suscríbete al boletín diario

Crónica

Vecinos aseguran no poder dormir por ruidos molestos en sector rural angelino

La Tribuna intentó conocer una respuesta oficial de la compañía, sin embargo, no se pudo lograr antes del cierre.


 Por La Tribuna

18-01-2017_19-23-349.1

 

Asegurando llevar varios días sin poder conciliar el sueño, vecinos del sector rural de Duqueco- Los Copihues en la comuna de Los Ángeles, denunciaron a La Tribuna ruidos molestos provenientes -supuestamente- de una empresa arenera.

 

Los pobladores sostienen que los ruidos son similares a un traqueteo de una máquina chancadora, los que son perceptibles ininterrumpidamente durante las 24 horas del día, como aseguró un residente del lugar identificado como, Rolando Merino.

 

“Hace bastante días tenemos -aparentemente- una máquina  chancadora funcionando día y noche. Debe ser desde finales del año pasado que la estamos escuchando las 24 horas en el lugar, sin embargo, no sabemos dónde está”, aseguró.

 

Este ruido molesto ha comenzado a diezmar la calidad de vida de los vecinos, los que sostienen no poder dormir hace varias semanas por el estruendo que emite la supuesta maquinaria, como comentó otro vecino identificado como, Luis Valdebenito.

 

“Yo estoy a casi 500 metros, pero estos trabajan toda la noche y no dejan dormir. Fuera que cuando uno despierta anda muerto del sueño producto de lo mismo”, manifestó.

 

El desagradable sonido se puede escuchar –aparentemente- a mucha distancia, por las condiciones geográficas del sector cercano al cauce del río Duqueco, como explicó otro poblador del lugar, Ian Fell.

 

“No son ruidos suaves, pues se escuchan muy lejos. (…) La chancadora no sabemos dónde está, pero el ruido que emite, como está en un espacio abierto, se potencia por una especie de efecto eco que lo amplifica”, apuntó.

 

Con los antecedentes sobre la mesa, La Tribuna consultó la existencia de alguna denuncia formal en la delegación provincial de la Seremi de Salud, desde donde la descartaron hasta el minuto.

 

Pese a ello, informaron que desde el 2014 comenzó a regir un nuevo protocolo que precisó límites a la emisión sonora, aumentando la exigencia para la presión en horas de la noche.

 

Tras ello, precisaron los niveles a los cuales debiera regirse la -supuesta- empresa arenera, en un comunicado enviado a petición del diario de la provincia.

 

“En zona rural, el ruido o presión sonora puede superar sólo en 10 decibeles el ruido de fondo del lugar, y en las noches no podrá superar por ningún motivo los 50 decibeles, porque en definición esta norma buscó proteger más a la comunidad de los efectos de ruidos, considerando en especial su descanso nocturno”, explicaron.

 

Por último, llamaron a los vecinos a efectuar la denuncia formal en el organismo.

 

En tanto y  en forma paralela, el diario de la provincia acudió al lugar para localizar la probable empresa arenera, logrando ubicar la faena desarrollada por la compañía Cial Limitada, con domicilio en Temuco, confirmando la existencia de -a lo menos- un sonido molesto.

 

Tras ello, La Tribuna se intentó comunicar con el gerente general de la empresa, Alejandro Becker, para conocer un pronunciamiento al respecto, sin lograr ubicarlo antes de la hora de cierre. La misma situación se registró con el residente de la obra, Eduardo Hevia, a quien se intentó contactar desde la mañana.

 

Cabe destacar que en la visita al lugar se pudo conversar con el gerente zonal, Rodrigo Luna, quien declinó entregar una respuesta oficial por parte de la compañía.

 

Por último, vale mencionar que –hasta este instante- existe una denuncia formal en Carabineros, y la empresa es la misma que desarrolla los trabajos de remodelación de María Dolores y Puente Perales, como informó el seremi de Obras Públicas, René Carvajal.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
ruidos molestos

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes