suscríbete al boletín diario

Crónica

Ejecutan fiscalización de alimentos en la provincia de Biobío

Medida busca velar por la inocuidad de los alimentos y prevenir las enfermedades.


 Por La Tribuna

18-01-2017_18-55-447.0

 

Un total de 59 fiscalizaciones programó la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Delegación Provincial Biobío de la Seremi de Salud, para desarrollarse durante el período de verano, en la zona, con objetivo de velar por la inocuidad de los alimentos, prevenir brotes de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA) y evitar patologías asociadas, como gastroenteritis por vibrio parahae-molyticus, entre otras.

 

La máxima autoridad regional del organismo, Mauricio Careaga, detalló así principales ítems a inspeccionar.

 

“Cuarenta y cinco fiscalizaciones radican en el área de buenas prácticas de manufactura, mientras otras 12 están dirigidas a verificar el cumplimiento de la Ley 20.606 de Composición Nutricional de Alimentos y su Publicidad”, precisó.

 

Tras ello, la autoridad sanitaria del Biobío agregó las revisiones que se llevan a cabo a las empresas productoras de alimentos.

 

“Se fiscalizan establecimientos de alto y mediano riesgo sanitario, donde los fiscalizadores de la autoridad sanitaria verifican que los locales de elaboración de alimentos den cumplimiento a las condiciones mínimas sanitarias establecidas en el Reglamento Sanitario de los Alimentos (D.S. 977/96); además de evaluar un sistema de control de calidad denominado Buenas Prácticas de Manufactura”, sostuvo.

 

Con base al Reglamento Sanitario de los Alimentos, la autoridad sanitaria inspecciona los recintos en los cuales se producen, elaboran, preservan, envasan, almacenan, distribuyen, expenden y consumen alimentos y aditivos alimentarios. En ese contexto, la autoridad de Salud controla que los establecimientos cuenten con autorización sanitaria vigente; se inspeccionan aspectos relacionados con la infraestructura y equipamiento; además de requisitos de higiene de los alimentos, del personal y del proceso de elaboración, del expendio, mataderos, entre otros aspectos.

 

En tanto, el encargado regional de la Unidad de Seguridad Alimentaria, Lino Alarcón, explicó qué se fiscaliza en materia de higiene. 

 

“En materia de higiene de los alimentos, se controla el estado y limpieza de utensilios, que los desechos se retiren en zonas de manipulación cuantas veces sea necesario y por lo menos una vez al día, calendario de limpieza y desinfección, equipo y utensilios protegidos, programa preventivo de control de plagas, entre otros aspectos regulados en los artículos 38 al 51 del Reglamento Sanitario de los Alimentos”, explicó.

 

Tras ello, la especialista abordó las inspecciones al tratamiento de los productos por parte de los trabajadores de los planteles de alimentos. 

 

“En materia de higiene de personal el trabajo se orienta a que el personal que manipula alimentos no atienda pagos, que se lave y cepille las manos antes de iniciar su trabajo, al uso de ropa protectora, a la no utilización de adornos, respeto a prohibición de acciones como comer, fumar, masticar chicle u otras prácticas antihigiénicas, uso de guantes para la manipulación de alimentos, entre otros aspectos, regulados en los artículos 52 al 60 del mismo reglamento”, apuntó.

 

Adicionalmente la Unidad de Seguridad Alimentaria realizará 40 fiscalizaciones para controlar el cumplimiento por Ley de Tabaco en la provincia del Biobío.

 

Cabe destacar que a nivel regional, serán 400 las fiscalizaciones a efectuar por parte de la Unidad de Seguridad Alimentaria de la Seremi de Salud, distribuidas en 180 en materia de buenas prácticas de manufactura, 160 para verificar cumplimiento de Ley de Tabaco, 50 en Ley 20.606 y 10 para controlar ferias libres.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
autoridad sanitariaSeremi de Salud

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes