viernes 15 de noviembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Mujer que acudió a consultorio resultó fracturada tras caer desde la camilla

Beda Labraña de 67 años fue al SAR Norte de Los Ángeles por un alza de presión, sin embargo, resultó accidentada tras precipitarse fuertemente, según denunció un hijo de la mujer.


 Por JUAN PABLO VERGARA

09-02-2018_22-14-391__señora

Una denuncia de una presunta atención negligente en perjuicio de una mujer de 67 años realizó el hijo de esta misma, Jorge Cabrera, quien se comunicó con Diario La Tribuna para reclamar por la mala atención que habría recibido su progenitora en un recinto asistencial de Los Ángeles, al cual acudió por un alza de presión.

 

El hombre contó que su madre, a quien identificó como Beda Labraña Sanhueza de 67 años, asistió en compañía de una amiga el pasado lunes 05 de febrero alrededor de las 22:30 horas hasta el Servicio de Alta Resolutividad ubicado en Avenida Los Ángeles con Galvarino, más conocido como SAR Norte.

 

En dicho centro, dijo, su madre habría recibido un cuidado totalmente negligente de parte del médico y los funcionarios que la atendieron.

 

“Al llegar allá le hicieron todo el chequeo de rigor y luego la hicieron entrar al box. Ella se presenta en el box, donde estaba solamente el médico, sentado en su escritorio, quien le pide que se suba a la camilla. Mi mamá pone un pie en el peldaño, tratando de afirmarse en la camilla, la cual se desplazó unos metros provocando que ella se cayera de lleno en el piso, quedando con un ojo hinchado y con una fractura en la muñeca”, relató el hijo de la mujer.

 

Posteriormente, agregó el denunciante, su madre quedó con fuertes dolores en una de sus manos, lo cual la llevó a solicitarle en reiteradas ocasiones al médico que la atendía a que le practicara una radiografía para verificar si es que había sufrido alguna fractura.

 

“De tanto insistirle, el médico accedió y efectivamente el examen arrojó que mi madre en una de sus muñecas tenía una fractura”, detalló Jorge Cabrera.

 

Tras eso, siguió contando, fue derivada hasta el hospital de Los Ángeles, desde donde finalmente fue devuelta a su domicilio en horas de la mañana.

 

“De ahí la mandaron para la casa sin ningún medicamento para los dolores. Cuando llegué el martes en la tarde del trabajo conversé con ella el tema. Tras eso me fui al SAR donde fue atendida y sufrió el accidente para estampar un reclamo. Pedí también conversar con alguna persona a cargo, atendiéndome una enfermera que no sabía nada del caso”, continuó narrando el hijo de la afectada.

 

Añadió finalmente que con posterioridad logró contactarse con la directora del establecimiento, obteniendo la misma respuesta: que no estaba al tanto de lo sucedido.

 

“Pido que se haga todo normal. Que le hagan todos los exámenes a mi madre y también solicité poder tener una conversación con el médico que la atendió”, finalizó el hombre.

 

Diario La Tribuna tomó contacto con el Departamento de Comunicaciones de la Municipalidad de Los Ángeles para intentar obtener una versión de lo sucedido desde el establecimiento de salud denunciado, sin embargo, hasta el cierre de esta edición eso no fue posible.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
AccidenteDenunciaNEGLIGENCIASAR

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes