suscríbete al boletín diario

Crónica

Seremi de Salud convoca a adoptar medidas de prevención

Dentro de las medidas, la autoridad recomendó extremar mecanismos de protección en población trabajadora expuesta al sol.


 Por La Tribuna

22-01-2017_17-18-468122-01-17

Las altas temperaturas registradas el presente año en la región del Biobío, y principalmente en zonas interiores, asociadas a la concentración de diversos incendios forestales, condujo a la Secretaría Regional Ministerial de Salud del Biobío a realizar un llamado a la población a objeto de que adopte una serie de medidas de prevención, que permita conservar su estado de salud.

Respecto a la alerta por ola de calor, pronosticada por la Dirección Meteorológica de Chile desde la región de Coquimbo al Biobío, que en la zona implica temperaturas que llegarán hasta los 36 grados.

Las recomendaciones dicen relación –fundamentalmente- con evitar la exposición directa al sol, y fundamentalmente en los horarios de mayor radiación (11 a 15 horas), usar ropa y calzado ligero y suelto, optando por colores claros o neutros, utilizar gorro y lentes que protejan del contacto directo del sol, aplicar protector solar las veces que sea necesario y mantenerse hidratado, bebiendo abundante agua.

De igual forma se recomienda permanecer en lugares frescos, ventilados o acondicionados, evitar realizar ejercicio al aire libre en horarios de mayor temperatura, preferir comidas ligeras que ayuden a reponer el líquido y sales perdidas por el exceso de sudoración, y almacenar los medicamentos a la sombra y en lugar fresco (bajo 25ºC) o en el refrigerador, de acuerdo a instrucciones de almacenamiento.

En esta línea, el Seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga, enfatizó que, “es importante que la población proteja a los grupos de mayor riesgo, como son las personas mayores de 65 años, que presentan dificultades importantes de movilidad o están postrados; las personas que toman fármacos, los niños y niñas menores de 4 años y fundamentalmente los menores de un año, de los trabajadores, deportistas o personas que pasan varias horas en exteriores y en hábitats muy calurosas, sobre todo si hacen esfuerzos importantes”.

 

 

LA PROTECCIÓN EN TRABAJADORES

De igual forma, y en conocimiento de que a nivel país el número de casos nuevos de cáncer de piel se estima en 3.900 por año, la autoridad de Salud recomendó extremar mecanismos de protección en población trabajadora expuesta al sol.

Medida que tiene como objetivo evitar lesiones en ojos y piel, así como con el objetivo de evitar quemaduras, queratitis actínica, cataratas a nivel ocular, y otras enfermedades asociadas a la exposición continua y sin protección al sol.

“Es preciso que quienes trabajan expuestos al sol utilicen ropa oscura, de trama compacta, mangas y pantalones largos; usar lentes con filtro solar y sombrero; aplicar protector solar factor 30 o más al menos 20 minutos antes de la exposición y repitiendo el proceso cada 2 horas; evitar el tabaco y alcohol y comer frutas y verduras, a objeto de aumentar la concentración de antioxidantes en la piel, ayudando a la reparación de los tejidos”, agregó el Seremi.

En la región del Bío Bío, anualmente hay cerca de 50 personas fallecidas por cáncer de piel, con una tasa cercana al 2,4 por 100 mil habitantes, destacándose una mayor mortalidad en hombres con una tasa de 2,8 por 100 mil hombres y 1,8 por 100 mil en mujeres.

 

OLA DE INCENDIOS

Un incendio forestal es un fuego, que cualquiera sea su origen se propaga con peligro y sin control a terrenos rurales, a través de vegetación leñosa, arbustiva o herbácea; y es en los meses de primavera y verano, donde existe una mayor prevalencia de ellos, debido a condiciones que facilitan su ocurrencia, como la ausencia de lluvias, mayor temperatura del aire, flujos de viento sur que favorecen la generación de los mismos, entre otros aspectos.

El humo de los incendios está compuesto por una mezcla de gases y partículas pequeñas que son emanadas por la vegetación y otros materiales comprometidos en el proceso de combustión. Algunos gases pueden presentar una alta toxicidad dependiendo del tipo de material que esté combustionando.

Este puede afectar la salud de la población, lastimando los ojos, irritando el aparato respiratorio y agravando las enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

En ese contexto, la autoridad sanitaria indicó que es importante evitar la exposición innecesaria al humo de los incendios forestales, para lo cual es recomendable permanecer en los hogares, cerrar puertas y ventanas para evitar el ingreso del humo a las viviendas, o trasladarse a una zona menos contaminada.

Sobre todo cuando existen en el domicilio habitantes pertenecientes a los grupos de mayor vulnerabilidad, como son menores de edad, embarazadas, adultos mayores y personas con padecimientos de enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

“Se deben eliminar otras formas de contaminación intradomiciliaria como fumar, prender velas o inciensos; usar pañuelos húmedos o mascarillas, eliminar la actividad deportiva tanto individual como masiva, y acudir al SAPU más cercano al domicilio en caso de sentir malestar ocular o respiratorio”, agregó la autoridad de Salud.

De igual forma es preciso, en casos que exista riesgo de combustión inminente de áreas pobladas, evacuar de manera inmediata las zonas de riesgo, lo que estará a cargo de organismos de primera respuesta, como Carabineros, Bomberos, responsables de emergencia municipal o de la Gobernación, Onemi, entre otros organismos.

Durante los incendios forestales se prevé que la Seremi de Salud, a través de su Departamento de Acción Sanitaria, participe dentro de los COE, en coordinación con el Coordinador de Emergencias de la institución.

En este sentido, el jefe del Departamento de Acción Sanitaria, Hugo Rojas sostuvo que “en el contexto de un incendio forestal nuestro trabajo se orienta a mantener vigilancia de las fuentes superficiales o abastos de agua potable que pudiesen ser afectados en su funcionamiento por la precipitación de cenizas u otros elementos derivados de los incendios forestales”.

De este modo, se enfocan en identificar la existencia de instalaciones que producen, almacenan o eliminan sustancias químicas o residuos peligrosos que pudiesen ser afectadas, además de adoptar medidas sanitarias en consecuencia a la calidad del aire existente.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Seremi de Salud

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes