lunes 14 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

La miserable condición en que viven 13 familias angelinas en ‘El Triángulo’

Diario La Tribuna recogió los relatos de una realidad chilena que muchos no quieren ver.


 Por VÍCTOR CONTRERAS

28-08-2017_18-59-331__ELTRIANGULO16

Barro, humedad, malos olores, plagas, contagios, frío extremo, hacinamiento. Son las miserables condiciones en las que viven 13 familias angelinas asentadas a orillas de un canal de regadío nacido del río Quilque. Autoridades hicieron promesas incumplidas, mientras el Sename amenaza con quitarles a sus hijos. De terror.

Los habitantes de este lugar ubicado a un costado de la villa Galilea y a orillas de este canal, que además es basural, llevan años soportando esta paupérrima situación, en donde destaca, sobre todas la precariedades, la falta de un sistema de alcantarillado.

La vulnerabilidad de las estructuras donde viven no les protege de las inclemencias de ninguna época del año. La basura es parte del paisaje y de los juegos de los niños, quienes deben convivir contantemente bajo el peligro de las infecciones.

LLAMADA DE AYUDA
El pasado 17 de agosto, el presidente de la junta de vecinos 11 de Septiembre, Gerardo Salamanca, se acercó hasta las oficinas del Diario La Tribuna ubicadas en calle Colo Colo para para contar sobre las promesas incumplidas de algunos líderes políticos que ofrecieron una solución habitacional.

Tras la correspondiente publicación de esta situación por parte del Diario de la provincia de Biobío, se han recibido mensajes de todo tipo por la conmoción que causó el conocimiento de esta realidad, que se vive a sólo 100 metros de uno de los complejos urbanos más importantes de la comuna, como lo es villa Galilea.

RELATOS DE SUFRIMIENTO
Considerando los antecedentes que se recogieron en el terreno donde estas personas viven, se conversó con madres de familia que accedieron a dar datos de sus más urgentes requerimientos y fatídico presente.

-Elsa Franco Salamanca, 4 hijos, de entre 3 y 9 años: “Yo tengo dos niñitos prematuros, ellos viven enfermos del pecho y finalmente me los quitaron”.
 

-Sandra Jara Franco, 23 años: “Hace 5 años nos dijeron las autoridades que nos sacarían de aquí. Sólo fueron promesas. Lo peor de vivir aquí es el canal, la basura, la falta de baños, el barro y la mala salud. Yo estoy enferma”.
 

-Gladys Salamanca, tiene 6 hijos, de entre 6 y 18 años: “Vivimos todos apretados y no hay privacidad, si se enferma uno, nos enfermamos todos. El tribunal me va a quitar a mis hijos si no salgo de aquí”.

-Danisa Franco, tiene 2 hijos de 2 y 6 años: “Soy madre soltera. La humedad nos tiene mal, vivimos en el barro, los hijos se enferman todos los inviernos. Hace 5 años nos ofrecieron casas y aun no hay nada”.

-Jacqueline Pinilla, dos hijos: “Es malo vivir acá, los niños lo pasan muy mal, el canal tiene ratones y en el verano estamos llenos de garrapatas. Nos ofrecieron casa, hay niños y somos seres humanos”, relató profundamente afectada.

-Marcela Salamanca: “Yo soy asmática, estoy con depresión y paso enferma. Mi pareja también está enfermo. Él trabaja pero no nos alcanza”.

-Genia Mardónez, 2 hijos, uno de ellos es bebé: “Nuestros hijos viven enfermos, tenemos que llevarlos constantemente al SAPU. Vivimos más allí que en nuestra casa”.

-Carla Gallego, 2 hijos: “Es frustrante, no tenemos cómo salir, aquí es todo malo, vivimos los 4 en la casa y tenemos dos camas”.


Damari Gutiérrez, tiene un bebe de 1 año 7 meses y está embarazada: “La situación es deplorable, no hay donde botar la basura. A la mayoría le quitan los bebés. Es mucho el riesgo. Uno siempre quiere algo mejor para nuestros hijos pero no se puede”.

-Belén Brito, un hijo de tres años: “Tuve la oportunidad de ir a arrendar a otro sector. Me sacó mi pareja de acá. Decidí irme porque me iban a quitar a mi hijo, ya que estaba viviendo en el barro”.

-Elisabeth Ruiz: “Yo arriendo, pero estuve más de un año viviendo de las promesas, dijeron que nos iban a ayudar y no pasó nada. Ahora nos amenazaron con el cierre de la calle porque este es un terreno estatal”.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes