lee nuestro papel digital

Crónica

Padres ruegan por ayuda para bebé con complicada enfermedad: debe ser tratado en Francia

El pequeño de ocho meses ha visto a gran cantidad de especialistas y ha recibido diversos tratamientos, los que le han dado mejoras parciales y de corto plazo.


 Por La Tribuna

02-11-2016_19-17-148.1-004

Eduardo Nahuelpan y Gabriela Cortez piden ayuda para que su hijo Antu se mejore. El pequeño de ocho meses fue diagnosticado con Dermatitis Atópica, enfermedad que le impide llevar una vida con normalidad.

Los síntomas comenzaron a presentarse a los tres meses de nacido. Aunque recibe tratamiento, estos han presentado mejoras parciales y de corto plazo, pero ninguno con una solución concreta.

Pero estos jóvenes padres tienen una esperanza: un tratamiento en Francia que consiste en un especial procedimiento de aguaterapia, las que prometen curar hasta en un 85% esta enfermedad.

Pero esta oportunidad tiene un costo, ya que sus padres deben pagar pasajes, estadía y el tratamiento, donde sólo este último tiene un valor de 800 euros por cada 18 días.

Ante ello, con el apoyo de un grupo de personas y la municipalidad de Mulchén –comuna donde ellos viven- han iniciado una campaña para reunir los más de $7.000.000 de pesos que se necesitan para poder viajar, y poder realizar el tratamiento.

 

OCHO MESES DE EXÁMENES Y TRATAMIENTOS

Antu Nahuelpan Cortez, con tan solo ocho meses de vida, junto a sus padres, han tenido que lidiar con la Dermatitis Atópica, una enfermedad a la piel que afecta al 20% de la población infantil y que con el tiempo puede llegar a ser invalidante para quien la padece.

El pequeño nació con una dermatitis seborreica en el cuero cabelludo, y a sus tres meses se le expandió a todo el cuerpo, lo que arrojó como diagnóstico la dermatitis atópica.

Su padre, Eduardo Nahuelpan, contó a La Tribuna, que desde pequeño fue diagnosticado con esta enfermedad dermatológica, por lo que junto a la madre de Antu lo cuidan día y noche.

“Llevamos cinco meses cuidándolo en una atención 24/7, hemos visitado cinco dermatólogos, homólogos, que le han recetado un sinfín de medicamentos, además con tratamientos alternativos de medicina hindú, hemoterapia, pero aún así el Antu vuelve a decaer”, señalaron sus padres.

Asimismo, explicó que los síntomas son muy fuertes, el pequeño presenta picazón, irritaciones, su piel seca y quebrajada, supuraciones en el cuero cabelludo y todo su cuerpo, lo que se transforma en una costra, y finalmente le provoca incomodidad y dolor al bebé.

“Dicen que es una alergia alimentaria, le hemos hecho muchos exámenes, es alérgico a hartas cosas, los que hemos evitado estos ocho meses. Los han visto varios doctores y dermatólogos, y aún no han encontrado el origen exacto de todas sus alergias y picazón”, expresó Eduardo.

A ello, agregó que hace un poco más de un mes fue internado en el hospital de Los Ángeles, donde Antu fue sometido a exámenes inmunológicos, aislado recibió un tratamiento, con el que presentó importantes mejoras, pero al ser dado de alta y volver a su casa en Mulchén la alergia volvió, el pequeño bajó de peso y su ánimo estaba cada vez más deteriorado.

“Ya hemos hecho de todo, ya optamos por eliminar lo farmacéutico, los tratamientos lo mantienen, pero no le hacen efecto, desde hace cinco meses que no le vemos una sonrisa a nuestro hijo, él está súper triste”, manifestó Eduardo.

 

EL DURO TRABAJO DE LOS PADRES

Antu es el único hijo de Eduardo Nahuelpan (32 años) y Gabriela Cortez (27 años), quienes residen en la comuna de Mulchén.

Ambos son artistas callejeros y se dedican al break dance, oficio que les permitió recorrer todo Chile y participar en diversos concursos a nivel nacional.

Decidieron establecerse en Mulchén, comuna de donde es oriunda Gabriela, y esperar la llegada de su primer hijo. Dedicándose a la animación de fiestas infantiles, lo que ha ayudado a estos jóvenes padres a financiar la enfermedad de Antu.

Además, Eduardo manifestó que la gran mayoría de los tratamientos que ha recibido su hijo, se los han hecho de forma particular, costeando todo desde su bolsillo, escenario que no ha sido fácil, pero -de una u otra forma-  unidos y con mucho sacrificio han logrado sobrellevar.

“No hay un ingreso estable, son muchos gastos, pero trabajando duro le hemos pagado sus tratamientos dermatológicos particulares. Sólo recibimos atención gratis en el Hospital de Los Ángeles, lo que igual nos ayudó, pero igualmente no le hizo bien al bebé”, dijo Nahuelpan.

Por otra parte, el joven padre destacó la ayuda recibida por parte del municipio mulchenino, donde le dieron la opción de realizar talleres de break dance y organizar un campeonato el año pasado, lo que también les ayudó para tener ingresos.

 

UN CAMINO DE ESPERANZA

La situación por la que estaba pasando Antu, ya era conocida por los habitantes de Mulchén, y fue una de esas personas quien les contó a Eduardo y Gabriela de la existencia de un lugar en donde trataban enfermedades dermatológicas, con un gran porcentaje de recuperación.

“Una persona que trabaja en la municipalidad de Mulchén, se acercó a nosotros y nos comentó de un caso que salió en televisión de un niño que fue llevado a Francia, y lo sanaron de dermatitis atópica. Así empecé a averiguar de este centro dermatológico que se encuentra en la ciudad de Avéne, y ahí comencé a hacer las averiguaciones y hablé con los dermatólogos por correo” enfatizó Nahuelpan.

Además, el padre de Antu, explicó que “en el lugar, ubicado al sur de Francia, se le realiza una aguaterapia como tratamiento dermatológico. Este es un lugar muy especial, donde el agua de este lugar contiene una molécula que tiene propiedades curativas para la piel, para niños que tienen soriasis, dermatitis atópica, y quemaduras graves y ahí tratan todo eso con agua terapia. Agua que ellos cuidan, con un proceso de filtración”.

De este modo, y ya realizadas todas las averiguaciones -hace poco más de una semana- Eduardo y Gabriela le dieron apertura a una campaña para reunir el dinero y así su hijo pueda recibir la terapia.

Ahora, se deben juntar más de 7 millones de pesos para pagar el tratamiento, viaje de los padres y estadía. “En total sale eso, hay que estar un mes aproximadamente, ojalá podamos estar un poco más de tiempo, el tratamiento cada 18 días son 800 euros, más la reserva que se paga en diciembre”, expuso el padre.

Con el dinero recolectado en la campaña, la intención de estos jóvenes padres es hacer las reservas correspondientes  con anticipación, para ya en marzo o principios de abril estar viajando a Francia.

De esta forma, Eduardo contó que también este año estará a cargo del campeonato de break dance este 3 de diciembre y una completada, todo esto a beneficio de Antu.

Finalmente, la familia Nahuelpan Cortez, agradeció el apoyo de todos e invitó a la gente a participar en esta campaña de ayuda a su hijo, y así lograr que pueda viajar a realizarse este ansiado tratamiento, el que los mantiene esperanzados en la recuperación de su pequeño hijo.

Para quienes quieran aportar, en esta importante cruzada, pueden hacer sus depósitos a la cuenta de ahorro en Banco Estado Nº56161159684, a nombre del pequeño Antu Ismael Nahuelpan Cortez o aportar con la compra de un bono solidario, el que tiene un valor de $1.000 pesos y que será sorteado el jueves 1 de diciembre, para mayor información pueden escribir al correo electrónico antu.ismael@gmail.com. También quienes quieran contactarse con la familia, pueden comunicarse con Heber Nahuelpan Maldonado, al número 9-63985940.

 


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes