suscríbete al boletín diario

Crónica

Vigilan situación sanitaria de la región en el contexto del Estado de Catástrofe

En la provincia se han presentado 13 personas afectadas en su condición de salud.


 Por La Tribuna

29-01-2017_18-44-387.0

Un total de 168 personas afectadas en su condición de salud registra a la fecha la Secretaría Regional Ministerial de Salud del Biobío, en su informe situacional en el contexto de la emergencia, emitido el 29 de enero de 2017 a las 10 de la mañana.

Del total anteriormente mencionado, 64 de ellos fueron atendidos en centros asistenciales de Concepción, 40 en Talcahuano, 51 en Ñuble y 13 en Biobío.

La mayoría de los casos consultaron de manera ambulatoria por inhalación de humo, crisis de angustia, dificultad respiratoria, traumatismos y quemaduras.

También se registra una persona quemada que se encuentra hospitalizada en el Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción.

Desde el punto de vista epidemiológico, se dispuso un stock de 7 mil 049 unidades de vacunas para hepatitis A pediátrica y 3 mil 410 unidades de vacuna toxoide DT (antitetánica). 

Entre viernes y sábado se distribuyó la vacuna contra la hepatitis A para albergues de Florida, Penco y Tomé, además de las provincias de Ñuble y Biobío, dirigida especialmente a personas expuestas a aguas servidas o no potables, albergados en campamentos que sufrieron daños severos en infraestructura de saneamiento básico, menores de 20 años y personas sin vacunación anterior.

La vacuna antitetánica, en tanto, está dirigida a brigadistas, bomberos y personas que participan directamente en la extinción de incendios.

El seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga, explicó la política de contingencia establecida por el organismo. “Iniciados los siniestros en la región, constituimos una crisis a objeto de facilitar el contacto directo con las delegaciones provinciales de Ñuble, Biobío y Arauco, así como con redes asistenciales, recopilando información relativa al impacto de los incendios en la condición de salud y sanitaria de la población, así como permitiendo unificar criterios para lograr una mayor eficacia en los procesos de vigilancia epidemiológica y ambiental asociada”, detalló.

Tras ello, el coordinador de Emergencias y Desastres de la Seremi de Salud, Iván Cárcamo, describió la labor de la entidad en la vigilancia sanitaria de la catástrofe.

“Estamos monitoreando la distribución de agua potable a través de sanitarias, vigilancia a agua potable rural, rellenos sanitarios, establecimientos de larga estadía para el adulto mayor y calidad del aire, además de verificar las condiciones sanitarias de albergues y elaboración de un plan de acción en salud mental frente a la emergencia, con convocatoria a mesa de salud intersectorial para canalización de voluntariado psicosocial”, relató.

De acuerdo con información proporcionada por la Seremi de Educación al 29 de enero, se registran 695 albergados, de ellos 495 corresponden a brigadistas y 200 a afectados directos o indirectos. Del total de afectados, 135 son adultos y 65 niños(as).

REDES ASISTENCIALES

A través de los Servicios de Salud se dispuso de vacunación contra el tétanos a brigadistas, bomberos y personal que trabaja en la extinción de incendios, refuerzo de equipos de salud en comunas afectadas, refuerzo de turnos de urgencia, móviles SAMU en terreno y puntos estratégicos, entrega de insumos y fármacos e información a la comunidad para el cuidado de la salud.

Entre los aspectos destacados se encuentran la disposición de 293 mil mascarillas a la población y la habilitación del Punto Médico Avanzado, ubicado en el puesto de mando de Tomé por parte del Servicio de Salud Talcahuano, así como una visita clínica en salud mental a albergues de zonas afectadas por parte del Servicio de Salud Ñuble, entre otros. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes