suscríbete al boletín diario

Crónica

Mantienen vigilancia de 26 sistemas de agua potable rural en la provincia

Hasta el minuto en la zona se lleva a cabo un sumario sanitario por el tema.


 Por La Tribuna

13-12-2016_19-50-047.0

 

Cuando aún no finaliza el 2016, el proceso de vigilancia de los sistemas de agua potable rural (APR) registra un 4% de aumento con respecto al año 2015, tanto en la provincia del Biobío como a nivel regional.

 

La labor desarrollada por la Seremi de Salud del Biobío, contabiliza –hasta el momento- 26 fiscalizaciones en la materia a nivel provincial, las que son realizadas por el Sub Departamento de Saneamiento Básico de la Delegación Biobío de la autoridad sanitaria.

 

Este número de inspecciones supera las del año pasado, ya que el 2015 se ejecutaron sólo 25 inspecciones en la zona.

 

A nivel regional, en tanto, se registran, a la fecha, 105 fiscalizaciones a APR, superando igual el registro del año anterior que llegó a las 101.

 

El seremi de Salud del Biobío, Mauricio Careaga, detalló cómo se ha llevado el proceso en toda la región.

 

“A nivel provincial el proceso es liderado por Ñuble, con 38 fiscalizaciones, seguido por Biobío, con 26; Arauco, con 25; y la provincia de Concepción, con 17 inspecciones”.

 

Tras ello, Careaga enfatizó la importancia de la medida, explicando la finalidad que persigue.

 

“El proceso de vigilancia tiene como objetivos mejorar la calidad de vida de las personas, asociada a las condiciones sanitario ambientales, para reducir el riesgo de enfermedades infectocontagiosas por consumo de agua potable en sectores rurales, así como en abasto particular; además de contar con un programa de vigilancia sanitaria tendientes a mejorar la cobertura regional de abastecimientos regularizados y controlados”, detalló.

 

Los 26 controles desarrollados por la Seremi en la región, han dado origen a un sumario sanitario en la provincia del Biobío; mientras en la región se contabiliza un total de tres sumarios sanitarios.

 

Las razones de los sumarios dicen relación con deficiencias de operación e incumplimiento de exigencias en plazos otorgados en abatir presencia de manganeso por sobre la norma.

 

El 2015 el proceso finalizó con tres sumarios sanitarios, en las provincias de Arauco (1), Ñuble (1) y Concepción (1); mientras en la provincia del Biobío no se registraron sumarios.

 

Por último, la encargada de Saneamiento Básico de la Seremi de Salud, Sandra Fuentes, detalló en qué consiste el proceso de revisión.

 

“Nuestro trabajo se orienta a la toma muestra de agua para consumo humano, con el objetivo de realizar análisis microbiológico y fisicoquímico, donde se fiscaliza que el agua contenga cloro libre residual entre 0.20-2.00 ppm, según legislación vigente D.S. 735, correspondiente al Reglamento de agua para consumo humano, así como que el sistema particular de agua potable se encuentre en funcionamiento normal”, concluyó. 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
APR

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes