suscríbete al boletín diario

Crónica

Establecimientos educacionales de la provincia son reconocidos como promotores de la salud

Son un total de 26 recintos educativos, en donde algunos llevan más de cuatro años comprometidos con esta iniciativa.


 Por La Tribuna

Fueron 26 en total los jardines infantiles, escuelas, colegios y liceos de toda la provincia reconocidos, este martes, como Establecimientos Educacionales Promotores de la Salud -EEPS-, por parte de la Secretaría Regional Ministerial de Salud del Biobío y la Mesa Intersectorial del área, que integran también Seremi de Educación, Junaeb, Fundación Integra, Junji, Senda, Seremi del Medioambiente y Seremi del Deporte.

La Estrategia tiene como objetivo principal incentivar la incorporación de recintos educativos a un proceso voluntario de diagnóstico de su entono educacional, con la posibilidad de desarrollar programas de mejoramiento, con asesoría técnica intersectorial permanente, con el fin de alcanzar una mejor calidad de vida de su comunidad educativa.

En la ceremonia se reconoció a un total de 52 establecimientos educacionales, de toda la región, de los cuales 23 ingresaron a la estrategia el año 2015, y 29 obtuvieron su segundo reconocimiento, tras estar en la Estrategia desde el año 2013 y continuar trabajando sus planes de mejora, que implican una matrícula de 15 mil 849 escolares.

De esta cifra, en la provincia de Biobío, 10 corresponden a los ingresados el 2013, y 16 al 2015.

ESTABLECIMIENTOS RECONOCIDOS

Mercedes Jofré, directora del Liceo Diego Portales de Yumbel, recalcó la importancia que ha tenido para ellos ser parte de esta iniciativa, y contar con la participación de los más de 180 alumnos con los que cuenta la comunidad educativa. “Ha sido notable y con mucho trabajo, hemos estado incentivando a toda la comunidad para participar en esta iniciativa”.

A ello, agregó que “acá en el liceo ha sido un programa integral, porque se reúne a los alumnos, apoderados, docentes y no docentes que son parte del liceo, además de la comunidad y los vecinos”.

Con respecto a cómo se desarrolló esta iniciativa en el Liceo Diego Portales, su directora, explicó que “trabajamos en distintas acciones, con los apoderado tenemos reuniones, realizamos escuela de padres, y ahí conversamos el tema de incentivar el promover la salud, y al finalizar los encuentros hacemos lo que denominamos “un compartir sano”, con brochetas de frutas, jugos naturales, además de entregarles una minuta par la semana, para que ellos les hagan a los chicos”.

Asimismo, agregó que “también hacemos mucha actividad deportiva. Nosotros tenemos acá en el colegio profesores de educación física, kinesiólogos, y ellos nos ayudan en este programa”.

Del mismo modo, destacó el compromiso, tantos de la comunidad educativa como de los vecinos, “se han ido comprometiendo de a poco, y entendiendo que es importante llevar una vida saludable, y cómo se pueden sustituir los alimentos “chatarras”, por los alimentos sanos, como frutas y verduras”.

Finalmente, recalcó que “todos los colegios deberían sumarse, porque así ayudamos a disminuir la tasa de obesidad, lo que implica tener una mejor calidad de vida”.

LOS MÁS PEQUEÑOS

De esta misma forma, en Nacimiento, Jardín infantil “Los Capullitos”, también se sumó a esta iniciativa, desde el año 2013, en donde sus más de 70 alumnos, pequeños de los dos a los 4 años y medio, participaron de diferentes actividades en torno a la promoción de salud.

Al respecto, su directora, Maritza Sáez, manifestó que “es una satisfacción el ser reconocidos por segunda vez, por lo tanto este año ya alcanzamos el nivel de excelencia, lo que es una motivación constante, tanto para el equipo, la familia y los niños”.

A ello, añadió que “trabajamos con el ambiente, el entorno, la inclusión, los factores protectores, lo que, además se cruza con nuestro proyecto institucional educativo. Se trabaja diferido de acuerdo a las edades, habilidad y competencia que los niños requieren, y ahí se van diversificando las experiencias”.

Además, “hemos implementado una granja educativa con animalitos acá en el establecimiento, tenemos un tremendo invernadero, huerto, y los niños se dedican a cultivar, sembrar, cuidar, en definitiva ellos son los que están produciendo todo este cuidado del entorno”.

En esta misma línea, destacó la participación de los apoderados, quienes también han tenido que cambiar  que cambiar sus pautas, sobre todo en lo que tiene que ver con las colaciones, evitando que los niños lleven alimentación que no sea saludable. También, nosotros eliminamos las celebraciones con comida chatarra, tanto en las actividades con los alumnos, como en la de los apoderados”, concluyó.

EN LOS ÁNGELES

Otro de los establecimientos que se comprometió con esta iniciativa es el Jardín Infantil “Piececitos de Niño” de Los Ángeles, quienes han realizado un arduo y reconfortante trabajo, destacando los buenos resultados con los niños.

Al respecto, su directora, Lorena Gómez, sostuvo que “con esta iniciativa tenemos a niños que han logrado pasar de la categoría de sobrepeso, a la anterior, y eso nos pone muy contentos, en el sentido que estamos trabajando para el bienestar de los 146 niños que conforman el jardín”.

Asimismo, explicó que “al principio, costó un poco que los apoderados participaran en esta iniciativa, todas las actividades realizadas en el jardín, sólo se hacen con comida saludable, en base a jugos naturales, nada que tenga que ver con frituras o grasa saturadas, todo lo más sano posible para los niños. Entonces, al principio cuando le planteábamos a los apoderados el tener que hacer o querer hacer una convivencia con los niños, ellos de inmediato empezaban a armar un tema con las papas fritas, ramitas y chocolates, y ahí tuvimos una especie de dificultad, para que los apoderados nos apoyaran en esta iniciativa”.

“Hemos visto ya pequeños cambios, tanto en los niños como en la familia, en estos años hemos logrado bastantes cosas. Nos falta todavía por lograr, pero vamos bien encaminados”, puntualizó Lorena Gómez.

CUMPLIMIENTO DE REQUISITOS

Para que un establecimiento sea catalogado como “comprometido” debe cumplir con 4 requisitos de entrada, correspondientes a compromiso de la autoridad del establecimiento a ingresar a la estrategia, cumplimiento en un 100% de pauta de condiciones sanitarias mínimas, documento de compromiso nombrando un equipo de trabajo, para el desarrollo de la estrategia dentro del establecimiento, y documento con nombramiento de un representante dentro del establecimiento a cargo de la estrategia.

Tras el cumplimiento de dichos requisitos se firma una carta de compromiso, y los establecimientos se comprometen a desarrollar durante un año, inclusión de contenidos que fomenten estilos de vida saludable en su comunidad educativa en el Programa Educativo Institucional, reunión con consejo escolar y/o comunidad educativa para levantamiento de necesidades según los ámbitos priorizados en la estrategia.

Además de un diagnóstico nutricional, a lo menos, de los estudiantes párvulos, de 1º año básico, 8º año básico y 1º año de enseñanza media, no permitir el expendio, comercialización y publicidad de alimentos que presenten en su composición nutricional elevados contenidos de calorías, grasas, azúcares, sal u otros en el establecimiento, y aplicación de pauta de evaluación de EEPS a modo de autodiagnóstico.

Una vez que el establecimiento haya dado cumplimiento con lo establecido en la carta de compromiso, se inicia el proceso para la obtención del sello de Establecimiento Educacional “Reconocido”.

El nivel de avance determinará posteriormente si el reconocimiento es con excelencia o calidad avanzada.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
ESDUCACIONALESestablecimientospromotoresSalud

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes