sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Discapacitado visual pide que lo dejen trabajar de ambulante en calles angelinas

Teme que le saquen un parte o sufra un accidente en los desalojos que está llevando a cabo Carabineros con el comercio ilegal.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

18-12-2016_17-30-149.07-1

Asegurando ser el principal sostén de su hogar y temiendo que en cualquier momento lo desalojen, una persona con discapacidad visual se acercó a Diario La Tribuna para pedir, a través de este medio, que la Municipalidad de Los Ángeles le permita seguir ejerciendo el comercio ambulante en la comuna.

Se trata de un hombre mayor identificado como Luis Candia, quien presenta una visión reducida debido a una retinitis pigmentosa y una diabetes mellitus tipo 2, cuadros acreditados ante el diario de la provincia con un certificado del Complejo Asistencial “Víctor Ríos Ruiz” de Los Ángeles.

Candia, que actualmente labora vendiendo paquetería en la salida de un estacionamiento cercano a La Vega Techada, manifiesta que su discapacidad le ha impedido encontrar un trabajo formal, por lo cual desde su juventud se ha dedicado al comercio ilegal en las calles angelinas.

Si bien hace un tiempo contaba con permiso del municipio angelino, no lo pudo renovar por un agravamiento de su condición de salud. “Yo tuve permiso municipal, pero por motivo de mis enfermedades, lo perdí. Yo por cualquier cosa, como por ejemplo algo mínimo como una extracción molar, debo hospitalizarme por un largo periodo, pues tengo problemas de coagulación y me deben poner plaquetas”, relató.

Pese a ello, el hombre ha intentado renovar el permiso, no obstante, desde el municipio le han cerrado las puertas debido a la nueva política de no entregar nuevos permisos.

Candia dijo que entiende que la casa edilicia busque erradicar el comercio informal, no obstante, pide que se haga una excepción con él debido a su condición de discapacidad.

“Si bien las trabas están para todos los comerciantes ilegales, esta para mí es la única forma en la cual puedo ganarme la vida, pues no puedo hacer trabajos pesados. Por ello, le pido al señor alcalde que le dé mayores facilidades a las personas discapacitadas como yo”, precisó.

Consultado sobre la razón de acudir a un medio de prensa para hacer la solicitud, el hombre afirmó que en varias oportunidades ha pedido que se le permita trabajar legalmente en la vía pública, sin embargo, no ha obtenido ninguna respuesta favorable, como respaldó con documentos emanados de la casa edilicia de la capital provincial.

“He pedido como seis veces la solicitud y me responden simplemente que no están dando permisos. Por ello, he ido a pedir audiencia con el señor alcalde, sin embargo, los funcionarios me preguntan a qué voy y no me dan”, precisó.

Por lo anterior, Candia aprovechó el espacio en Diario La Tribuna para solicitar una audiencia personal con el jefe comunal, Esteban Krause, con la única finalidad de exponerle su difícil situación.

“Yo le hago un llamado al señor alcalde para que me permita hablar directamente con él. Yo le quiero contar mis problemas y que entienda que si no me dejan trabajar, simplemente no tengo otra opción para conseguir recursos”, puntualizó.

El hombre también  aprovechó la instancia para describir su relación con los otros comerciantes ambulantes, acusando cierta hostilidad contra su persona.

“Algunos son cordiales, pero sí con otros he tenido problemas. Incluso donde me ubico han puesto cosas para obstaculizar mi paso e impedir que me instale con mis productos. Yo les digo que si ellos tienen permiso, que trabajen tranquilos y dejen ganar su sustento a todos los ambulantes, pues todos necesitamos laborar en algo”, enfatizó.

De igual modo, Candia comentó el último desalojo efectuado por Carabineros, en donde descartó haber sido sacado por la fuerza del lugar. “Gracias a Dios ese día no tuve problemas. Con Carabineros no tengo nada que decir, pues ellos me conocen y saben mi problema. Sin embargo, eso no aplaca mi miedo de que un día cualquiera me pidan el permiso y simplemente no lo tenga”, concluyó.

Cabe destacar que el hombre reconoció ante Diario La Tribuna que tiene un parte por ejercer el comercio ilegal, el cual no ha pagado, aludiendo que le sale más caro que las utilidades que genera con sus ventas.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes