suscríbete al boletín diario

Crónica

Apoderada y escuela en conflicto por menor de primero básico

La apoderada acusa que desde el establecimiento no apoyaron la situación del menor, mientras que la directora del establecimiento acusa que fue la madre la que dejó de llevar al niño a clases.


 Por La Tribuna

08-01-2017_17-59-039.1

Una dura disputa es la que está llevando Alejandra Troncoso, apoderada de la escuela España D-870, contra el establecimiento, debido a que acusa que desde el recinto no han prestado la ayuda necesaria a su hijo de sólo seis años.

Troncoso, madre del niño, comentó que “esto comenzó el año pasado, mi hijo entró a primero básico de la escuela España. El primer semestre estuvo todo tranquilo, era un niño inquieto como todos, con diagnóstico de déficit atencional con hiperactividad, diagnosticado por una neuropsiquiatra de Concepción”.

La apoderada comentó que durante la primera parte del 2016 no sucedió nada anómalo porque el pequeño estaba medicado y la médica tratante envió su correo y teléfono personal para que la escuela mostrara cuál era el tratamiento del niño, algo que, según la madre, sólo se hacía cuando había algún problema.

A ello agregó que constantemente se le cambiaban los fármacos al menor. “Mi hijo estaba siendo un conejillo de Indias, porque había que tenerlo tranquilo, o sea el niño tenía que estar tranquilo, no se podía mover”, declaró.

Según narró la propia mamá del menor, en una de las reuniones con el colegio se le dijo que debía prestarle toda la ayuda que necesita un niño como el suyo, por lo que solicitó un informe de la profesora para poder derivarlo a un especialista, algo que no hicieron desde la institución educacional y ella debió hacerlo por otro lado, y debió buscar un equipo interdisciplinario (fonoaudiólogo, psicólogo, psiquiatra y profesores diferenciales).

“Iba todo bien, hasta que no sé qué ocurrió que un día 17 de agosto, posiblemente la profesora sufrió una agresión, porque se acusa que mi hijo le habría pegado a la profesora. Ese día lo fui a retirar y nadie me informó de nada (…) no hay nada escrito, no hay un llamado de teléfono, nada. Eso es grave”.

Detalló que al día siguiente se le negó el ingreso al establecimiento a su hijo. Tras ello, fue su marido a la escuela y ahí se le informó que el menor habría golpeado a una profesora, y que por lo tanto se debía ir a su casa con tres días de reflexión. “Hasta el día de hoy yo no sé quién dio la orden de no dejar entrar a mi hijo al colegio, no sé”.

El pequeño no volvió a clases hasta fin de año, luego de diversas conversaciones con la dirección de educación municipal y la directora del establecimiento, sólo se dedicó a dar exámenes libres.

La apoderada también acusa que mientras su hijo no asistió a clases, igual apareció presente en el libro de clases e incluso se le dijo a otro alumno que si iban a inspeccionar la escuela, él debía hacerse pasar por su compañero inasistente.

Asimismo, dijo sentirse molesta por una amenaza de la encargada de convivencia en su contra, luego de que el menor asegurara que su madre lo golpeó, por lo que se le dijo a la apoderada que si volvía a hacerlo, sería denunciada ante Carabineros.

Por último, argumentó que el pasado viernes, cuando fue a matricular al pequeño al mismo establecimiento, “ahí se me dijo que el niño tenía que asistir a clases, y que si no asistía más iban a tener que tomar las sanciones correspondientes”.

 

RESPUESTA DESDE EL ESTABLECIMIENTO

Dadas las graves acusaciones por parte de la apoderada de la escuela, la directora de la escuela España, Patricia Mella, comentó a Diario La Tribuna que “efectivamente hubo una suspensión del menor, pero es justificada, porque él agredió a dos funcionarias de la escuela, una profesora diferencial y una asistente de aula. En una conversación se dijo que el menor volvía a clases después de los tres días, pero a los padres no les pareció y ellos querían que se le tomaran las pruebas en forma individual, lo que la escuela hizo y fue así como pudo terminar su año escolar”.

Respecto a la supuesta amenaza de denunciar a Carabineros una agresión de la mujer hacia su hijo, Mella fue clara en asegurar que se detectó que la madre agredía físicamente al niño, por lo que primero se llamó a la apoderada, se le hizo ver que no correspondía y se le indicó que si eso volvía a suceder, se iba a tener que hacer la denuncia correspondiente.

Consultada sobre por qué no se hizo la denuncia inmediatamente, explicó que “es una forma de no hacer el problema tan grande, nosotros como escuela no queremos agrandar más el problema, porque por ejemplo, un error que nosotros cometimos fue que la profesora y la asistente agredidas no hicieron una denuncia de agresión del alumno, pero eso se determinó porque ¿cómo se va a hacer una denuncia a un niño de seis años?, por eso no se hizo, pero ahora nos damos cuenta de que a lo mejor debió haberse hecho, pero fue por el bien del niño”.

En cuanto a las acusaciones de que habrían puesto presente al menor sin haber asistido, la directora fue enfática en declarar que es imposible y explicó que “están las hojas de asistencia donde él sale ausente y eso está entregado en la DAEM”.

Asimismo, destacó que fue ella misma la que le entregó el material necesario a Troncoso para que su hijo pudiera estudiar en la casa, como lo pedía la madre.

A su vez, respecto a la matrícula del estudiante, comentó que “a él en ningún momento se le ha negado la matrícula. (La mamá) fue al colegio, se le entregó una copia del certificado de notas, ella manifestó que quería matricularlo (al menor) y se matriculó como cualquier niño”.  

Del mismo modo, dijo que lo que se le pidió a la madre del niño fue que si él se matriculaba, debía asistir regularmente a clases, porque si no lo hacía, se vulneraban los derechos del menor. “Nosotros como escuela debemos velar porque el estudiante tenga todos sus derechos cumplidos, y un derecho primordial de los niños es tener derecho a la educación”, expresó la directora.

En relación con lo que pasará con el alumno durante este año, Mella dijo que se le pedirá el informe neurológico del niño a la madre para que la neuróloga que lo trata dé las indicaciones correspondientes. Además, aseguró que el estudiante de seis años pasará al grupo de integración escolar para que sea tratado por el equipo multidisciplinario”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
ApoderadaconflictoEscuela EspañaLa TribunaLos Ángeles

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes