar algún par que es víctima de bullying en su curso?   

-Cuando el secreto se acaba, es el primer paso y el más importante para poder terminar con un proceso de violencia. El llamado es que primero los establecimientos tengan los protocolos para lograr acoger esta parte, que los niños y niñas se sientan motivados a denunciar.

 

¿Es común que los niños guarden silencio?

-Es común que la sociedad en general guarde silencio en una violencia, no solamente los niños, ellos no son una excepción a lo que es una estructura social.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
cronicaLa TribunaLos Ángeles

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes