sábado 19 de octubre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Patricio Andrades: “En EE.UU. hay plantas de plomo en medio del radio urbano”

El representante de la empresa Recimet, indicó que se informó con anterioridad a la comunidad y explicó que se regirán según normativa ambiental estadounidense, que es más exigente que la chilena.


 Por VÍCTOR CONTRERAS

08-08-2017_22-15-031__6.2

Ante la polémica que causó la noticia del proyecto de instalación de una planta de plomo en Los Ángeles, expuesta en el reportaje de Diario La Tribuna del día 8 de agosto, el gerente de proyecto de Recimet, Patricio Andrades, salió al paso de la alarma ciudadana.

El empresario dijo que desde hace un buen tiempo que se trabaja en este proyecto, indicando además que el primer contacto que tuvieron con las comunidades aledañas fue en mayo del 2015.

Asimismo expresó que “estamos sorprendidos que se diga que se desconocía el proyecto”, agregando que “yo diría que es un proyecto bastante conocido en la zona, sobre todo a nivel de autoridades y las comunidades que están alrededor”.

Sobre este tema, Damaris Espinoza, vecina del sector Villa Alegre, dijo que “efectivamente vinieron el día de 14 de julio, a una reunión donde no asistieron más de 20 personas, lo que no corresponde a una comunidad entera en ningún caso”.

En tanto, el gobernador provincial, Luis Barceló, indicó que “no se han contactado conmigo para entregar información del proyecto, pero en algún momento la empresa me pidió una reunión a través de la ley de lobby, y yo los recibí hace más de un año atrás”.

EXPLICACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL
“Nosotros reconocemos el impacto del plomo ya que es un residuo peligroso, y es por eso esta aprobación debe pasar por un estudio de impacto ambiental”, comentó Andrades, añadiendo que por lo mismo es un proyecto “técnicamente complejo”.

Igualmente contó que para prepararse en este proyecto fueron a Estados Unidos a recoger su experiencia en el tema y además traer la última tecnología existente en este tipo de instalaciones, decidiendo por voluntad propia, seguir ese modelo normativo, el cual indica, es mucho más estricto que en Chile.

“La norma chilena dice que se acepta 0,5 microgramos de plomo por metro cúbico normal. Eso es lo que la evidencia científica indica como límite de exposición para una persona, en cambio nosotros estamos trayendo una planta que es 3,3 veces más exigente, poniendo como límite 0,15 microgramos por metro cúbico”. "Estamos 37 veces más abajo que la norma más exigente”, puntualizó.

Sobre el funcionamiento de la planta, explicó que “es una planta de pasada y no un vertedero como he escuchado en algún lugar. En esta planta todo lo que llega luego se va, por lo que no tiene ningún pasivo ambiental ahí”.

Además comentó a La Tribuna que “el terreno fue elegido geológicamente de manera estratégica porque estamos en una capa de piedra que tiene 14 metros de profundidad, lo que establece una base de acción muy buena desde el punto de vista de las napas”.

MODELO ESTADOUNIDENSE
“En Estados Unidos las plantas están al lado de la población urbana, y acá mismo en Calama, la planta está a 600 metros de la ciudad, y no hay personas con alteraciones por plomo, y eso que cuentan con tecnología de hace 20 años, mientras que nosotros planteamos tecnología actual en Los Ángeles”, dijo Andrades.

Además, continuó ejemplificando que “en Estados Unidos hay 15 plantas de este tipo, y sólo tres tienen la tecnología que nosotros ocuparemos acá, lo que representa también una oportunidad de desarrollo tecnológico en el país, igualmente nuestra eficiencia es del 99,98%, que son niveles que en Chile hasta el día de hoy no existen”.

EL PROYECTO
El gerente de proyecto de comercial Recimet Limitada, dijo sobre la función de la planta que “son miles las baterías que las personas pueden tener en sus casas o en sus campos, porque la gente no sabe qué hacer con ellas y tampoco saben qué tan peligrosas son. Probablemente hoy día hay mucho más contaminación en Los Ángeles producto de los residuos que están hoy sin disponer correctamente”.

Sobre los plazos indicó que “nuestra planta está recién iniciando el proceso de evaluación ambiental, por lo que esto va a ser para largo. Tal vez pueda ser aprobado recién en un año y medio más, además después es otro año más de construcción”.

Igualmente sobre las oportunidades de trabajo comentó: “Debiera darle trabajo directo a 50 personas, de las cuales 40 serían locales, y podrían sumar muchos más empleos indirectos, mientras que en el período de construcción podríamos llegar hasta 120 plazas en distintas disciplinas”.

Y tras ser preguntado sobre la llegada a la comunidad, dijo que “es de nuestro mayor interés el dirigirnos a toda la comunidad para aclarar sus dudas.

Si fuera posible conversar con alguien que tenga conocimientos técnicos al respecto, eso también sería beneficioso para nosotros. Esto tiene que ser por las buenas y no por las malas”, finalizó.

VECINOS SE REUNIERON CON EL GOBERNADOR
Este mismo martes 8, día de publicación del reportaje de Diario La Tribuna, un grupo de vecinos cercanos al terreno adquirido por la empresa Recimet se entrevistó con el gobernador de la provincia de Biobío, Luis Barceló.

“Están inquietos y con temor por supuestos impactos negativos que se puedan causar en el sector y yo les expliqué que en Chile hay una institucionalidad ambiental que funciona y que exige todos los requisitos que la ley establece para que si hipotéticamente se instale esa planta, todas las normas se cumplan”, contó la autoridad provincial.

“También les sugerí que ellos contraten un equipo de abogados ambientalistas que los defienda en todas las etapas desde ya, si es que no se llegaran a sentir conformes con las resoluciones de esta institucionalidad ambiental y con los antecedentes que aporte la empresa”, indicó Barceló.

 

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
planta de plomoplomo los angeles

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes