suscríbete al boletín diario

Crónica

Autoridades califican como un hito firma de acuerdo que regula uso del lago Laja

El nuevo “Convenio de Operación y Recuperación de los recursos del embalse de lago Laja” viene a reemplazar al que se encontraba vigente y que data desde 1958.


 Por La Tribuna

Como un importante hito en la historia de la provincia de Biobío fue calificada la firma del Convenio de Operación y Recuperación de los recursos del embalse de lago Laja, llevada a cabo este jueves en el Hotel Saltos del Laja, con la participación de altas autoridades nacionales, regionales y provinciales.

 

La ceremonia contó con la presencia del ministro de Obras Públicas (MOP), Alberto Undurraga; el intendente de la región del Biobío, Rodrigo Díaz; del gerente general de Enel Generación Chile, Valter Moro; el gerente de Trading y Comercialización de la misma firma, Humberto Espejo; del gobernador de Biobío, Luis Barceló, parlamentarios y alcaldes de la zona y representantes de las diferentes asociaciones de canalistas que operan en la zona.

 

“Hasta el día de hoy se regulaba el uso de las aguas de la laguna del Laja a través de un convenio firmado en 1958, hoy día hemos cambiado ese convenio con tal de permitir que se usen bien las aguas para regar 120 mil hectáreas y con eso beneficiar la agricultura (…) que se puede usar también para la energía (…) que se puede usar para el turismo, particularmente, en los Saltos del Laja”, destacó el ministro del MOP, Alberto Undurraga.

 

El secretario de Estado comentó que el acuerdo tomó cuatro años de trabajo, el cual, según él, “cambia la concepción de manera tal de permitir estos cuatros usos: el uso para la agricultura, el uso para la energía, el uso para el turismo y un uso general que es mantener en buenas condiciones el lago, tener en buenas condiciones la cuenca completa”, enfatizó.

 

Para el gerente general de Enel Generación Chile, Valter Moro, la firma de este acuerdo representa la integración que ha tenido la compañía en los territorios en los que opera. “Ha sido un camino intenso en los últimos seis años, empezamos al final del 2014 a trabajar con todos los actores de este fantástico territorio, mirando cómo se puede gestionar el agua que es un bien común para que pueda generar energía eléctrica, que pueda alimentar a todos los regantes en una tierra llena de agricultores e, igualmente, favorecer el tema del turismo”, resaltó el ejecutivo.

 

Agregó que “nosotros nos sentamos en esta mesa con mucho gusto, buscando soluciones y proponiendo también una mirada de largo plazo, es importante porque permite a todos los actores del territorio de tener una certidumbre de cómo se va a racionar el agua del embalse Laja y, adicionalmente, como Enel podemos aportar mucho a entregar energía limpia y apta para la transformación competitiva de Chile”.

 

El secretario ejecutivo de la mesa de acuerdo para la recuperación del lago Laja, Boris Solar, manifestó que en general la comunidad social de la provincia de Biobío recibe con mucha satisfacción el acuerdo. “Es posiblemente el acuerdo social más importante que se ha firmado en los últimos años en términos sociales y económicos por la importancia que tiene regular uno de los recursos más importantes como es el agua en la cuenca de reservorio hídrico más importante que tiene el país”, recalcó.

 

“Lo que significa hoy día para los pequeños agricultores, lo que significa hoy en día para los inversionistas en frutas en una de las zonas más pujantes desde el punto de vista frutícola del país permite avizorar que los próximos 20 o 30 años podamos tener tranquilidad de que va a existir el agua para los regantes”, añadió Solar.

 

En tanto, el intendente regional, Rodrigo Díaz aseveró que con la firma del acuerdo hubo un cambio de paradigma. “El paradigma que había hasta el año 2014 cuando nos enfrentamos al entrar al gobierno con esta realidad era que cada uno trataba de decir mi posición es la válida, así lo hacía el sector de energía con las empresas vinculadas en la materia, así lo hacía el sector agrícola con las asociaciones de regantes y así lo hacían los operadores turísticos. Todos pensaban que individualmente debía satisfacerse su requerimiento y lo que hicimos es algo que se llama buen gobierno. El buen gobierno es el que se preocupa por el bien común, lo que implica que todos los actores del sistema deben sentirse partícipes de los éxitos que se alcanzan”, puntualizó.

 

El convenio, que se hará efectivo a partir del 1 de diciembre, apunta a equilibrar la cota promedio del embalse y asegurará las extracciones para riego. Además, habrá una mejora importante en la flexibilidad en el uso del agua, entregando anualmente un derecho a riego y generación, que tendrán una amplia libertad de uso.

 

El actual ha sido el fruto de la participación y acuerdo de los miembros de la mesa de trabajo conformada por la Asociación de Canalistas del Laja, la Asociación de Canalistas Zañartu, así como de la Junta de Vigilancia del Río Diguillín, además, de la Dirección de Obras Hidraúlicas, la Dirección General de Aguas, Enel Generación Chile, y ha contado con el apoyo de los ministerios de Agricultura, Energía y la Comisión Nacional de Riego.

 

Durante la firma de convenio, al término de la ceremonia una curiosa y a la vez peligrosa situación sucedió y que por fortuna no dañó a ninguno de los presentes. Se trató de la caída sorpresiva de un dron a menos de dos metros de la mesa donde las autoridades se encontraban firmando el acuerdo. Por suerte nadie resultó lesionado.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
aguasfirma convenioLago LajaSaltos del Lajauso

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes