suscríbete al boletín diario

Crónica

Apoderados piden esclarecer situación de docentes de la escuela Aguada de Cuel

Por otro lado, la encargada del colegio aseguró que todo es parte del protocolo formal y que los docentes estarían al tanto de su tiempo de participación en el colegio.


 Por La Tribuna

16-01-2017_17-27-399.1

Cerca de veinte apoderados del colegio Aguada de Cuel, acompañados de sus hijos, se manifestaron en la Plaza de Armas angelina, debido a la molestia que existe frente al término de contrato de algunos docentes que trabajaban en el establecimiento.

Leonardo Miranda, apoderado del colegio, expresó que la manifestación se debió a que “se están yendo muchos profesores sin ninguna explicación. Este año, si mal no recuerdo, hay 6 profesores que la encargada del establecimiento puso a cargo del sistema -DAEM-, siendo que son buenos profesores”.

Es así que puntualizó el caso de la “profesora Gemima”, quien estaba a cargo del curso de su hijo, y que fue involucrada en dicha situación.

Junto con esto, Leonardo afirmó que como apoderados se acercaron al DAEM para visualizar la situación de los profesores y específicamente el caso de la profesora Gemima. No obstante, aseguró que “iban a hacer una investigación y hablar con los apoderados además de los alumnos, pero nunca hablaron con nosotros, sólo con los niños de segundo año”.

Los cursos afectados, según recordó el apoderado, serían un segundo básico, dos kínder y un cuarto básico.

Además, Miranda aseguró que “no existe una explicación de por qué se van, porque no tenían problemas ni con alumnos ni apoderados, además eran buenos profesores”.

 

EL PROBLEMA ES LA ENCARGADA

En acuerdo con los apoderados presentes, concluyeron que parte del conflicto proviene de la actual encargada del establecimiento, Ximena Poblete, quien “escogería” a su círculo para trabajar.

Es así que aseguraron que “la encargada le levantaba la voz a los profesores” y que incluso, los pequeños se daban cuenta de dicha situación, ya que llegaban llorando a sus casas, insistiendo en que “sus profesores ya no estarían más con ellos”.

Incluso, aseguraron que el hijo de la encargada estaría presente en la plaza sacándole fotos al grupo, mientras ellos se manifestaban.

Por esto, insistieron en que intentaron entablar una conversación con la encargada, con el fin de resolver el problema y recibir una explicación como apoderados, ya que el último recurso era manifestarse públicamente.

Según indicó, Cecilia Matamala, también apoderada, “mi hijo llegaba llorando a la casa, ya no quería ir al colegio, estaba bajando sus notas, no tenía ganas de estudiar. La encargada no midió sus consecuencias a la hora de actuar, hace lo que ella quiere”.

Lo que lamentan, además, los apoderados, es que se provocó una división en el cuerpo docente y estudiantil del colegio Aguada de Cuel, ya que los profesores y apoderados están separados debido a la situación.

 

LA CONTRAPARTE

La profesora encargada de la dirección del establecimiento desde el año 2005, Myriam Poblete Freire, aseguró que “no existe ningún despido, sólo termino de contrato en cuanto a dos profesores y reubicación de los demás, pero eso queda a decisión del DAEM”.

Es así que la encargada –aseguró- que por su parte no tenía la atribución de dejar sin trabajo a ningún profesor, sino que su actuar fue no renovar el contrato, punto que estaba en conocimiento de los docentes involucrados, ya que conocían las fechas correspondientes a su servicio en la escuela.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
aguada de cuelapoderadosescuelaProfesores

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes