suscríbete al boletín diario

Crónica

Tramitan proyecto de ley para establecer aportes al espacio público

La medida está siendo implementada en conjunto entre el Ministerio de Vivienda y Urbanismo y Ministerio de Telecomunicaciones y Transporte.


 Por La Tribuna

15-05-2016_18-04-457.1-1

 

Con el objetivo de establecer un sistema de aportes al espacio público, aplicables a los proyectos de construcción, el Ministerio de Vivienda y Urbanismo en unión con el Ministerio de Telecomunicaciones y Transportes está tramitando el proyecto que modificará la normativa relativa a la Ley General de Urbanismo y Construcciones.

 

Este mecanismo tiene por finalidad reemplazar los Eistu (Estudio de impacto al sistema de transporte urbano), sistema por el cual se rigen los proyectos para construir centro comerciales y viviendas desde el año 2003, el que norma que, los proyectos comerciales y residenciales deben hacer mitigaciones viales según ciertos criterios, uno de ellos la cantidad de estacionamientos, los que no deben sobrepasar los 150 en un edificio comercial y los 250 en uno residencial. De esta manera si son construidos 149 o 249 estacionamientos respectivamente, las empresas evitan la inversión en el espacio público.

 

Al respecto el seremi de Vivienda y Urbanismo, Jaime Arévalo, expresó que “lo que se trata es poder establecer una adecuada relación entre la generación de espacios públicos versus la densificación que sufren nuestras ciudades con la construcción de edificios que elevan sustantivamente la masa crítica de habitantes en un determinado sector”.

 

Tras ello, la autoridad de la cartera agregó que “la idea es que podamos generar las mitigaciones correspondientes de este tipo de proyectos, las que deberán ser ejecutadas previamente a ser construidos los determinados conjuntos habitacionales”.

 

A raíz de lo anterior, el seremi precisó que “esta ley de aporte al espacio público considera 2 elementos que son centrales, un 70% de aporte orientado a obras de vialidad y otro 30% orientado al mejoramiento y generación de espacios públicos”.

 

Finalmente, el secretario regional ministerial manifestó, que “es muy importante destacar que las municipalidades deben aprobar un plan de inversión para que esto ocurra con una adecuada planificación, esto también va a impactar positivamente en la actualización y atribuciones de los planes reguladores, también a aquellas enmiendas que se tengan que hacer a los instrumentos de planificación, planos seccionales, de tal manera de tender a una relación más equitativa en relación al impacto que  hoy provocan en las diferentes ciudades del país los proyectos de densificación urbana”.

 

Cabe destacar, que la medida apunta a establecer que los proyectos que generan un impacto importante en la movilidad local deberán desarrollar soluciones directas que mejores su entorno, tanto de la infraestructura del transporte público y privado como de los no motorizados. En consecuencia las mitigaciones podrán ser: ciclovías, mejoramiento y adecuación de la vialidad, paraderos, pistas exclusivas para buses, semáforos, señalización y terminales.

 

Por último, se debe contextualizar que al conseguirse la aprobación total del proyecto de ley (la que se encuentra en su etapa final en el Congreso), los municipios tienen un plazo de 18 meses para elaborar un plan de las inversiones que se podrán hacer en espacios públicos e infraestructura de movilidad fijados en los instrumentos de planificación territorial.

 

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Ley de urbanismoUrbanismo

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes