suscríbete al boletín diario

Crónica

Parroquia Perpetuo Socorro: el histórico patrimonio angelino

Con un gran legado y riqueza cultural, el edificio fue construido a fines del siglo XIX, pese a ello no es reconocido como uno de los grandes monumentos históricos de la ciudad.


 Por La Tribuna

30-05-2016_20-22-46COTOLENGO80-1

El pasado domingo se celebró el Día del Patrimonio a nivel nacional, pero nuevamente uno de los lugares que no han sido tomados en cuenta es la iglesia.

El sacerdote de la parroquia “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro”, el padre Gustavo Valencia, contó que “esta es una iglesia muy antigua, de a finales del 1800. Fue un templo que perteneció a los dominicos y después a los redentoristas, entre ellos uno muy insigne que escribió mucho sobre aves en Chile. Después el año 51 llegó la congregación de Don Orione al lugar”.

Tras ello, añadió que cuando llegó la congregación, el templo tenía un convento ya antiguo, que casi se caía, no sólo por su antigüedad, sino que también por su mala mantención.

Años más tarde, se produjo el terremoto de 1960, donde a raíz que se le sacaron las tejas al edificio, quedó inestable y terminó por quebrarse.

Según Valencia “ahí la señora Cristina Suazo dio la orden de demoler el templo, pero el lugar no se demolió y como todas las cosas, la gente al principio no entra porque piensa que la estructura se va a caer, pero con el tiempo empieza a entrar, porque ha habido otros temblores y no pasó nada”.

Asimismo detalló que recién en la década de los 80’ se lograron los dineros para poder reconstruirla.

“Por parte de nuestra congregación, se le encargó al padre Antonio Casarín que viera el tema de la reconstrucción, aunque en ese tiempo el párroco era otro, pero el padre Antonio sabía de construcción y él se contactó con la señora Cristina Suazo, quien junto con Ronald Ramm comenzaron el proceso”, dijo Valencia.

Igualmente adicionó que fueron cambiando muchas cosas, aunque tratando de que quedara lo más similar a lo que era antes.

Además del templo, también existía el convento, el que tenía un claustro, el que era llamado “claustro de camelias” producto de que el lugar estaba repleto de estas flores.

Lo anterior se mantuvo así hasta el pasado terremoto del 2010, donde se cayeron 4 mil metros cuadrados de adobe, pertenecientes a lo que era el convento, aunque pudo ser reconstruido en un plazo de dos años manteniendo el techo, pero cambiando el adobe por cemento o madera, según el caso, donde en líneas generales se logró mantener la fachada.

 

ALGUNAS ANÉCDOTAS

Una de las cosas que le llama la atención al padre Valencia es lo que ocurrió tras el terremoto de 1960, donde pese a que el lugar tenía una orden de demolición, los fieles continuaron llegando para celebrar las misas. El sacerdote aseguró que “eso hoy en día sería casi imposible de hacerlo, pero se mantuvo la gente en la iglesia, iban igual y los curas rezaban dentro. Yo una vez vine y los curas a las 6 de la mañana estaban rezando dentro de la iglesia. Se dio orden de demolición, pero no dice que se está cayendo, sólo que es peligroso, pero la gente venía igual y los encargados tampoco dijeron algo. Yo creo que hoy en día estaríamos todos presos por incumplir la normativa”.

A lo anterior, agregó que cuando se empezó la reconstrucción, como no se podía ingresar, las misas se hicieron en los salones que están por calle Colón. Sostuvo que “toda la comunidad aportó en la reconstrucción, algunas personas aportaron con cemento, otras con la baldosa, gente que hizo rifas, bingos, venían a ayudar con las cosas. Se hizo un trabajo grandísimo para poder reconstruir la iglesia”.

 

El GRAN PATRIMONIO ANGELINO

Para el padre Valencia, la iglesia tiene una gran riqueza cultural para Los Ángeles algo que de momento no se ha destacado como se lo merece. “Hay que acordarse de que esto del día del patrimonio empezó el año 99’, si uno se da cuenta, Los Ángeles no tiene cosas patrimoniales, porque lo han tirado todo, entonces hacen un mall, un comercio y se tira la historia. Nosotros hemos mantenido eso, para darle importancia a lo que es el patrimonio verdadero y la gente ayudó en eso”, dijo.

En ese sentido, destacó que la Parroquia Perpetuo Socorro es el templo reconstruido más antiguo de la ciudad, aunque no se le reconoce como tal.

 

ATRACCIONES

Si bien, la historia del edificio es de por sí ya muy llamativa, hay diferentes atractivos que le dan mayor valor al templo.

El primero de ellos es que posee un sitio para que quienes lo deseen, dejen el ánfora de algún ser querido. La idea, según el padre Valencia es no dejar algo tan preciado botado en la casa.

El objetivo es que quede guardado en un lugar donde es visitado por el público y en un sitio sagrado.

El otro valor importante es que dentro de la iglesia se puede apreciar una casulla que fue utilizada por Karol Józef Wojty?a, es decir, San Juan Pablo Segundo mientras era Papa.

La vestimenta fue pedida por miembros de la parroquia, la que fue enviada directamente desde el Vaticano con un documento oficial del atuendo, algo único en Los Ángeles.

Asimismo el lugar cuenta con 14 imágenes del Vía Crucis de madera tallada, hechas hace más de 100 años.

Por último el templo rinde honor a Santa Filomena, teniendo una urna con la imagen de yeso de la importante figura cristiana.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
CotolengoLa TribunaLos ÁngelesParroquia Perpetuo Socorro

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes