jueves 12 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Fiscalización a Nueva Ley de Tabacos alcanza 78 inspecciones este año

Desde Senda se evaluó tibiamente la normativa, ya que calificaron que –en la práctica- no ha disminuido el consumo.


 Por MARCOS SARMIENTO

12-08-2016_19-07-349.1

 

En el mes de febrero del 2013 la legislación que regula el consumo de cigarrillos en los lugares cerrados de uso público experimentó una notable transformación, con la aplicación de la Ley 20.660 o Nueva Ley de Tabacos.

 

Lugares que cotidianamente eran terrenos libres para fumadores, con esta reglamentación progresivamente pasaron a ser terrenos vedados para estos, como por ejemplo bares, pubs, restaurantes, cines, teatros y centros comerciales, entre otros.

 

Producto de ello se encomendó a funcionarios de la Secretarías Ministeriales de Salud su labor de fiscalización, la que –al parecer- se sigue desarrollando, a pesar que no es muy común observarlos en la práctica.

 

 

FISCALIZACIONES EN LA PROVINCIA

 

Los datos actuales que maneja la Seremi de Salud de Biobío son 78 fiscalizaciones por Ley de Tabaco durante el presente año.

 

En el 2015 las inspecciones en la provincia se empinaron en las 168, concentrando un 23% de las fiscalizaciones a nivel regional, las que alcanzaron un total de 725.

 

Desde la entidad precisaron que las fiscalizaciones realizadas por la autoridad sanitaria no derivan en sumarios, sino que en denuncias por incumplimiento ante los Juzgados de Policía Local; y en ese contexto, durante el presente año la provincia del Biobío no presenta incumplimientos que hayan derivado en formalización de denuncias ante dicha instancias.

 

 

MULTAS POR INCUMPLIMIENTO

 

Vale recordar que las sanciones establecidas por la nueva legislación van desde 2 UTM a la persona sorprendida fumando en lugar prohibido o al propietario de un establecimiento por cada infractor, hasta 50 UTM en caso de persona que vende cigarrillos a menos de 100 metros de un establecimiento educacional.

 

 

VISIÓN DESDE SENDA

 

Desde la institución expresaron una evaluación tibia de la nueva Ley Anti Tabacos, debido a que en la –práctica- no se ha traducido en un descenso del consumo de cigarrillos, aunque reconocieron que ese no era el objetivo central de la legislación.

 

Según los informes de la entidad, con datos entre el 2012 al 2014, la prevalencia del consumo experimenta cierta estabilidad.

 

En el año 2012 se estimó una prevalencia de 38.2, mientras que el año 2014, con un año de entrada en vigencia la normativa, la cifra –incluso- aumentó algunos decimales con 39.1.

 

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
Ley de Tabacos

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes