suscríbete al boletín diario

Crónica

Región del Biobío contará con 200 kilómetros de cortafuegos contra incendios forestales

Labor se concentra en las 24 comunas con más alta ocurrencia y con presencia de zonas de interfaz urbano o rural.


 Por La Tribuna

En agosto de este año, la Corporación Nacional Forestal, CONAF, junto a la Oficina Nacional de Emergencias, ONEMI, realizaron un catastro de los sectores de la Región del Biobío que requerían construcción de cortafuegos o mantención de ellos, con el fin de ejecutar esta acción entre noviembre y diciembre. Es así como se determinó la construcción de 110 kilómetros de cortafuegos, correspondiente a 120 sectores de mayor riesgo de propagación del fuego hacia asentamientos humanos, los cuales se suman a los 90 kilómetros ya construidos durante enero y febrero pasados. De esta manera, la región contará, durante el próximo verano, con 200 kilómetros de cortafuegos para eliminar la continuidad de combustible cercano a viviendas de modo de proteger infraestructura y vida de las personas.

 

Este plan de cortafuegos se inserta dentro de la “Estrategia para el Fortalecimiento de la Gestión de Incendios Forestales”, lanzado por la Presidenta Michelle Bachelet en octubre pasado, y que apunta a la prevención y mitigación de incendios forestales.

 

INSPECCIÓN A TRABAJOS

El Intendente del Biobío, Rodrigo Díaz y los directores regionales de CONAF, Sergio Valdés, y ONEMI, Gilda Grandón, inspeccionaron trabajos realizados en áreas de ocurrencia reiterada de incendios durante el verano por la alta presencia de vegetación y sitios amplios con poca mantención. En estos lugares pudieron constatar el avance que experimentan los trabajos y la protección que con ello se está entregando a las distintas comunidades.

 

“Los cortafuegos con los que se cuentan habitualmente están ubicados en sectores de bosque, en cambio lo que estamos haciendo hoy es trabajar en el sector inmediatamente vecino a las casas”, destacó el intendente del Biobío.

 

La autoridad agregó que este plan de cortafuegos apunta a que, en caso de ocurrir un incendio forestal, se minimice el riesgo. “Para ello esperamos durante este verano contar con 200 kilómetros de cortafuegos de interfaz, construidos por CONAF. A ellos hay que sumar los cortafuegos que puedan aportar los propios municipios y las empresas forestales, y que alcanzan los más de 2 mil kilómetros de cortafuegos a lo largo de toda la región. Pero esta acción en interfaz, en particular que realiza la Corporación, se hace cargo de uno de los problemas que evidenciamos durante el verano pasado, esto es, si aumenta la superficie que se está quemando lo que se pone en riesgo son las zonas vecinas a las viviendas”, sintetizó.

 

Por su parte, el director regional de CONAF, Sergio Valdés, explicó que “el programa de cortafuegos, como una lección aprendida, de lo ocurrido durante el verano pasado, ha sido posible no sólo con los recursos con los que cuenta la institución, sino que con un gran aporte que nos ha hecho el Gobierno Regional a través del programa ‘Prevención de Incendios Forestales en Zonas de Interfaz’ que en su oportunidad presentamos al Consejo Regional y que fue aprobado. Los incendios son un problema de la sociedad completa, aquí cada uno tenemos una responsabilidad. Estos cortafuegos que estamos construyendo permiten proteger un área importante de viviendas inmediatas, pero también el trabajo que hemos realizado con las comunidades, tanto en interfaz urbana como en la rural, diciéndole a cada vecino que tome sus precauciones de mantener su entorno limpio, libre de basura y de material que pueda ser inflamable”.

 

DESCONOCIMIENTO ENTRE ALCALDES

Consultados alcaldes de la provincia del Biobío acerca de este plan de cortafuegos anunciado por el intendente Díaz, manifestaron no haber sostenido conversaciones con la autoridad regional en torno al tema.

 

El alcalde de Santa Bárbara, Daniel Salamanca, afirmó que sólo con las empresas forestales que tienen presencia en su comuna se ha coordinado un trabajo preventivo en materia de incendios.

 

“Tenemos una mesa de trabajo con la forestal Mininco que es la que tiene mayor presencia. Estamos trabajando un plan, luego de los incendios ocurridos el verano pasado, donde se tiene individualizado a todas aquellas personas que están aledañas a los bosques, inclusive aquellas que tiene discapacidades y también los sectores donde no hay señal de celular”, comentó el jefe comunal.

 

“No hemos conversado con él (intendente Díaz), porque hasta el momento hemos podido trabajar el bien el tema con las empresas forestales”, agregó.

 

Su colega de Yumbel, Juan Cabeza, reconoció que con las autoridades regionales “no hemos tenido contacto sobre eso, lo que sí he visto es que cerca de los centros poblados, tanto en el sector rural como en la parte urbana, Mininco ha ido cortando una faja de pinos para hacer cortafuegos”, comentó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
AlcaldesconafcortafuegosincendiosIntendente

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes