miércoles 11 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

¿Adiós a la marraqueta? Experta asegura que una solución sería reducir su consumo

La especialista aclaró que la medida no se debe tanto a la cantidad de sal en el pan –descartando que lo contenta en exceso-, sino que al alto consumo personal a nivel país.


 Por Sebastián Díaz

11-08-2016_19-15-248.2

Durante los últimos días parece ser que la discusión está instalada, y es que los panaderos están en pie de guerra contra el Ministerio de Salud, que busca volver a bajar los niveles de sal en el pan, lo que según los trabajadores terminaría por hacer desaparecer la marraqueta o “pan francés”, debido a que no contendría la sal suficiente para lograr hacerse.

Según los propios panaderos, se podría hacer un pan con la forma de la marraqueta, pero ésta ya no tendría ni el mismo sabor, ni tampoco la misma crocancia.

 

LA OPINIÓN DE UNA EXPERTA

Debido a la importancia del cambio, La Tribuna se contactó con una especialista que comentó la importancia de esta nueva baja.

La nutricionista, magíster en nutrición y metabolismo y docente de la Universidad Mayor, Rocío Martínez, destacó que “una reducción de sodio en cualquier alimento es beneficioso”.

En ese sentido, dijo que el elemento, por una parte es necesario para el organismo porque favorece la contracción muscular y permite mantener el volumen sanguíneo, pero por otro, en exceso es perjudicial porque se relaciona mucho –explicó- con la retención de líquido en el cuerpo, lo que sobrecarga el trabajo del corazón, el hígado y el riñón, por lo que manifestó que cualquier estrategia que lleve al consumo de menos sal es positiva.

Igualmente, declaró que “la recomendación de consumo de sal es de aproximadamente 5 gramos de sal, que equivalen a 2 mil miligramos de sodio y hay que considerar de ocho a once gramos de sal al día, o sea son cifras que van muy por sobre la recomendación actual”.

Pese a ello, dijo que el pan es un alimento que en sí se consume mucho en la población y que en definitiva condiciona.

A su vez, afirmó que “una porción de aproximadamente 100 gramos de cualquier alimento que supere los 400 miligramos de sodio”.

En esa línea, afirmó que una porción debe tener menos de 140 miligramos de sodio y a eso apuntaría la estrategia gubernamental. Además dijo que “esto sería porque la base es que el chileno come mucho pan y es el alimento a considerar como estrategia para bajar el consumo de sodio, pero a lo mejor puede ser un cambio muy drástico y puede que no funcione”.

Asimismo aseveró que el pan no es considerado un alimento alto en sodio, como lo son las conservas, los caldos concentrados, las bebidas carbonatadas o los alimentos que se someten a técnicas de salado.  

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
La TribunaMarraquetaNutricionistaPanPanaderos

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes