suscríbete al boletín diario

Crónica

Dramática historia enfrenta a un padre con la OPD municipal por custodia de niña de 9 años

En una confusa historia, Fernando Sanhueza se ve enfrentado a la institución de la corporación edilicia. Él asegura que hay prácticas erróneas en los informes sicológicos, y la OPD dice que tiene problemas patológicos.


 Por La Tribuna

27-05-2016_20-10-12ESTUDIANTES6-1

Una trágica historia ha causado el mayor dolor de cabeza de miembros de la OPD del municipio angelino, y de una familia, luego de que un padre denunciara supuestas vulneraciones de derechos de su hija de 9 años, y terminara con una orden de alejamiento en contra de la menor.

Todo comenzó cuando Fernando Sanhueza hizo una denuncia ante Carabineros por el maltrato de su pareja (madre) hacia la menor, en circunstancia en que el Tribunal de Familia decretó que se le enviará un oficio a la OPD para evaluar la situación.

Sanhueza, padre de la pequeña, comentó que “el problema partió cuando el 11 de mayo se envió un informe de la Oficinas de Protección de Derechos de la infancia (OPD), donde se manifiestan ciertas irregularidades en el caso de mi hija de 9 años”.

Luego de esto, según el padre de la niña, “empiezan las indagatorias y citó a la mamá de mi hija y ella le cuenta lo que pasó, pero la Oficina de Protección tomó nombres de profesionales de la Unidad Pedagógica del colegio de la niña y el 11 de mayo la jueza decretó que se me sentencie con una orden de alejamiento a mi hija hasta que se hagan las pericias del Instituto Médico Legal”.

Sanhueza, responsabilizó a Fabiola Martínez Cifuentes, trabajadora social de la oficina en Los Ángeles y Carolina Sepúlveda López, sicóloga de la misma entidad, por emitir el informe con declaraciones que supuestamente nunca fueron.

“El sicólogo Carlos Rodríguez del Cesfam Norte desmintió todo lo dicho por la Oficina. En el informe dice que yo hostigué a este sicólogo para pedirle información de una entrevista que tuvo él con mi hija, algo que no fue así y él mismo se encargó de negarlo”, dijo.

A eso, agregó que en el mismo informe se asegura que Rodríguez le habría dicho a la madre que solicitara una orden de alejamiento, algo que el profesional también negó.

El padre de la menor aseguró que “Carlos Rodríguez me dijo que posterior a la entrevista, llegó la madre de mi hija con su actual pareja y le pidieron que hiciera un informe diciendo que yo le hacía daño a mi niña, pero él se negó porque nunca ha tratado conmigo, no me conoce”.

Por lo mismo, sostuvo que la OPD hizo un informe sin haber investigado si los hechos eran reales o no, lo que no está bien.

 

RESPUESTA DE LA OFICINA

Ante las fuertes acusaciones de Fernando Sanhueza, Carolina Soto, coordinadora de la Oficina de Protección de Derechos infantil de Los Ángeles manifestó que “este caso lo venimos siguiendo aproximadamente a mediados del año pasado cuando nos llegó una denuncia que hizo la abuela materna de la niña de supuestas negligencias que cometía la mamá de la menor. Al recabar la información se constató que no hubo vulneración de los derechos, que la niña se encontraba bien e informamos eso al tribunal”.

Asimismo fue la justicia que decretó que la abuela la visitara cada 15 días.

A eso, agregó que “pasado el tiempo nos dimos cuenta que seguía viniendo la abuela a denunciarnos supuestos hechos de negligencia y por otra parte, también el padre, Fernando Sanhueza, luego de hacer nuevamente las averiguaciones, nos dimos cuenta que no existían tales negligencia. Además nos dimos cuenta que ellos acudieron a otras instituciones, que nos empezaron a dar luces de que algo más podía estar pasando”.

Tras ello, según Soto, la abuela y el padre de la menor volvieron a poner una denuncia, por lo que la OPD profundizó el tema y se puso en contacto con el colegio de la niña, quienes se mostraron preocupados a raíz de que Sanhueza va constantemente al colegio, trata de hablar con la niña, lo han visto espiando con binoculares desde el edificio del frente.

Por lo mismo, la institución informó al tribunal, que decidió quitarle la visita a la abuela y declarar la prohibición de acercamiento de ella y el padre hasta que se evaluara la condición siquiátrica de ambos.

Respecto a la denuncia efectuada por Sanhueza, Soto declaró que “en uno de los informes se señaló que en entrevista con la madre, ella nos dijo que en una entrevista con el sicólogo él le habría dicho que este hombre acudió donde él. En el informe jamás se dice que fue el sicólogo el que nos dijo directamente a nosotros, sino que por voz de la madre, ella fue la que nos dijo”.

Asimismo detalló que la determinación de la prohibición de acercarse a la niña no tiene relación con dicho informe, sino que con la serie de hechos en que él ha tenido conductas “un poco patológicas”, como el hecho de ir a ver a la niña, sin tener permiso, debido a que no tiene visitas programadas con ella, y se instalaba con binoculares para vigilarla.

En ese sentido, la coordinadora de la Oficina de Protección de Derechos infantil de Los Ángeles aseguró que “nosotros le sugerimos a él que esperara los informes del DAM y el SML, quienes iban a determinar cuáles son las personas más indicadas para tener la tuición de la menor, pero fueron más de tres veces que le dijimos y no hubo caso”.

Asimismo, declaró que lo que ellos como oficina hacen, es hacer un informe preliminar y lo que percibieron era que a la pequeña le hacía más mal que bien estar en contacto con su abuela y padre y eso fue lo que se informó al tribunal, pero es la justicia la que determina las medidas.

De la misma forma, enfatizó en que “por eso cuando él dice que nosotros le quitamos a su hija está mal, porque no fuimos nosotros, fue el Tribunal de Familia el que decretó eso, de acuerdo a lo que nosotros informamos”.

Igualmente Soto fue enfática en decir que ellos no han cometido falta alguna y que se ha acogido a todo lo que el tribunal les solicitó.

EL ESTADO DE LA PEQUEÑA

En relación a cómo se encuentra la menor, la coordinadora de la Oficina de Protección de Derechos infantil de Los Ángeles sostuvo que “ella dice que está aburrida de que le pregunten lo que le pasa y que todos la interroguen. Ella realmente está en una situación de estrés. Al final ellos creyendo que le están haciendo un bien, le están provocando un mal”.

 

LA OPINIÓN DE UN ESPECIALISTA

Dada la compleja situación que vive la pequeña, el sicólogo experto en menores y director de la escuela de sicología de la Universidad Mayor de Temuco, Alexis Soto, detalló que “siempre es importante saber desde donde el menor nutre su afecta, su autoestima y busca consolidarse como persona, sobre todo cuando son pequeños”.

En ese sentido, dijo que cuando los niños comienzan a tener dificultades en la relación con sus padres, independiente de la causa del conflicto, el niño siempre se va a ver afectado, porque queda en medio del problema.

“Malamente los padres tendemos a generar alianzas con los niños y le dicen ‘mira lo que hace tu mamá, no te quiere’ y el niño queda triangulado sin saber qué decir o con quien relacionarse para no dañar a otro y finalmente es el menor el que sale mal, porque debe afrontar la separación y debe ver establecer una alianza, asumiendo que con el otro se siente traidor”, afirmó el sicólogo.

Por último, dijo que si el menor no cuenta con redes fuera éste núcleo, como tíos, primos, amigos que ayuden a despejar el tema, el niño va a acumular información y va a generar un cuadro de estrés que le va a afectar en términos escolares o de relación con otras personas.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
DenunciaLa TribunaLos ÁngelesOPDProblema

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes