suscríbete al boletín diario

Crónica

Caso Saiko: suman y siguen denuncias por incumplimientos laborales

Días atrás dos ex empleadas de este local de comida que funcionaba en avenida Alemania 387, en Los Ángeles, y donde hoy atiende un establecimiento similar denominado New Saiko, dieron a conocer las demandas que ganaron contra sus ex empleadores. Alentados por ellas, un grupo de otros 11 ex trabajadores hicieron lo mismo, acercándose a Diario La Tribuna.


 Por La Tribuna

22-05-2018_18-38-231__5.1

Las acusaciones por despidos injustificados e incumplimientos en el pago de indemnizaciones por concepto de años de servicios y otras prestaciones laborales en contra de los dueños del local de comida rápida que funcionaba en avenida Alemania 387, llamado Saiko y donde hoy funciona un establecimiento similar denominado New Saiko, suman y siguen.

 

A las denuncias efectuadas hace algunas semanas por dos ex empleadas del local, Vania Rivas y Karla Torres, de 24 y 31 años, respectivamente, quienes dieron cuenta de dos demandas ganadas en contra de “Inversiones Franco Warch Spa…representada por doña Magola Margarete Franco Warch…en su calidad de continuadora legal de su empleadora Nova Spa”, tal como se lee en las sentencias dictadas por el Juzgado de Letras del Trabajo de Los Ángeles, aparecieron otros 11 casos donde la justicia dictaminó lo mismo, es decir, los despidos fueron declarados nulos e injustificados, ordenando a los empleadores demandados al pago de indemnizaciones, cotizaciones adeudadas tanto previsionales como de seguro de cesantía y costas del proceso.

 

Las otras 11 denuncias fueron dadas a conocer por sus mismos afectados, quienes alentados por la primera denuncia aparecida en contra de sus ex empleadores en Diario La Tribuna, se acercaron hasta el medio para relatar sus experiencias.

 

“ESA PLATA LA ESTABA JUNTANDO PARA MIS ESTUDIOS”

Valentina Soto, de 19 años, contó que trabajó hace tres años en Saiko y que fue despedida en julio del año pasado bajo la causal de “necesidades de la empresa”. “Ellos me despidieron porque cortaron un turno de la mañana y yo no trabajaba en la mañana, trabajaba en las tardes, así que claramente era un despido injustificado”, aseveró la joven, revelando que lo que se le adeuda es cerca de 1 millón y medio de pesos.

 

“Estoy muy desilusionada, ya que desde que era menor de edad trabajé en esa empresa, había claramente muchas cosas irregulares, esa plata la estaba juntando para mis estudios, para irme a estudiar afuera y al despedirme y no pagarme nada yo no pude hacerlo y ahora estoy estudiando acá en Los Ángeles”, agregó Valentina.

 

Por último, hizo un llamado a otros jóvenes a no postular adonde ella se desempeñó durante tres años, porque “es muy inestable y va a seguir ocurriendo lo mismo cada vez que una persona vaya a pedir empleo. Nosotros queremos detener eso, no queremos que siga pasando”, enfatizó.

 

HAITIANOS AFECTADOS

Los reclamos de parte de ex empleados contra Inversiones Franco Warch Spa y Nova Spa también involucra a personal extranjero de procedencia haitiana. Es el caso de Nephtalie Charlerand, de 28 años, quien mediante un precario español relató que estuvo trabajando en Saiko en la sección de cocina cerca de tres meses, sin contrato, hasta que un día “me dice tú no puedes trabajar más acá. Me pagó dos meses y el otro no”, acusó.

 

PRIMERAS DENUNCIAS

Cabe recordar que las primeras denuncias contra el local Saiko fueron efectuadas por Vania Rivas y Karla Torres, de 24 y 31 años, respectivamente, la primera en tareas de cocina y la segunda como cajera.

 

Ambas se acercaron a Diario La Tribuna para hacer pública la demanda laboral que interpusieron contra sus ex empleadores, “INVERSIONES FRANCO WARCH SPA, empresa del giro de restaurant y comida rápida, representada por doña Magola Margarete Franco Warch en calidad de continuadora legal de su empleadora NOVA SPA, empresa del giro de restaurant y comida rápida, representada por doña Verónica Alejandra Orellana Nova, con domicilio en avenida Alemania número 387 de esta comuna”, según se lee en las causas presentadas por ambas demandantes ante el Tribunal de Letras del Trabajo de Los Ángeles.

 

De hecho, este órgano judicial ya emitió sentencia y en los dos casos resolvió que se trataron de despidos injustificados, ordenando el pago de remuneraciones pendientes por concepto indemnizaciones y deudas asociadas a cotizaciones previsionales y de seguro de cesantía no canceladas, además de las costas del proceso.

 

En ambos casos, la empresa demandada adeuda a las afectadas montos superiores a los cinco millones de pesos, según consta en el fallo.

.

“En ese instante estaba con licencia de la ACHS, con reposo médico, porque estaba con tratamiento psicológico y me despidieron estando con licencia. En ese momento fui a la Inspección (del Trabajo) para dar a conocer lo que estaba pasando, puse una demanda contra ellos que ganamos, pero no tenemos a quién cobrarle, porque ellos hicieron desaparecer la empresa al cambiarle el nombre”, relató Vania Rivas, quien contó que fue despedida del local en agosto de 2017, tras 3 años y medio de servicio.

 

En tanto, su ex compañera de trabajo, Karla Torres, comentó que había cumplido 5 años y 5 meses en la empresa cuando fue despedida en julio del año pasado por necesidades de la empresa. “Me dijeron que tenían un plazo de tres semanas, que era lo legal para hacer el pago de ese finiquito, fui a la Inspección del Trabajo, se cumplió ese plazo, ellos no se presentaron a ninguna conciliación”, acusó.

 

DEFENSORÍA LABORAL

Junto con revisar la sentencia dictada en ambos casos por el Tribunal de Letras del Trabajo de Los Ángeles, Diario La Tribuna tuvo acceso a conversar con el abogado jefe de la Defensoría Laboral de Los Ángeles, entidad a la que debieron recurrieron las afectadas para poder conseguir vía cobranza judicial el pago de lo adeudado por parte de sus ex empleadores.

 

“Ellas trabajaron para Nova Spa y hubo varios cambios al término de esta relación, de la titularidad del dominio de los administradores de dicho negocio, entonces, el tribunal condenó a Inversiones Franco Warch como continuador legal, en definitiva, porque ya Nova Spa prácticamente no existía, no tenía nada, no había bienes (…) y Franco Warch fue la continuadora y los condenó a ellos”, explicó Juan Moncada, abogado jefe de la Defensoría Laboral local.

 

El profesional añadió que al desaparecer del ámbito comercial la empresa contra la cual iba dirigida inicialmente la demanda, pese a que exista sentencia ejecutoriada en la materia, “el pago se hace muy difícil, por cuanto también Franco Warch es una empresa que surgió como son estas empresas que uno las llama de papel, que no tienen un patrimonio para hacer efectivo estas deudas”, precisó.

 

Agregó que para poder hacer efectivo lo adeudado a las trabajadoras se debe solicitar el embargo de bienes. “Lo más probables es que va a haber que esperar la devolución de impuestos de Tesorería”, indicó el abogado.

 

“Nosotros ya tenemos oficiado a Tesorería para que retenga cualquier clase de devolución de impuestos que le compete a esta empresa, que es como la herramienta más segura”, concluyó Juan Moncada.

 

Diario La Tribuna intentó nuevamente comunicarse con una de las representantes de las empresas en cuestión, Nova Spa, representada por Verónica Orellana, para obtener un pronunciamiento al respecto, sin embargo, hasta el cierre de esta edición aquello no fue posible.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes