suscríbete al boletín diario

Crónica

“No hay voluntad política en el país para la biotecnología”

Miguel Ángel Sánchez doctor en ciencias biológicas expresó su preocupación frente al desarrollo de la biotecnología aplicada a la agricultura en nuestro país.


 Por La Tribuna

18-04-2018_20-30-141__5.1

En su paso por la ciudad de Los Ángeles Miguel Ángel Sánchez, doctor (PhD) en Ciencias Biológicas con mención en Genética Molecular y Microbiología, y Biólogo con mención en Bioprocesos de la Pontificia Universidad Católica de Chile, hizo un llamado a las nuevas autoridades de gobierno para que se pronuncien en materia de apertura a los avances de la biotecnología vegetal, en materia regulatoria.

Además, señaló el profesional “es necesario difundir las posibilidades para provincia del Biobío, con el potencial del uso de biotecnología, transgénicos y otras nuevas técnicas de mejoramiento vegetal; por ejemplo como una de las soluciones para el sector remolachero, que ha estado en una crisis por los bajos precios”.

¿PARA QUÉ SIRVE LA BIOTECNOLOGÍA?

Chile es un país relevante a nivel internacional en términos de producción de semilla con fines de exportación relacionado a biotecnología y transgénicos, Chile es el líder del hemisferio sur exportando semillas transgénicas para abastecer el mercado de contrastación del hemisferio norte.

Esa actividad económica se desarrolla en el país y está regulada.

Sin embargo, señaló el científico “esta misma ciencia nos permite mejorar la calidad de nuestros cultivos para resolver problemas del campo o problemas que los agricultores tienen por ejemplo el problema de los insectos las plagas las malezas desafíos climáticos como la falta de agua”.

“La biotecnología permite abordar los problemas tratando de mejorar las características de los vegetales para enfrentar esas crisis, desde el punto de vista de cultivos comerciales para que nuestro agricultores los puedan utilizar ese tema está detenido en el país hace bastante tiempo”.

Ahí apunta según Sánchez el problema. “Existen distintos proyectos de ley en el Congreso que se han discutido pero no avanzan en la discusión porque hay distintas posturas desde el punto de vista político, porque desde el ángulo  científico o técnico hay un consenso en la seguridad y utilidad de estos productos”.

Por lo que el biotecnólogo hizo hincapié: “mientras existe esa discusión, queda entrampada la tecnología que avanza y se han desarrollado nuevos productos que benefician al agricultor en distintos países y nuestros agricultores están quedando al margen de los avances”.

Por ejemplo, indicó Sánchez, a nivel regional en términos de países en Argentina, en Paraguay, Uruguay, Brasil, Colombia, México, Honduras entre otros, se usa ese avance.

EL CASO DE BIOBÍO

El profesional señala en que pie está la provincia al respecto, debido a la falta de regulación de biotecnología vegetal y transgénicos “nuestro agricultores no pueden utilizarla hoy día por ejemplo existen cultivos mejorados de remolacha azucarera que podría eventualmente resultar beneficiosa para los agricultores de la zona”.

“Es una remolacha que ha sido mejorada para tolerar la presencia de un herbicida específico, pero no se puede utilizar en el país porque no hay una regulación clara que lo permita.

Según el experto se suman muchas características positivas “esto podría beneficiar en términos de rebajar la cantidad de insumos, mayores rendimientos, aumento de productividad, y como existe la regulación no la podemos utilizar.

También existen otros cultivos como maíces tolerantes a la sequía, un desafío climático que debemos comenzar a combatir de alguna forma”.

REVISIÓN DEL TEMA DESDE EL PUNTO DE VISTA CIENTÍFICO 

“Yo entiendo que esto se haya entrampado en una discusión política hace 10 años, porque estos productos no existían y además no eran del interés de los agricultores, pero hoy ya existen estos productos e incluso se comercializan en otros países.

Por lo tanto, subrayó Sánchez “es urgente avanzar en este debate”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
BiotecnologíaMiguel Ángel Sánchez

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes