martes 21 de enero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Se apagó la voz de un gran comunicador y locutor radial angelino

Patricio Orellana, fue uno de los últimos locutores de la vieja oleada en la radiodifusión de Los Ángeles.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

04-04-2018_19-38-301__6

Una lamentable noticia fue la que despertó a los habitantes de Los Ángeles, este miércoles 4 de abril, con el fallecimiento del destacado comunicador y locutor radial angelino, Patricio Orellana Sánchez.

Fue a eso de las 6:45 de la mañana, que Orellana, a la edad de 60 años, falleció en su hogar, cuando se encontraba en compañía de sus seres queridos.

Catalogado como uno de los grandes comunicadores de la comuna, con una voz inconfundible, alegre e incomparable calidad humana, y quien fuera uno de los últimos locutores de la época de los 70, el que hasta hoy seguía vigente.

Patricio Orellana, casado con Teresa Pincheira, y padre de seis hijos, inició su afición en la locución a los 12 años, cuando aún era estudiante en el Liceo Comercial, quien junto a otro reconocido locutor radial, Patricio Frez, presentaron un proyecto en la extinta radio O’Higgins, donde después de varios intentos lograron tener un espacio después del noticiario.

Ese fue el comienzo de su gran trayectoria comunicacional, para luego llegar a los auditores a través de radios como Girasol y Angelina. En el último tiempo, alternaba su participación entre la radio Mía y Regina Coeli, Emisoras donde desarrolló un gran trabajo comunicativo, el cual siempre estuvo vigente.

EL ÚNICO LOCUTOR DE LA VIEJA OLEADA

Fernando Chandía, quien fuera uno de sus colegas y amigo por más de 25 años, contó detalles de quien fuera este gran locutor.

“Con Patricio nos conocimos hace 25 años, cuando yo recién llegué a trabajar a Los Ángeles en el año 1989. Trabajamos juntos en radio Girasol, iniciamos un proyecto juntos en la FM 10, para luego reencontrarnos en la radio Regina Coeli”.

A ello, agregó que “durante el tiempo que no trabajamos juntos, siempre mantuvimos el contacto, y entablamos una gran amistad”.

Del mismo modo, Chandía destacó el gran profesionalismo del “Pato Orellana”, como era más conocido, quien pese a que la diabetes lo dejó ciego y en silla de ruedas, jamás dejó su entusiasmo por la locución, incluso, ya en el último tiempo seguía acompañando, con su incomparable voz, a los miles de angelinos que lo escuchaban a diario, transmisión que hacía desde su casa.

“Nacido y criado en Los Ángeles, creo que es el único locutor angelino de la vieja oleada, porque en ese tiempo llegaron varios muy conocidos, pero no eran de la comuna, y él era, de los años 70 en adelante, el único que quedaba de Los Ángeles”.

Finalmente, Fernando Chandía, enfatizó que “Patricio era una excelente persona, muy buen amigo y colega, no es porque haya partido lo llenemos de elogios, pero hay muchos testimonios de gente que se expresa muy bien del él, porque era muy sensible, muy humano, muy amigo. Y su voz será recordada siempre”.

Los restos de Patricio Orellana Sánchez, están siendo velados en la Parroquia Perpetuo Socorro de Los Ángeles, ubicada en calle Colón 1226 la misa de despedida será este viernes, en el mismo lugar, a eso de las 10 de la mañana.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Comunicadorlocutororellanapatricioradial

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes